arrow

Supercross (2005)

4,8
355
Votar
Plugin no soportado
Añadir a listas
Sinopsis
Dos hermanos, tras las sospechosa muerte de su padre, vuelven a la ciudad de Las Vegas para competir en un importante campeonato de motocross. (FILMAFFINITY)
Dirección
Reparto
Año / País:
/ Estados Unidos Estados Unidos
Título original:
Supercross
Duración
77 min.
Guion
Bart Baker, Ken Solarz
Música
Jasper Randall
Fotografía
William Wages
Productora
20th Century Fox
Género
Acción Deporte Motos
5
supercross
Película sin muchas pretensiones que puede resultar entretenida. Contiene todo la típico de estas películas: Dialogos estúpidos,tías buenas...
La película es algo parecido a la saga "a todo gas" pero en motos y mucho menos es pectacular.
[Leer más +]
7 de 9 usuarios han encontrado esta crítica útil
10
El deporte de mi vida merece un 10
Seguro que a muchos sorprenderá que puntúe con la máxima nota a una película bastante "normalilla" tirando a pobre en cuánto a actores, personajes, guión, diálogos... pero chicos y chicas, no hay nota suficiente para valorar las imágenes de Motocross y Supercross que aparecen la mayor parte del tiempo, y es que como digo en el título éste es el deporte de mi vida, el que practiqué en mi juventud y sigo disfrutando de ver siempre que tengo la oportunidad.

La peli está muy bien adaptada a este deporte gracias a la participación como asesor de dirección del piloto norteamericano Ricky Johnson, uno de los "mitos" vivientes que ha dado este deporte. Las tomas aéreas de los estadios norteamericanos repletos de público para vivir en directo uno de los mayores espectáculos del mundo son impresionantes, el uso de la cámara lenta se hace imprescindible para poder admirar la maestría de los pilotos profesionales que participan en la película interpretándose a sí mismos, y cualquier buen aficionado verá en la pantalla a tipos como Jeremy McGrath, Ricky Carmichael, James Steward, Chad Reed o el freestyler Kenny Bartram (el que hace el papel de doble de la chica haciendo el backflip o salto mortal). Muy divertido también el "papel" de Tyler Evans, un durísimo piloto norteamericano que se interpreta a sí mismo haciendo de "malote", no os perdáis la escena donde la cámara le va siguiendo y él va andando sin camiseta, con su impresionante espalda a la vista y sus numerosos tatuajes cubriendo casi todo el cuerpo.

En fín, no os toméis a mal esta crítica tan positiva de una película que a muchos os parecerá un auténtico tostón, pero daros cuenta de que ni siquiera he hablado de la historia, porque para mí, esta película sin historia habría sido lo mismo, una verdadera gozada que ningún amante de este deporte debería perderse... y siempre le puedes dar al avance rápìdo cuando no haya escenas de carreras en pantalla.
[Leer más +]
5 de 9 usuarios han encontrado esta crítica útil