arrow

Bleach (Serie de TV) (2004)

7,2
8.966
Votar
Plugin no soportado
Añadir a listas
Sinopsis
Serie de TV (2004-2012). 366 episodios. Ichigo Kurosaki es un chico de 15 años que puede ver espíritus. Intentando proteger el espíritu de una niña pequeña de un hollow , tiene un encuentro con un espíritu malvado y una shinigami. Después Ichigo Kurosaki encuentra a la chica en su habitación, ella se presenta como Rukia Kuchiki, y explica el objetivo de los shinigami. El hollow vuelve y deja a Rukia Kuchiki herida, para salvar a la familia de Ichigo Rukia le traspasa sus poderes y así se convierte en un shinigami. (FILMAFFINITY)
Dirección
Reparto
Año / País:
/ Japón Japón
Título original:
Burîchi (Bleach) (TV Series)
Duración
25 min.
Guion
Manga: Kubo Tite
Música
Varios
Fotografía
Animation
Productora
Studio Pierrot Co. Ltd. / DENTSU Music And Entertainment
Género
Serie de TV Animación Aventuras Acción Fantástico Manga Animación para adultos
Grupos  Novedad
Bleach
8
Espadones, transformaciones, técnicas espirituales... ¡¡VIVA!!
A diferencia de la cansina "Naruto", esta serie con nombre de disco de Nirvana, revitaliza el espíritu shonen sobremanera (shonen es, para quien no lo sepa y le interese, aunque esta serie la verán claramente frikis y chavalines hacia los que no va muy dirigida, un manga/anime para chicos, uséase, de hostias y hechizos, mayormente). No es muy innovadora, no tiene mucha originalidad, pero oye, es la serie entretenidísima con la que los tipos que solemos acudir al Expocómic nos flipamos mazo, y alucinamos en colores viendo cómo el nuevo personaje que ha aparecido tiene la suprema habilidad de destrucción que podría destruir el mundo con un solo movimiento de muñeca (que hace y no mata al prota, pero bueno).

Como en la paupérrima serie "Entre fantasmas" (aunque el manga de Bleach es anterior, y el anime creo que también), aquí tenemos a un chaval que vive una vida normal si no fuera porque puede ver espíritus, a los que trata de ayudar para que vayan al otro lado. Pero un día se encuentra con una shinigami (Dios de la Muerte), a quien acaba encontrándose luchando contra un Hollow (un fantasma malo, como los de "Poltergeist" o los malos de "Cazafantasmas"), que la deja herida. En ese momento, la tía le pasa los poderes al prota por arte de birlibirloque, y hala, a comenzar la serie. Por suerte, a diferencia de tantas otras series que suelen durar únicamente una temporada, sus capítulos no son todos clónicos, centrados a ver cómo se carga a nosequé espíritu. En un principio es un poco así, durante los primeros 13 capítulos más o menos, pero eso sí, capítulos bien diferenciados, que no se hacen cargantes en ningún momento, incluyendo nuevos personajes y detalles argumentales que luego adquirirán importancia pero que, por el momento, excitan las pupilas y abren los párpados y destaponan los oídos.

No me voy a centrar mucho en destacar su animación, que es la típica de las series japonesas, no soy muy detallista con eso así que no puedo ver si las narices de los tíos son más o menos puntiagudas, etcétera. Tampoco en los personajes, que son los tópicos con carisma que pocas series se pueden permitir: el silencioso, el bruto con buen corazón, la maestra que se desespera, la chiquilla dulce, el impulsivo prota (BUT KON IS GOD!)... Ninguno de ellos es cargante, y están tratados con mucho humor y el punto necesario de dramatismo según el momento de la serie en el que se encuentren.

No diré que es la sucesora de DB ni nada, porque odio esa frase. Sólo diré (sin spoilear, que no mola) que a partir del capítulo 15 comienza una de las sagas que más impactan en el anime moderno, bestia, emocionante, con transformaciones de esas que van en progresión, es decir, que cada vez son más a lo bestia y a ver quién se convierte en el guerrero supremo. Según parece, luego el «Me transformo en mega-ultra...» sigue y sigue, pero bueno, aún no me he atrevido a seguir. Eso sí, el relleno tiene guión, animación, y no insulta al espectador.

[Anotación en spoiler]
[Leer más +]
25 de 39 usuarios han encontrado esta crítica útil
6
Exponencial decreciente: lo típico en shonen largas
Bleach tiene un montón de cosas por las que empezar a verla ... y un montón por las que dejarla más adelante. En cierta ocasión me contaron que en Japón, una vez sacada una temporada de una serie que ha pegado fuerte, hacen una encuesta entre los fans para ver qué les ha gustado más y con eso se quedan. La desgracia en el shonen, con un público mayoritariamente adolescente y masculino en Japón, es que eso suele ser el personaje más emo, el que da las yoyas más grandes, el secundario gracioso y la chica con generosa delantera. O sea, todas derivan a lo mismo. Bleach partía de una idea curiosa, la existencia de una sociedad al cargo de las almas de los muertos, ya que de no enviarlas al más allá, volverían como espíritus hambrientos. La gracia radicaba sobre todo en el gran número de secundarios extraños que rodeaban al protagonista, que en si era bastante soso. El reparto crece más adelante para incorporar personajes aún más raros en la Sociedad de Almas, pero a partir de cierto punto deviene en peleas kilométricas a lo largo de varios episodios y la clásica escalada de poder entre buenos y malos. Como en Dragon Ball. Ah, y los secundarios que hacían que valiese la pena seguir aún la serie ... se los debieron de llevar los votos :(
Aun así. merece mucho la pena ver los primeros episodios.
[Leer más +]
11 de 13 usuarios han encontrado esta crítica útil