arrow

Te querré siempre (1954)

Te querré siempre
Trailer
7,5
4.051
Votar
Plugin no soportado
Añadir a listas
Sinopsis
Un matrimonio inglés viaja a Italia para vender una villa que ha heredado cerca de Nápoles. Al alejarse del ambiente londinense y encontrarse en un paisaje y en un mundo ajenos, la pareja experimenta sentimientos olvidados, como los celos y el resentimiento. (FILMAFFINITY)
Dirección
Reparto
Año / País:
/ Italia Italia
Título original:
Viaggio in Italia (Voyage in Italy)
Duración
80 min.
Guion
Roberto Rossellini, Vitaliano Brancati, Antonio Pietrangeli
Música
Renzo Rossellini
Fotografía
Enzo Serafin (B&W)
Productora
Coproducción Italia-Francia; Sveva Film / Junior Film / Italia Film / Les Films d'Ariane / Francinez
Género
Drama Romance Melodrama Celos
10
Cautivador drama sobre las relaciones de pareja
Rossellini filmó esta cáustica fábula sobre el reencuentro con el amor y la ilusión perdidos unos pocos años después de contraer matrimonio con su musa Ingrid Bergman. Fue su tercera película juntos (llegarían a trabajar en cinco) y en ella Rossellini volcó todo su esfuerzo cinematográfico en filmar y transmitir toda la experiencia interior de una mujer decepcionada. El director quiso hablar del amor sintiéndose enamorado, pero paradójicamente disertó sobre su fragilidad, su evanescente realidad, su precaria existencia y las circunstancias terrenales que limitan su supervivencia; aspectos que, en el tiempo, conducen las relaciones sentimentales humanas a un abismo de desidia, monotonía y desilusión. Rossellini encontró su inspiración en su esposa y también en la magia mediterránea de los paisajes y monumentos del sur de Italia, sin lugar a dudas el personaje protagonista más influyente y decisivo de la película. Te querré siempre aborda un viaje literal para el reencuentro consigo mismo, un paseo interior por la sabiduría natural y la condición humana, las reflexiones íntimas de una mujer que se enfrenta a una vida de insatisfacción, mentiras y conformismos hipócritas.
[Leer más +]
49 de 54 usuarios han encontrado esta crítica útil
8
Te quiero
Tercer largometraje de Rossellini (1906-77) protagonizado por Ingrid Bergman. Escriben el guión Vitaliano Bracanti, Antonio Pietrangeli y R. Rossellini. Se rueda en escenarios naturales de Campania y en los platós de Titanus Studios (Roma). Producido por Adolfo Fossataro, Alfredo Guarini y R. Rossellini para Sveva Films e Italia Films (Roma) y Les Films d’Ariane y Francinex (Paris), se estrena el 7-IX-1954 (Italia).

La acción dramática tiene lugar a lo largo de 3 o 4 días del invierno de 1954, en Nápoles, Capri, Pompeya y alrededores. Alexander “Alex” Joyce (Sanders), armador londinense, y su esposa Katherine (Bergman), casados desde hace 8 años, viajan en coche desde Londres a Nápoles para gestionar la venta de una villa en el campo que han heredado del tío Mitchel. Ambos son ingleses, gozan de una posición económica acomodada, son cultos y refinados. Ella, de unos 40 años, desea visitar los museos, monumentos, catacumbas y lugares históricos. También desea recorrer el paisaje y conocer de cerca el Vesubio. Él, próximo a los 50 años, prefiere pasar unos días de descanso en Capri junto a unos amigos, flirtear con una antigua conocida, salir de noche y entretenerse con una chica de pago (Proclemer).

El film es un drama con elementos de comedia y de documental. Es una obra singular e innovadora, que se separa del movimiento neorrealista impulsado por Rossellini, para focalizar la atención en el análisis del mundo interior de los personajes, de sus emociones íntimas, sus sentimientos, deseos e impulsos. A Rossellini le sigue preocupando la exploración de la realidad, sigue siendo un autor realista, pero su maduración como cineasta ha propiciado una evolución que le ha desplazado el foco de atención a la realidad interior del ser humano. La nueva etapa del autor prepara el camino de lo que será la “nouvelle vague”, se adelanta a “Al final de la escapada” (Godard, 1960) y prefigura el advenimiento del cine moderno.

Opta por un cine sencillo, sobrio e intimista, en el que lo más importante es la mirada del espectador. La imagen ocupa espacios reservados en trabajos anteriores a la palabra, el diálogo, la banda sonora, el sonido ambiental. A través de la imagen explica el estado de ánimo de los protagonistas: los gestos exteriorizan la intimidad de los personajes, el entorno cumple funciones de descripción de sentimientos y deseos, etc.

La imagen adquiere una nueva centralidad y gran trascendencia dentro del conjunto de los recursos expresivos. Con imágenes sugiere la distancia que separa a Alex de Katherine, la gran turbación emocional que afecta a Katherine (visita al Museo Arqueológico de Nápoles), los pensamientos que la embargan durante su paseo en coche por la ciudad, la frustración que siente por su rechazo de la maternidad, etc. La breve aventura de Alex en Capri se salda en fracaso, soledad y desolación (bar de copas, prostituta...).

(Sigue en el "spoiler" sin desvelar partes del argumento)
[Leer más +]
37 de 42 usuarios han encontrado esta crítica útil