arrow

Manos sucias en la ciudad (1974)

5,9
83
Votar
Plugin no soportado
Añadir a listas
Sinopsis
Gould y Blake, dos policías de Los Ángeles, hacen caso omiso a sus superiores y le siguen la pista a Rizzo, un peligroso capo de la mafia. Hartos de que les encarguen siempre asuntos irrelevantes, se dan cuenta de que este caso puede ser la oportunidad para encontrarle un sentido a su trabajo. (FILMAFFINITY)
Dirección
Reparto
  Ver reparto completo
Año / País:
/ Estados Unidos Estados Unidos
Título original:
Busting
Duración
88 min.
Guion
Peter Hyams
Música
Billy Goldenberg
Fotografía
Earl Rath
Productora
Chartoff-Winkler Productions. Distribuida por United Artists
Género
Comedia Policíaco
7
Las aventuras de Keneely y Farrel.
Entretenida comedia policíaca dirigida por Peter Hyams, quien posteriormente realizaría cintas como la secuela “Capricornio uno” o la secuela “2010: Odisea dos”, entre otras.

Michael Keneely (Elliott Gould) y Patrick Farrel (Robert Blake) son dos policías de Los Ángeles pertenecientes a la brigada contra el vicio que se encargan de asuntos sencillos que no salen de la pura rutina: alboroto en un local de ambiente, vigilancia en unos retretes públicos, etc. La buena relación entre los dos agentes y su poca pasión por el trabajo que realizan hasta el momento, les empuja a adentrarse en una investigación más compleja y peligrosa, siguiendo la pista de un narcotraficante llamado Rizzo (Allen Garfield). Pero las influencias de este último, que llegan hasta las altas esferas de la propia policía, complicarán mucho la vida a los dos agentes, que recibirán órdenes tajantes por parte de su superior de olvidarse de los asuntos que ellos persiguen.

Pero obedecer órdenes al pie de la letra no forma parte del código de conducta de Keneely y Farrel, que para interrogar no dudan en amenazar con presentarse ante la mujer de alguien que es infiel o revolver un piso entero si con ello consiguen datos para sus pesquisas. Los dos policías comparten entre sí su soltería (que les permite tomarse todo el tiempo del mundo para sus investigaciones) y maneras chulescas e indiferentes, destacando el aspecto desaliñado de Keneely, tocado con un gorro con bolita para guarecerse del frío y haciendo pompas con los chicles que masca sin cesar mientras esconde su rostro tras unas enormes patillas y un gran bigote. Farrel cuida más su aspecto e incluso a veces sus formas delatan que es policía. Es característico el hecho de llevar siempre consigo un pitillo apagado entre los labios, luciendo el mismo ligeramente caído, parodiando con ello a los típicos detectives del cine negro.

Aunque no es una gran película, merece la oportunidad de ser vista por cumplir con su propósito de entretener haciendo sangre de las películas policíacas que durante el año de producción de ésta, salían como churros de las grandes compañías cinematográficas.
[Leer más +]
9 de 9 usuarios han encontrado esta crítica útil
5
Hay otra "Manos sucias"...española...¡¡¡Obra Maestra!!
Esta peli de Peter Hyams la vi hace un montón de años. Aceptable, nada más, se ve y se olvida. Su director luego hizo otras que pasaron a ser mejores trabajos. "Capricornio Uno", "Odisea 2010" que a nadie le gusta y a mi personalmente no me disgusta, hombre no se puede comparar con la primera de Kubrick pero lo dicho...aceptable, "Atmosfera cero" otra que está bastante bien, remake moderno de "Solo ante el peligro".

Este título de "Manos Sucias" es igual que el de la película española de Jose Antonio de la Loma (1957), por cierto, obra maestra del cine español que absolutamente nadie conoce. Pensé que aquí, en Filmaffinity encontraría alguna referencia sobre ella pero no, no la encontré. Valgan mis palabras para que por lo menos se nombre.

Saludos.
[Leer más +]
2 de 3 usuarios han encontrado esta crítica útil