arrow

Play (2011)

Play
Trailer
6,7
496
Votar
Plugin no soportado
Añadir a listas
Sinopsis
Basado en hechos reales, cuenta la historia de unos niños negros de entre 12 y 14 años, hijos de inmigrantes, que robaban a otros muchachos con intimidación, utilizando a su favor el racismo y los prejuicios sociales. (FILMAFFINITY)
Dirección
Reparto
  Ver reparto completo
Año / País:
/ Suecia Suecia
Título original:
Play
Duración
118 min.
Guion
Ruben Östlund, Erik Hemmendorff
Música
Saunder Juurians, Danny Bensi
Fotografía
Marius Dybwad Brandrud
Productora
Plattform Produktion / Film i Väst / Société Parisienne de Production /
Género
Drama Basado en hechos reales Robos & Atracos Infancia
8
El realizador Ruben Östlund promete
Quizás el ritmo de la película pueda desconcertar un poco al inicio, hasta que uno se acostumbra a los tiempos de Östlund (los tiempos de él no son los de otros realizadores). La cámara fija en un ámbito o paisaje estático, con los protagonistas entrando o saliendo de escena son una constante, para dejar paso a instantes de vacío. No es ociosa esta aparente lentitud. Va encrespando el climax de lo que en definitiva a ser la desembocadura del final.
Retrata la sociedad tradicional sueca, inflexiblemente respetuosa del orden, la ley y el respeto a los conciudadanos, cuando va advirtiendo en la actualidad que extraños a su medio (para el caso los inmigrantes) no lo hacen, y entonces queda inerme y desconcertada. No hay reacción ante los avallasamientos, el delito y hasta la humillación personal ante lo desconocido, lo no inculcado. Por eso creo que el director ha puesto el dedo en la llaga en un asunto tan sensible como la invasión migratoria en los países donde reina el "estado de bienestar". Éste se ve alterado y conmovido con respuestas de resentimiento y violencia por quienes no pueden acceder al sistema. Como contrapartida entonces, se mueven libremente ante la insólita indiferencia o el temor de una sociedad que hasta esas injustas incursiones se manejaba conforme a su propia y sólida conciencia y desconoce cuándo y como articular la defensa de sus bienes y derechos. No es un filme racista. Es un retrato de lo que está ocurriendo en la realidad de los países centrales europeos. Cada espectador debe sacar sus propias conclusiones y tomar partido por quienes intentan reaccionar bajo el posible repudio de otros ciudadanos que sostienen principios teóricos contrarios a la propia existencia de su forma de vida o por quienes son presuntamente vulnerables. En este desconcierto, hasta las autoridades que debieran restablecer el orden y la paz social llegan a adoptar actitudes injustas para sus propios coterráneos. Sólido film que mueve a la meditación y luego al debate.
[Leer más +]
23 de 24 usuarios han encontrado esta crítica útil
6
Involuntario
Como una mezcla imposible del cine de Jacques Tati y el de realismo social con sabor europeo (Dardenne, Mungiu), Ruben Östlund se reafirma con "Play" como uno de esos directores inconformistas que intentan renovarse e ir más lejos en cada película. Su irregular "Gitarrmongot" tenía ideas y conceptos que fueron llevados más allá con "Involuntary" que casi funcionaba como un ejercicio de voyeurismo extremo que creaba esa incomodidad a la que hacía referencia su título. En "Play" recoge una idea de la que parte su cortometraje "Incident by a Bank", que viene a ser mantener el plano el mayor tiempo posible y mover la cámara con suaves travellings sin cortar la secuencia, dejando que todo pase dentro de cámara buscando cierta sensación de narración orgánica, sin abusar del montaje ni distraer la atención.

Muy de Tati esto último pues sus planos largos y sostenidos nos obligan a estar pendientes de cada sitio de la pantalla para saber por dónde va a suceder la acción. Así, su primer plano, en un centro comercial, inicia sin mostrar a un protagonista fijo hasta que centra su mirada en un par de niños. Unos minutos más tarde ya sabemos qué va a suceder pero la cámara sólo se ha movido ligeramente y ha dado al espectador la información necesaria para crear el contexto. Basada en un caso real de unos robos cometidos en Suecia (algo que aparentemente es bastante común por allí, aunque el tipo de violencia que aquí se ve existe en todas partes), el film dura sus buenas dos horas y apenas se nota. El ritmo que Östlund imprime a cada secuencia está perfectamente calculado para que el tedio no se convierta en un personaje extra y que toda la atención se centre sobre lo sucedido. Por el camino, una crítica social bien reflejada (pero sin subtrayados innecesarios) y la sensación de que se ha visto algo diferente a lo habitual. Buen cine, de apariencia fría pero en el que se entra sin problema. Pocas veces una cámara tan inmóvil ha mostrado tanto haciendo uso de herramientas tan básicas como los zooms (out e in), el fuera de campo y los suaves deslizamientos laterales.
[Leer más +]
11 de 16 usuarios han encontrado esta crítica útil