arrow

Rey David (1985)

5,0
733
Votar
Plugin no soportado
Añadir a listas
Sinopsis
Designado como futuro rey por el profeta Samuel, el joven David vence con su honda al amenazador gigante Goliath. Pero el rey Saul, celoso del nuevo héroe, le quiere quitar la vida y le hará la guerra durante largo tiempo. (FILMAFFINITY)
Dirección
Reparto
  Ver reparto completo
Año / País:
/ Estados Unidos Estados Unidos
Título original:
King David
Duración
115 min.
Guion
Andrew Birkin, James Costigan
Música
Carl Davis
Fotografía
Donald McAlpine
Productora
Coproducción USA-GB; Paramount Pictures
Género
Drama Aventuras Histórico Biblia
5
La historia de Saúl y David.
La bíblica y legendaria historia de la rivalidad de Saúl y David (sí, el que se cargó a Goliat) dirigida por el irregular Beresford, con la típica buena ambientación inglesa y sus buenos intérpretes (salvo el aburrido, inexpresivo y diminuto de talento y espíritu para el papel Richar Gere), resulta ser una película aséptica, previsible, sin garra ni capacidad de sorprender.
Interesante como mero documento histórico de liviana coherencia para entender las primeras civilizaciones (sí, cerca de dónde Jorgito Bush y su "equipo Jarl" han liberado a base de bombas inteligentes al mundo). Y nada más.
[Leer más +]
11 de 17 usuarios han encontrado esta crítica útil
7
Historia bíblica lejos de los maniqueísmos típicos
Se trata de una producción discreta que pasó sin pena ni gloria pero que a mí, particularmente, sí me dejó un buen sabor de boca. La vi en los 80, en video doméstico, y ahora que estoy leyendo bastante sobre los pueblos del antiguo testamento tenia ganas de verla de nuevo y no me ha defraudado.

Lo que se agradece de la película es que se aleje de dualismos maniqueos y humanice a los legendarios Samuel, Saúl o David. Por otra parte, al retratar la bestialidad de aquellos primeros reyes hebreos es muy fiel a lo que describe la Biblia en los Libros de Samuel. Samuel es un profeta que no duda en decapitar al rey de los amorreos en nombre de Yahvé. Saúl es un rey valiente, pero a la vez celoso de David y busca la muerte de este. David, el héroe de leyenda vencedor de Goliath (muy bien filmada la secuencia del combate), deviene en un rey justo pero al mismo tiempo no duda en cargarse a un capitán hitita para robarle la esposa. Encima, acabaría con sus antiguos aliados filisteos a pesar de haber jurado no tocar aquella tierra.

En resumidas cuentas, la nación hebrea se forjó de manera no muy diferente a la de otras naciones, a base de sangre, traiciones y aplastar a los más débiles. Por esto no deja de ser gracioso que el mismo Dios que en el Antiguo Testamento pide la muerte de niños, mujeres y ancianos, en el Nuevo Testamento se erija como ideal del bien y del valor supremo de toda vida humana.
[Leer más +]
5 de 5 usuarios han encontrado esta crítica útil