arrow

Matar o morir (Peppermint) (2018)

Matar o morir (Peppermint)
Trailer
5,3
1.600
Votar
Plugin no soportado
Añadir a listas
Sinopsis
Riley North (Jennifer Garner) despierta de un coma y se entera de que su marido y su hija han sido brutalmente asesinados. Cuando años después el sistema que debe juzgar a los asesinos demuestra su fracaso, Riley decide tomarse la justicia por su mano. (FILMAFFINITY)
Dirección
Reparto
  Ver reparto completo
Año / País:
/ Estados Unidos Estados Unidos
Título original:
Peppermint
Duración
102 min.
Estreno
19 de octubre de 2018
Guion
Chad St. John
Música
Simon Franglen
Fotografía
David Lanzenberg
Productora
Coproducción Estados Unidos-Hong Kong; Laskeshore Entertainment / Huayi Brothers / STX Entertainment
Género
Thriller Acción Venganza
6
Jennifer Garner sabe repartir estopa
Película palomitera bastante predecible, pero que no intenta engañar a nadie, Jennifer Garner es una justiciera a la que han matado a su marido e hijo y se toma la justicia por su mano contra una banda de peligrosos traficantes hispanos.

Dirige el francés Pierre Morel un discípulo de la factoría de Luc Besson (Europacorp) que tiene en su haber títulos fuertes de acción como "Taken" (Venganza) "Desde París con amor", "Distrito 13" o "Caza al asesino" por lo que tiene bastante maestría a la hora de filmar todo tipo de escenas violentas.

Jennifer Garner se defiende muy bien entre las comedias familiares y este tipo de heroínas como ya demostró en "Elektra" o la serie "Alias" aquí el guión de Chad St. John ("Objetivo Londres") no alcanza el nivel de "John Wick" o de "Atomica"pero se le acerca en cuanto al número de muertos durante todo el metraje.

En resumidas cuentas nos encontramos con una película muy entretenida al estilo de justicieros Bronson-Willis-Neeson que nos hará pasar un buen rato sin la necesidad de mirar el reloj continuamente.
Destino Arrakis.com
[Leer más +]
17 de 19 usuarios han encontrado esta crítica útil
4
Mujer empoderada.
La más reciente película del realizador francés Pierre Morel es una reinterpretación a su mayor éxito, ‘Taken’, primera parte de la saga producida por Luc Besson a la que Liam Neeson supo sacar gran provecho, cuyo rol es interpretado ahora por Jennifer Garner, en una clara alusión a los tiempos que corren, tratando de empoderar al género femenino y sacar un poco de provecho de ello.

Riley North (Jennifer Garner) llega tarde al festejo del cumpleaños de su pequeña hija Carly (Cailey Fleming), por cuestiones de trabajo, al llegar se entera que nadie acudió a la fiesta, tras una discusión con la madre de una compañera de la escuela de Carly, por lo que con su esposo Chris (Jeff Hephner), deciden levarla a una feria para festejarla y comer, pero justo antes de volver a casa, Chris y Carly mueren al ser atacados por los matones de un poderoso narcotraficante al que un compañero de Chris pretendía estafar.

Riley también es alcanzada por las balas y cae en coma, pero al volver en sí consigue reconocer a los matones, pero por actos de corrupción y el miedo al que el narco llamado Diego García (Juan Pablo Raba) tiene sometido a las autoridades los dejan en libertad, Riley explota de ira y logra escapar, para reaparecer cinco años después en busca de venganza.

Bajo la sombra de películas como la ya mencionada ‘Taken’, ‘John Wick’ o ‘Atomic Blonde’, ‘Peppermint’ es un rejunto de tópicos del cine de venganza narrada de manera poco prolija y con una innumerable cantidad de huecos en su guion, que se resiente en un relato desorganizado y con una gran cantidad de situaciones que violentan la poca lógica interna.

El principal fallo de la película es que no permite al espectador crear algo de empatía con el personaje que interpreta Jennifer Garner, quien, tras vivir el momento traumático de la muerte de su familia, al siguiente plano reaparece como una suerte de Sarah Connor todopoderosa, quien elimina a todo el que se le ponga enfrente de la manera más simplona y casi sin problema alguno.

La película se enfrenta a problemas de ritmo, y sobre todo de cohesión dentro de lo que se narra, abusando de los estereotipos y lugares comunes, dando como resultado una película fallida, ordinaria y poco emocionante, a excepción de los últimos 15-20 minutos que logran generar algo de tensión.

https://tantocine.com/matar-o-morir-de-pierre-morel/
[Leer más +]
7 de 9 usuarios han encontrado esta crítica útil