arrow

En realidad, nunca estuviste aquí (2017)

6,0
7.866
Votar
Plugin no soportado
Añadir a listas
Sinopsis
Joe (Joaquin Phoenix), ex marine y antiguo veterano de guerra, es un tipo solitario que dedica su tiempo a intentar salvar a mujeres que son explotadas sexualmente. No se permite ni amigos ni amantes y se gana la vida rescatando jóvenes de las garras de los tratantes de blancas. Un día recibe la llamada de un político porque su hija ha sido secuestrada. (FILMAFFINITY)
Dirección
Reparto
  Ver reparto completo
Año / País:
/ Reino Unido Reino Unido
Título original:
You Were Never Really Here
Duración
95 min.
Estreno
24 de noviembre de 2017
Guion
Lynne Ramsay (Novela: Jonathan Ames)
Música
Jonny Greenwood
Fotografía
Thomas Townend
Productora
Coproducción Reino Unido-Estados Unidos-Francia; Why Not Productions / Film4 Productions. Distribuida por Amazon Video
Género
Thriller Drama Secuestros / Desapariciones Prostitución
4
En realidad, no me gustó
La excelente actuación de Phoenix, caracterizando de forma sublime un personaje enigmático, atormentado y sombrío no está acompañada de un guión con exceso de simbolismos y momentos pretenciosos, que me llevan a pensar que lo que podía haber sido una buena película se ha quedado en una muestra, francamente mejorable, de cine de autor.
[Leer más +]
68 de 103 usuarios han encontrado esta crítica útil
7
La noche de la bestia
"En realidad, nunca estuviste aquí" es un ejercicio de cine físico. Ramsay parte de la figura del antihéroe para sumir al espectador en una atmósfera turbia, liberada de dobles lecturas. Importa únicamente el cine en su versión más primitiva. Producir sensaciones, aunque una de ellas pueda ser el rechazo más absoluto. La cineasta construye un entorno nocturno, con música electrónica amenazante y una puesta en escena estilizada que juega a mostrar la violencia en toda su explicitud o bien a dejarla fuera de plano, creando en todas sus arbitrariedades un constante desasosiego. Ese vaivén también describe el devenir errático de su protagonista, un Joaquin Phoenix taciturno, psicario traumado, todo corporeidad. Por el camino, los sonidos de fondo se funden con los ruidos urbanos, el neón colisiona con la luz solar, los planos fijos se combinan con largos travellings, las filmaciones en blanco y negro de cámaras de vigilancia se yuxtaponen con escenas sin artificios, lo real convive con lo onírico, y su nómina de primeros planos va construyendo una poesía feísta muy personal a base de mamporrazos, gotas que caen al ralentí y sombras reflejadas en espejos. Imposible no evocar a Scorsese y a Winding Refn, el sustrato del cine negro, incluso otros títulos que discurren en los márgenes como el "Ghost Dog" de Jarmusch. También darse cuenta que Ramsay, para bien o para mal, no se parece a nadie. Un ejercicio de estilo, formalista y por lo tanto cuestionable, que tras toda su pirotecnia esconde una historia fatalista, de resignación ante una existencia adversa, de dejarse llevar, de morir. De existir, como predica su título, estando en verdad ausente. Un film-experiencia con un personaje-símbolo que, con el permiso de la ira de unos y el entusiasmo de otros, puede convertirse en uno de los hitos cinéticos y cinematográficos de la modernidad.

@CinoscaRarities http://cachecine.blogspot.com
[Leer más +]
54 de 82 usuarios han encontrado esta crítica útil