arrow

Zombies party (2004)

Zombies party
Trailer
6,8
40.269
Votar
Plugin no soportado
Añadir a listas
Sinopsis
Una comedia romántica... con zombies. La vida de Shaun (Simon Pegg) es un callejón sin salida. Se pasa la vida en la taberna local, "The Winchester", con su íntimo amigo Ed (Nick Frost), discute con su madre y descuida a su novia, Liz (Kate Ashfield). Cuando Liz le deja plantado, Shaun decide, finalmente, poner su vida en orden: tiene que reconquistar el corazón de su novia, mejorar las relaciones con su madre y enfrentarse a las responsabilidades de un adulto. Pero, por desgracia, los muertos están volviendo a la vida, y tratan de devorar a los vivos. Así que Shaun tendrá que enfrentarse a un problema más. Armado con un palo de cricket y una pala, emprende una guerra sin cuartel contra una horda de zombies para rescatar a su madre, a su novia e incluso, aunque a regañadientes, a su padrastro, al de su novia... llevándolos a todos al lugar más seguro y protegido que conoce: "The Winchester". (FILMAFFINITY)
Dirección
Reparto
  Ver reparto completo
Año / País:
/ Reino Unido Reino Unido
Título original:
Shaun of the Dead
Duración
99 min.
Guion
Edgar Wright, Simon Pegg
Música
Dan Mudford, Pete Woodhead
Fotografía
David M. Dunlap
Productora
WT² production / Big Talk Productions / Universal Pictures
Género
Comedia Terror Romance Comedia de terror Sátira Zombis Película de culto
Grupos  Novedad
Trilogía del Cornetto
7
Sociedad zombificada
No me esperaba gran cosa de esta película, pero resultó ser una agradable sorpresa. Sin destripar gran cosa, pues de ello ya se encargan los zombies, nótese que en la primera media hora al protagonista le resulta imposible diferenciar entre un zombie y un ciudadano normal (por cierto, con respecto a eso, muchos directores de películas supuestamente "serias" deberían aprender de la forma en que se mantiene el suspense durante buena parte de esta comedia).

De hecho, en el fondo, no es más que una crítica tan delirante como devastadora de la sociedad del siglo XXI. Se nos presenta a los londinenses como auténticos muertos vivientes, anclados en una existencia monótona y depresiva, con sus rituales repetitivos presentados en flashes, en un estilo que recuerda, salvando las distancias, a "Requiem por un Sueño".

En resumen, tenemos: Crítica social, homenaje a las películas de Romero y a otras tantas, suspense, acción, unos personajes bien caracterizados y realistas, todo ello aderezado con una pizca de gore... Vamos, que si no tuviera un par de momentos realmente hilarantes (de humor negro y decididamente británico, eso sí), ¡cualquiera diría que se trata de una comedia! Muy recomendable para todos los fans del subgénero de Zombies.
[Leer más +]
103 de 110 usuarios han encontrado esta crítica útil
7
Un tándem perfecto
Si bien parecía que al otro lado del charco se había agotado el filón de lo paródico con la nefasta Scary movie 2 (aunque desconozco si en Scary movie 3 el genial Zucker ha hecho algo por enderezar la saga), bien sabido es que UK es un lugar propicio para intentar revitalizar el género de la comedia ya sea mediante ese humor absurdo del que suelen hacer gala en las islas británicas o gracias a humoristas de lo más brillantes que van surgiendo cada determinado tiempo.

Parece ser, que en el tándem Edgar Wright/Simon Pegg se hallen los ingredientes para que ambas premisas queden aunadas bajo un mismo techo, pues tras participar en diversas series que han adquirido reconocimiento sobrado (y de las cuales, aquí desconocemos su existencia), certificaron con este film, "Shaun of the dead" (deplorable ya no que a veces se realice una mala traducción al castellano del título, sino que se haga una mala translación del mismo dejándolo en su idioma originario) que poseían el talento suficiente como para divertir y entretener a partes iguales dejando un buen sabor de boca.

Sin demasiado ruido, la cinta comienza de modo algo insulso dando paso a una presentación de personajes que, si bien nos ofrece la suficiente información sobre ellos, no resulta demasiado sugestiva. Tras ella, se sucede el inicio del entramado donde sorprende que los múltiples guiños a directores ya de culto (Raimi, Romero, Jackson...) y algunos gags de lo más disparatados logren conectar con el espectador de un modo tan directo y eficiente.
También es una grata sorpresa ver el montón de flecos que se esconden tras la opera prima de estos dos humoristas que, mediante un paralelismo veraz y cachondo y diversos puntos de interés, hacen de ella un entretenimiento más que primordial.
Si es que estos ingleses... quizá no sabrán lo que es comer bien, pero de humor saben lo suyo.
[Leer más +]
100 de 128 usuarios han encontrado esta crítica útil