arrow

¿Qué hacemos con los hijos? (1967)

¿Qué hacemos con los hijos?
Trailer
5,1
1.170
Votar
Plugin no soportado
Añadir a listas
Sinopsis
El taxista Antonio presume de sus hijos: Juan, que le ayuda con el taxi; Luisa, peluquera de señoras, Antoñito, que estudia para ser abogado, y Paloma, que será ama de casa. Lo que Antonio ignora es que sus hijos no son en absoluto como él cree. Cuando lo descubre sufre una gran decepción y se enfrenta a toda la familia. Como desde entonces nadie le dirige la palabra en casa, Antonio decide dejarlos para que descubran sus errores por sí mismos. (FILMAFFINITY)
Dirección
Reparto
  Ver reparto completo
Año / País:
/ España España
Título original:
¿Qué hacemos con los hijos?
Duración
95 min.
Guion
Vicente Coello, Pedro Masó (Obra: Carlos Llopis)
Música
Antón García Abril
Fotografía
Juan Mariné (B&W)
Productora
Filmayer Producción / Pedro Masó / Pedro Masó Producciones Cinematográficas
Género
Comedia Familia
4
El miedo a la libertad
Esta película tiene un interés cinematográfico limitado (aunque no desdeñable). El guión es una bobada sin pies ni cabeza y los actores hacen lo que pueden (da la impresión de que la han rodado mientras ensayaban una zarzuela porque tienen todos un acentillo achulapado muy sorprendente, como si en realidad lo que les saliera del cuerpo fuera cantar «La verbena de la Paloma» y se contuvieran a duras penas). Cuando domina en la historia el registro costumbrista o humorístico, tiene su gracia; en cuanto el guión quiere ponerse trascendente o se acerca a lo dramático o a lo lírico, la película se vuelve sencillamente ridícula y el espectador siente compasión por los actores. Entre los valores están precisamente algunas actuaciones (hay una miríada de secundarios de la época que alegran cualquier película, como Manuel Gómez Bur, José Sazatornil, Emilio Laguna y mil más). La música y la fotografía están muy bien, con efectos a veces sorprendentes (el desolado paseo de Paco Martínez Soria en gabardina por las calles de la Gran Vía tiene un aire moderno y existencial que casi parece rodado por un director de la Nouvelle Vague –bueno, igual estoy entonteciendo, porque hace falta valor para poner las palabras «Paco Martínez Soria» y «Nouvelle Vague» en la misma frase–).

Aparte de lo que valga como obra artística, que es poco, «¿Qué hacemos con los hijos?» posee gran valor documental (los exteriores grabados en Madrid que nos muestran cómo era la ciudad entonces) y, sobre todo, un inapreciable valor sociológico. Algún día se harán –si no se han hecho ya– tesis doctorales sobre las relaciones familiares en España a partir de lo que se plasma en esta película, en la que la autoridad paterna (un hombre inculto y atrabiliario) se impone a las bravas, con amenazas, cinturonazos, tortazos y gritos. Al igual que los sueños nos hablan con símbolos, podemos tomar esta película como un trasunto de lo que sucedía en la España del momento: Franco era el cabeza de familia de un país en el que los hijos tenían más miedo a la libertad que al propio padre.
[Leer más +]
21 de 30 usuarios han encontrado esta crítica útil
7
Una película de otro tiempo.
E injustamente puntuada por lo que veo porque la gente está bastante llena de prejuicios. Ya por ser la peli de Paco Martínez Soria no se toma en serio. La película está plagada de un elenco impresionante de actorazos que lo hacen todo perfecto. Ha cambiado mucho el cine español desde luego.

Evidentemente la moda ahora es que todo lo que sea de la época franquista es poco menos que mediocre e incluso paradojicamente censurable. Pero la verdad es la verdad. Y el cine español de ahora es una mierda vomitada por un cerdo y el cine español de antes...mucho más ingenuo vale, pero muchísimo mejor. Muchísimo.

La peli es familiar. Con lo cual menos de moda todavia. Y aunque sea de esa época es más actual y realista que muchas otras. Los problemas que se presentan son los de hoy en día y los de siempre. Muy bien planteados y simplificados. Pero entrañable y graciosa. Porque pese a quién le pese Paco Martínez Soria es un pedazo de actor y esta no es como otras comedias que son algo más serias. Es una gran peli. Con una fotografía simplemente espectacular.

Lo único malo que se hace un pelín larga ya que el desenlace se produce a veinte minutos del final.
[Leer más +]
12 de 16 usuarios han encontrado esta crítica útil