arrow

La jungla: Un buen día para morir (2013)

La jungla: Un buen día para morir
Trailer
4,5
19.539
Votar
Plugin no soportado
Añadir a listas
Sinopsis
El policía John McClane (Bruce Willis) se encuentra por sorpresa en Moscú con su hijo Jack (Jai Courtney) en el lugar y momento equivocados. Con los peores elementos de los bajos fondos rusos tras ellos y luchando contrarreloj para evitar una guerra, los dos McClane descubren que sus métodos opuestos para enfrentarse a las dificultades les pueden venir bien para aunar fuerzas para mantenerse vivos. (FILMAFFINITY)
Dirección
Reparto
  Ver reparto completo
Año / País:
/ Estados Unidos Estados Unidos
Título original:
A Good Day to Die Hard (Die Hard 5)
Duración
101 min.
Estreno
15 de febrero de 2013
Guion
Skip Woods (Personaje: Roderick Thorp)
Música
Marco Beltrami
Fotografía
Jonathan Sela
Productora
20th Century Fox / Dune Entertainment / Origo Film Group / TSG Entertainment / Giant Pictures / Ingenious Media / Big Screen Productions / Mid Atlantic Films / Temple Hill Entertainment
Género
Acción Thriller Secuela
Grupos  Novedad
La Jungla de Cristal
4
John McClane de vacaciones. Y Bruce Willis, también.
Los más veteranos quizá recuerden todavía cómo el genuino John McLane era un héroe muy sufridor. Era listo como él solo, con su olfato sagaz y sus argucias sutiles, y les desbarataba el plan a los villanos más inteligentes y precisos. Sobrevivía con arte y oficio, y mientras tanto le sucedían mil y una putadas que le hacían sudar la gota gorda. Para colmo, andaba el hombre metido en disputas familiares.

Bueno, pues olvídense de ese John McLane. En esta quinta parte eclosiona lo que ya se perfilaba en la cuarta: ahora no es John, es la caricatura de una caricatura de una caricatura. Ni sufre, ni es listo, ni es humano, ni es -apenas- un personaje. Sus líneas de diálogo consisten, una por una (por favor, se lo ruego: cuéntenlas y fíjense), en una retahíla de gracias sin gracia, de chulerías, de cinismos y de obviedades. Dice treinta veces eso de "¡estoy de vacaciones!" por lo menos: las primeras 18 te sonríes; las otras 12 ya cansan. Y ni siquiera está de vacaciones (no sé si repararon en eso los guionistas: va a Rusia a por su hijo, ¿no?). También dice mucho "vamos a matar a los malos". ¿Quién ha escrito esas líneas de diálogo? Qué vergüenza.
Pero cuando tiene que actuar... ahí es casi peor que cuando habla. Le da lo mismo estrellarse con un coche a 200 kms/h. Le importa un bledo que le tiroteen 30 sicarios. No le impresiona que le tengan de rodillas y maniatado para ejecutarle. Apenas le altera saltar desde un edificio de 100 metros de altura. Llega a Moscú, y a los 10 minutos ya está en una persecución mortal por la autopista. Sin esfuerzo, sin nervios, sin despeinarse. Hasta mantiene divertidas conversaciones telefónicas mientras está jugándose la vida.

Y en toda la película no se le quita la sonrisita de la boca. Sigue con cara de estar gozando cada segundo y sigue soltando tontadas para que se ría el patio de butacas. Va tan de sobrado, que en vez de ver a un personaje, ves a Bruce Willis pasándoselo teta mientras ruedan a los demás actores, que -para que la cosa sea aún peor- sí tratan de actuar en serio.

Este McLane ni sufre, ni siente, ni padece, ni es nada. No deduce nada en toda la película, no es sagaz. No tiene dudas. Ni miedo. Es cartón piedra, parodia, un huevo de pascua bien vacío.

Me dirán ustedes que muy bien, pero ¿el resto? ¿Como peli de acción cómo está? ¿Y los secundarios? ¿Y los malos? Pues bueno: está bien. Es entretenida, hay escenas espectaculares, la trama es un poco tonta pero no derrapa, el hijo de McLane está bien... como película de acción, es más que pasable. No extraordinaria, pero está bien.

No obstante, ¿cómo puede reponerse al hecho de que su protagonista parezca imbécil? Los guionistas, dando por hecho que el espectador conoce a McLane, no le dan nada más que tópico tras tópico. Pero, si no has visto las anteriores, pensarás que ese tal McLane es sencillamente subnormal.
En fin, un desastre en conjunto que hace la película inverosímil y olvidable.

Para cosas de la trama, caballeros, al spoiler.
[Leer más +]
119 de 139 usuarios han encontrado esta crítica útil
2
John McClane no se merecía esto
Esta entrega de Jungla de Cristal ha logrado lo que parecía imposible tras 25 años y cuatro entregas más o menos excelentes: coger un gran icono como es John McClane y vaciarlo de todo aquello que le hizo grande hasta en la cuarta entrega aún para convertirlo aquí en un mero juguete de acción de esta película, de la cual ni siquiera los tráilers llaman la atención como las anteriores.
Pese al tufo a decepción de los anuncios, como buen y leal fan me dispuse a verla hoy mismo, día de estreno. Y me encuentro que esto no es "Die Hard". Ni se le parece, por mucho que esté Bruce Willis como alma del proyecto. El argumento no se sostiene. Si fuera un cortometraje olvidable quedaría bien, pero como argumento es paupérrimo.
La acción no entusiasma ni emociona, la camiseta interior de McClane y sus constantes vitales comunes (diálogos, acción, conductas del personaje) se han ido al garete. Sólo queda el gesto facial del actor, que eso por suerte no se lo han cargado.
En fin, una de las peores películas de Bruce Willis, la peor de la Jungla y una de las peores del 2013 que recién acaba de comenzar.
[Leer más +]
70 de 80 usuarios han encontrado esta crítica útil