arrow

El fiel (2017)

El fiel
Trailer
5,2
370
Votar
Plugin no soportado
Añadir a listas
Sinopsis
Narra la turbulenta historia de amor entre Gigi, un gángster y criminal de altos vuelos, y Bibi, una joven piloto de carreras de clase alta. (FILMAFFINITY)
Dirección
Reparto
  Ver reparto completo
Año / País:
/ Bélgica Bélgica
Título original:
Le Fidèle
Duración
130 min.
Estreno
24 de noviembre de 2017
Guion
Thomas Bidegain, Noé Debré, Michael R. Roskam
Música
Raf Keunen
Fotografía
Nicolas Karakatsanis
Productora
Savage Film / Stone Angels / Kaap Holland Film / Submarine / Frakas Productions / Centre du Cinéma et de l'Audiovisuel de la Fédération Wallonie-Bruxelles
Género
Drama Thriller Romance Crimen Mafia Coches / Automovilismo
7
Crítica de El Fiel por Cinemagavia
Cuando la tragedia está presente desde tu infancia, Michaël R. Roskam, director de las películas "La Entrega" y "Bullehad", ha vuelto a apostar en El Fiel por la combinación de crimen, drama y romance, con la ayuda de los guionistas Thomas Bidegain, Noé Debré, Michaël R. Roskam y volviendo a a contar con la colaboración de Matthias Schoenaerts, actor presente en sus otros dos largometrajes.

El fiel comienza con un flashback de la vida de Gigi de pequeño, insinuando que sus decisiones del presente, estarán marcadas por sus vivencias del pasado. Gigi lleva una vida aparentemente normal, ocultando que en realidad es un gánster y un asesino. Llegando a involucrar a Bibi, piloto de coches, en su mentira, ocultándole a ella también su trabajo.

El film está dividido en tres actos, comienza primero desde el punto de vista de Gigi, mostrando el planteamiento de la historia: como conoce a Bibi, como se enamoran y como el trabajo de Gigi supone un gran problema para su relación.

La segunda parte, se centra más en los pensamientos y actos de Bibi, y es aquí cuando ésta intentará ayudar a Gigi, de forma inconsciente, para que deje sus negocios.

La última parte de la película supone el desenlace de la vida de ambos protagonistas, en ésta parte, vemos la desesperación y agonía que sufre Bibi, llegando incluso a ser arrastrada a la peligrosa y mala vida que rodea a Gigi.

La vida y el trabajo de Gigi se podría decir que representa el camino equivocado, como pueden unos actos no muy afortunados desembocar en una predecible tragedia, en cambio, para Gino, éste estilo de vida, le llena y le completa, como es en el caso de Bibi, sus carreras podría representar la sensación que le produce a Gigi sus negocios ilegales. Bibi representa el camino correcto, la constancia y esfuerzo por conseguir sus sueños mediante un trabajo duro, no siendo tentada por la vía fácil para hacer las cosas.

Tanto Matthias Schlendert como Adèle Exarchopoulos representan sus personajes de una forma muy creíble, además de transmitir al espectador esa conexión y química existente entre ambos, llegando a empatizar con la vida de estos.

En cuanto al montaje, me parece conveniente la división hecha en el film, debido a que la importancia de los personajes va cambiando y alternando en las diferentes etapas de la historia. El ritmo narrativo de El Fiel en ocasiones es algo lento, sobre todo en la última parte, haciéndose incluso algo pesado, quizás, por el intento de Michaël R. Roskam de querer conseguir enganchar al espectador y mantenerlo expectante y deseoso de saber como va a terminar la historia.

Las escenas que muestran los actos delictivos de Gigi son bastante sobrecogedoras y están muy bien planteadas. En esta ocasión, las imágenes son las que ganan, la trama adquiere mayor fuerza visual, acompañado de una gran banda sonora y dejando en un segundo plano al guion.

Michaël R. Roskam, de nuevo, ha querido introducirnos en una historia, ya popular para él, como es la mezcla de crimen y romance, donde la tragedia juega un papel principal, llegando a las vidas de los personajes, cuando ellos solo quieren vivir el deseo y el amor que sienten entre ambos.

El director muestra la perspectiva de una vida llena de desgracias y delincuencia, con otra donde la suerte ha jugado a su favor, chocando cuando ambos se encuentran, siendo arrastrados por la fatalidad y el drama.

Escrito por Sandra Gil Bermejo

https://cinemagavia.es/pelicula-critica-el-fiel/
[Leer más +]
8 de 9 usuarios han encontrado esta crítica útil
2
No llores por mí Argentina
Gino Lollobrigido y Bibiana Fernández viven una infinita historia de amor. De las que ya no quedan y se echan de menos. De las de rompe (el corazón) y rasga (el alma). Como un tren de mercancías que nos aplasta a su paso.
Los surrealistas ya lo dijeron, el amor es el acto más revolucionario del mundo, el único verdadero si es auténtico, puede derribarlo todo, puede vencer las mayoritarias normas de la modorra y el agotamiento, destruir la continua doctrina y todo el triste adocenamiento, pulverizar el pringoso puritanismo, atentar contra los guardianes de los buenos sentimientos, cargar contra las modas morales y los seguidismos necios, cambiar el aire, y el paso, a la vida, borrar la faz del mundo y traer la amada alegría, el diluvio, como lluvia de Mayo, después de tanto anhelo y engaño.
Él (Matthias Shoenaerts en todo lo alto, grande, viril, guapo, algo, o bastante, atontado) es un semental flamenco de derroteros oscuros, diría, sin llevarme las manos a la cabeza ni arriesgar demasiado, sin tirar la casa por la ventana tampoco, que criminales, quizás atracadores.
Ella (Adele Exarchopoulos, pequeña pero matona, de formas perfectas y generosas en su feminidad desmañada y como de eterna adolescente, de Lolita un poco lela y algo turbia, pero muy buena muchacha y ya algo crecidita) es una hembra de infarto y confesión, conductora de postín y niña bien de aspecto triste, apagado, cansado, como oveja que va ciega al matadero o más bien princesa rota, descompuesta, tediosa, dispuesta a tragarse cualquier sapo con apariencia de hombre del saco, le vale, eso parece, un indiferente prospecto varonil que dé mínimamente el pego, sin pasar examen previo, solo cogido al vuelo, a ojo, de mal agüero.
Nos movemos entre el hampa y la balada, entre la bohemia y la bobada, a pura sangre y acelerando; viajando, bebiendo, folllando, con algunas dudas y su ración generosa e inevitable de mentiras.
Pero se aman. Y ante eso nada importa. Lo demás es, o debería ser, silencio.
[Leer más +]
7 de 11 usuarios han encontrado esta crítica útil