arrow

Boeing Boeing (1965)

Boeing Boeing
Trailer
6,3
257
Votar
Plugin no soportado
Añadir a listas
Sinopsis
El playboy Bernard Lawrence (Tony Curtis), un corresponsal destacado en París, engaña a tres azafatas haciéndole creer a cada una de ellas que es su novia. Consigue mantener esta situación porque tienen un horario de trabajo diferente y en distintas líneas aéreas. Los problemas surgen cuando las chicas empiezan a trabajar para líneas aéreas que tienen potentes jets, lo que les permite pasar más tiempo en París. (FILMAFFINITY)
Dirección
Reparto
Año / País:
/ Estados Unidos Estados Unidos
Título original:
Boeing (707) Boeing (707)
Duración
102 min.
Guion
Marc Camoletti, Edward Anhalt
Música
Neal Hefti
Fotografía
Lucien Ballard
Productora
Paramount Pictures / Hal Wallis Productions
Género
Comedia
9
Una comedia con mucha altura
Bernard Lawrence es “un hombre notable y un verdadero cúmulo de energía”: es apuesto, trabaja como corresponsal en París para International Press, tiene un atractivo apartamento de soltero y cada semana intercambia su lecho con tres atractivas azafatas de diferentes nacionalidades. Las chicas: Vicky (inglesa), Lise (alemana) y Jacqueline (francesa) trabajan para British United, Lufthansa y Air France respectivamente, y cada que aterrizan en la capital francesa, buscan a su prometido convencidas, cada una, de que tienen para sí al más fiel de los enamorados.

Bernard tiene a una ama de llaves –una estupenda Thelma Ritter- que se encarga de acomodar el apartamento para que cada chica piense siempre que es Su apartamento: cambia el porta-retratos, coloca en la cómoda la ropa interior de la que está en turno, y prepara la comida típica que a cada una le atrae… además, le sale adelante a cada escollo cuasi-delator que surge en los intercambios.

Y después entrará en escena Robert Reed, otro corresponsal de prensa que llega a París por un par de días y, a la caza de nuevas emociones, se encuentra con su viejo amigo, el apresurado Bernard. Con este equipo, representado con gran soltura por todos sus intérpretes, tiene lugar una de las más divertidas comedias que se hayan hecho en los años 60’ y que ahora, cuarenta y cinco años después, se preserva tan fresca como entonces. Colmada de jocosas situaciones, con diálogos muy efectivos donde abunda el tono mordaz, la picardía, el doble sentido y la salida astuta; y con un sartal de enredos que deben sortearse con la mayor rapidez mental, “BOEING BOEING” se luce como una historia alegre y encantadora con la que se pasa de maravilla.

Tony Curtis en toda su salsa, da lo mejor de sí como comediante. Y Jerry Lewis le hace un par pletórico de gracia, dispuesto a tomar parte de sus preciosos trofeos.
El director John Rich, de gran trayectoria en la pantalla chica, sale triunfante con una comedia que tiene mucha altura y que divierte a toda clase de público con su desenvoltura y su comicidad.

El filme está basado en la farsa teatral del escritor francés Marc Camoletti, la cual estuvo en escena, en el teatro Duchess de Londres, durante ¡siete años! contínuos. Y, en 1991, entró en el Libro de los Record Guinness como la obra francesa más representada alrededor del mundo.

¡Que se diviertan!
[Leer más +]
13 de 14 usuarios han encontrado esta crítica útil
9
JA JA JI JI, JI JI JO JU
Cuando, de pequeños, mis hermanos y yo hacíamos alguna trastada mi madre nos reprendía diciéndonos: " y es que siempre estáis ja ja ji ji, ji ji jo ju..." y, así, nos lo repetía varias veces. Pues eso pasa con "Boeing Boeing", uno no puede parar de reir con el triángulo maravilloso que forman Tony Curtis, Jerry Lewis y Thelma Ritter.
El periodista Bernard Lawrence tiene un precioso apartamento en París y tres encantadoras novias que trabajan de azafatas en compañías aéreas diferentes. Todo se le va a complicar con la llegada de otro periodista que descubre el "pastel" y, sobre todo, por los cambios horarios que sufrirán las azafatas debido a la aparición de un nuevo modelo de avión mucho más veloz.
Película extraordinaria llena de genialidades, llena de buenas ideas y llena de alegría. Y John Rich no desaprovecha nada. Imprime a la cinta un ritmo trepidante de principio a fin, sin descanso. Así, funcionan a la perfección los ácidos, punzantes e ingeniosos diálogos; funcionan milimétricamente las puertas que se abren y se cierran; funcionan correctamente esas persecuciones propias del cine mudo.
Sí, todo lo dicho está muy bien. Pero con otros tres actores la película hubiera sido un desastre. Curtis y Lewis representan la pareja perfecta de sinvergüenzas. Bordan sus dificilísimos papeles y realizan un trabajo de comedia digno de admiración. Y, sin embargo, esta es la película de Thelma Ritter. "Mi madre me decía que yo era una mujer débil" repite hasta la saciedad. Mi madre me decía que "Thelma Ritter era una secundaria magnífica y divertidísima" me repetía también hasta la saciedad.
[Leer más +]
6 de 6 usuarios han encontrado esta crítica útil