arrow

Z. (1969)

Z.
Trailer
7,8
4.911
Votar
Plugin no soportado
Añadir a listas
Sinopsis
En un país regido por una corrupta democracia, donde el gobierno utiliza a la Policía y al Ejército para erradicar cualquier amenaza izquierdista, un diputado de la oposición es asesinado en plena calle cuando acababa de presidir un mitin de carácter pacifista. De la investigación del caso se encarga un joven magistrado, consciente de que se trata de un crimen político cometido por dos sicarios a sueldo. Al mismo tiempo, un ambicioso periodista se servirá de métodos poco ortodoxos para acumular pruebas que inculpen a varios militantes de un partido de extrema derecha, los cuales, a su vez, atribuyen la responsabilidad del atentado a altos cargos de la policía y del ejército. (FILMAFFINITY)
Dirección
Reparto
  Ver reparto completo
Año / País:
/ Argelia Argelia
Título original:
Z.
Duración
127 min.
Guion
Jorge Semprún (Novela: Vasilis Vasilicós)
Música
Mikis Theodorakis
Fotografía
Raoul Coutard
Productora
Coproducción Argelia-Francia; Reggane Films / O.N.C.I.C / Valoria Films
Género
Drama Política Crimen Basado en hechos reales
9
Kostas, el director del pueblo (8.6)
Se ha dicho de Kostas que es un realizador de escaso talento. Yo no lo veo así, sino que me parece que es un director que, con el fin de ser lo más respetuoso y honesto posible con las delicadas historias, decide no acaparar el protagonismo intentando demostrar "virtudes" de cineasta. En sus primeros (y poco conocidos) trabajos, abordó el género de acción con solvencia, e, incluso, se permitió experimentar. Menos mal que se alejó de esos inicios para seguir por la línea que ya todos conocemos –o deberíamos conocer– del thriller político comprometido.
Quizás sea éste su trabajo más completo, en el que mejor aprovecha los recursos técnicos (flashbacks, historias paralelas, etc.) para agilizar otra de sus denuncias, destacando un gran montaje (ganador del Oscar) y la música. A pesar del año, no ha envejecido mal del todo.

En 1969, desde la "seguridad" que le ofrecía su exilio estudiantil en Francia, decidió adaptar a la gran pantalla una novela en la que se denunciaba el asesinato político en 1963 de un diputado griego pacifista que intentaba organizar unas manifestaciones contra la instalación de bases americanas. Tras su investigaciones, el magistrado encargado del caso reveló públicamente el complot al seguir adelante con las acusaciones, lo que precipitó en 1967 un golpe de estado, conocido como el Golpe de los Coroneles, que acabó con una corrupta democracia griega.

Sólo puedo ponerle un pero: la postura claramente maniquea a la hora de construir a los militares y políticos responsables del asesinato, presentándolos como auténticos zoquetes paletos. El resultado es, sin embargo, interesante. En un principio siente uno gran impotencia al ver a una masa de "borregos" agredir a unas personas indefensas y pacíficas. Más adelante, a medida que el periodista y el magistrado van descubriendo los entresijos de tamaña chapuza, lo que causan es risa con sus reacciones.
La verdad es que, recordando uno las pintas de Franco y Hitler, termina hasta por encontrarlo creíble.
[Leer más +]
91 de 102 usuarios han encontrado esta crítica útil
8
Konstantinos Gavras.
Conocido por Costas-Gavras, este gran director griego va caminando lentamente hacia los 80 años, su vida ha sido el cine de denuncia total, como un francotirador, en su medida, contra el fascismo, las dictaduras militares totalitaristas, contra las injusticias sociales, contra la poderosa Iglesia, contra elementos estatales como la C.I.A., contra las dictaduras de las poderosas mafias financieras, no ha tenido temor de nada y a buen seguro que se ha granjeado muchísimas enemistades, no todas sus películas han tenido el éxito esperado, ni su público es un público de masas. Pero con mí escrito quiero dejar notorio mi admiración por todo su trabajo. El tiempo pasa y aunque quizás de diferente forma la historia siempre tiende ha repetirse.

Este el motivo de mí crítica a su excelente película “Z”, el éxito y la repercusión internacional supusieron una clamorosa condena a la Junta de Coroneles que por los años 65 gobernaba Grecia. La película de Gavras estuvo prohibida hasta 1.974 en nuestro país, pero con el paso del tiempo se ha convertido en un auténtico hito, que marco a toda una generación y por el que aún hoy sigue siendo recordada. Es la única película en la que se advierte de que “cualquier parecido con la realidad no es fruto del azar”, y en su breve pero devastador epílogo se muestra la sinrazón y catadura moral de las dictaduras. La cinta trata cuestiones que tanto en su momento, como hoy en día, están de rigurosa actualidad: el asesinato político, el poder, la corrupción y la manipulación enfrentados a la justicia, así como la lucha por conseguir la libertad de expresión.

La música de Mikis Theodorakis, así como las magníficas interpretaciones de Yves Montand, Irena Papas, Jean Louis Trintignant, Jacques Perrín, Francois Perier, Renato Salvatori, etc., dan como resultado una película que despierta sensibilidades y conciencias, para la causa de la verdad y la justicia, todo lo cual no es poco dado los tiempos que vivimos y padecemos.
[Leer más +]
64 de 65 usuarios han encontrado esta crítica útil