arrow

Orejas largas (1978)

Orejas largas
Trailer
6,9
1.089
Votar
Plugin no soportado
Añadir a listas
Sinopsis
En los pacificos prados de Inglaterra vive una comunidad de conejos. Cuando su madriguera se ve amenazada, un pequeño grupo de valientes conejos escapa de la madriguera en busca de un nuevo hogar. Conducidos por Fiver el visionario, Bigwig el valeroso, y el honorable Hazel hacen frente a multitud de desafios y peligros que superan gracias a su fuerza y astucia para sobrevivir, mientras persiguen su sueño. (FILMAFFINITY)
Dirección
Reparto
Año / País:
/ Reino Unido Reino Unido
Título original:
Watership Down
Duración
101 min.
Guion
Martin Rosen (Novela: Richard Adams)
Música
Angela Morley
Fotografía
Animation
Productora
AVCO Embassy Pictures presenta una producción Nepenthe Productions
Género
Animación Aventuras Animales Roedores Amistad Animación para adultos
Grupos  Novedad
Adaptaciones de Richard Adams
7
Fábula conejil gore
Portentosa animación para esta pequeña fábula animada que parece salirse de la pantalla en cada encuadre, y es que más allá de la curiosa historia o moraleja que esconde "Watership down", se halla el verdadero talento de un tipo que sabe como crear imágenes perfectas en contraposición con una banda sonora que le viene como anillo al dedo y brillantes ramalazos animados.

El relato, que se inicia con una sencillez aplastante, dejando como motor de la historia a Hazel y Fiver, dos conejos que conviven en una madriguera hasta que un día se ven obligados a huir, suelta en su camino un mensaje ecológico que, si bien no cobra mucha importancia ni resulta excesivamente moralista, no optándose por ningún tipo de argumento barato, da rienda suelta al particular viaje que iniciarán ambos conejos, desembocando éste en momentos curiosísimos, sumamente divertidos (los introducidos por Kehaar, típico dicharachero y despistado personaje) y otros de aire más contenido y serio.

Teniendo instantes para todo, sin embargo, se agradece el hecho de no practicar ningún tipo de infantilización excesiva que hubiese contribuido a desviar un poco los ejes de la propuesta, que en casi ningún momento pierde su rumbo fijo y que, pese a desembocar en un final ligeramente excesivo y no apto para muy menores, hace de "Watership down" una película de animación que ningún aficionado al género debiera perderse, ya sea por su constante habilidad de rearmar la trama sin necesidad de caer en el aburrimiento o en temas anodinos, por una genial animación que dejaría perplejo a cualquiera y, en especial, por la seguridad y el enorme talento con que Martin Rosen lleva cada minuto a la pantalla, dejando momentos tan excepcionales y tan bien construidos que huyen de convencionalismos y hacen de esta una obra cautivadora, sublime y enormemente sobria a la que ni una conclusión meramente chocante resta enteros.
[Leer más +]
28 de 32 usuarios han encontrado esta crítica útil
8
Cuando Martin Rosen se ganó mi respeto
A comienzos del siglo XXI, la animación occidental se ha transformado en una experiencia cíclica, donde uno no puede hacer otra cosa más que resignarse cuando decide ver una película del estilo. Todas versan sobre la amistad, el amor o la felicidad. Sólo varían los personajes y el contexto, y como mucho, puedes observar una evolución técnica en el 3D. Siempre con ese mensaje moralista tan estadounidense, siempre explotando el maniqueísmo para que nadie se pare a pensar. A esto debemos añadirle una gran gesticulación a los personajes (sobreactuación) para que los niños se entretenga y unos cuantos dobles sentidos en los diálogos para que los padres no se aburran. Además, si se les añaden homenajes a clásicos del cine, conseguiremos taquillazos seguros y una buena crítica en los medios especializados.

Mi desánimo es más que obvio. Por esta razón, me propuse dar un paseo por el pasado de la animación, alejándome del anime japonés y de las producciones estadounidenses. Me encontré con cosas curiosas, como "Kiriku y la bruja" o "Heavy Metal" pero no acaban de encantarme. Luego, a través de un colega descubrí a Martin Rosen, famoso por la brutalidad de sus películas, aunque sean pocas, y la gran sensibilidad que demuestran tanto con el mundo animal como con la naturaleza humana. Porque más que animales, estamos ante pequeñas porciones de nosotros mismos.

Frases lapidarias surgen de "Orejas Largas", adelantándose a toda la problemática medioambiental que nos invade en estas últimas décadas. Con momentos de un suspense terrible, no hay tiempo para estupideces ni historias de amor. Se necesitan hembras, pero para procrear, que son conejos y no Don Juanes con cuatro patas. Si alguien resulta herido sangra, y si debe morir, muere.

Es dura, es terrible, es buenísima. Y por favor, póngansela a sus hijos. Un poco de sangre no los va a matar y así dejarán de crecer con el cerebro ablandado por tanta estupidez.
[Leer más +]
28 de 32 usuarios han encontrado esta crítica útil
Relaciones 1