arrow

Ghoulies II (1988)

Ghoulies II
Trailer
3,8
726
Votar
Plugin no soportado
Añadir a listas
Sinopsis
Una feria ambulante se instala en una localidad con el fin de recaudar la mayor cantidad de dinero posible, ya que está en la ruina total. Larry y su tío, los dueños del espectáculo "La Guarida de Satán", para hacerlo más interesante, hacen algunas modificaciones en su número. Pero alguien, invocando a Satán, ha hecho resurgir a los Ghoulies, pequeños seres diábolicos que lo destruyen todo... (FILMAFFINITY)
Dirección
Reparto
Año / País:
/ Estados Unidos Estados Unidos
Título original:
Ghoulies II
Duración
89 min.
Guion
Dennis Paoli (Historia: Charlie Dolan. Personajes: Luca Bercovici)
Música
Fuzzbee Morse
Fotografía
Sergio Salvati
Productora
Empire Pictures
Género
Terror Comedia Fantástico Monstruos Secuela Comedia de terror
Grupos  Novedad
Ghoulies
6
Cuidado con el WC... algo se mueve en su interior... ¡y tiene hambre!
No se qué tienen estos bichejos pero me encantan. Será porque se nota que son marionetas, o quizás por lo feos que son, o por lo asquerosos, o por los cables que se ven cuando se mueven y el aroma a látex que desprenden, o será por todo eso junto y por lo que representa. Esta la segunda entrega de la entrañable saga "Ghoulies" es probablemente la más simpática y grotesca: los traviesos diablillos se han instalado en la "Casa del terror" de una feria ambulante y al poco rato empezarán a hacer de las suyas. Un par de jóvenes y Phil Fondacaro (el enanito de "Sabrina, cosas de brujas") tendrán que hacerles frente antes de que aniquilen a todo el pueblo. De eso va "Ghoulies 2". En su delirio, si uno pasa por alto sus numerosos defectos (lo cual no resulta nada difícil para los fans de este tipo de cine), la cinta se deja ver con agrado y hasta gusta, gracias a su completa falta de pretensiones. También ayuda bastante que la trama sea ligera (ideal para sesiones de siesta y/o madrugada), el ritmo que Band imprime al desarrollo y porqué no decirlo, que nadie del equipo técnico y artístico se la toma en serio.

El resultado de todo esto es una peliculita de lo más apañada y agradable. Sí, de acuerdo, "Ghoulies 2" está hecha con cuatro duros, los actores no pueden optar ni a los "razzies" y el guión resulta enloquecidamente absurdo. Pero ¿y qué? Esta cinta, como tantas otras del circuito más zetoso, está hecha para pasar un rato entretenido sin tener que devanarte los sesos o empalagarte con FX digitales. Son productos de su época, un época durante la cual estos monstruitos y otros muchos nos hicieron felices a más de uno. Por lo que a mí respecta consiguen su humilde propósito. Os lo dice un aficionado que ha visto las cuatro entregas (la cuarta es pésima, y en la tercera sale la super playmate Hope-Marie Carlton como Dios la trajo al mundo, lo cual se agradece bastante). ¡Qué diantres, a verla ahora mismo todo el mundo! Y si no es así... ¡que los bichitos se os lleven por la taza del váter!

¡Esos malditos ghoulies!
[Leer más +]
13 de 13 usuarios han encontrado esta crítica útil
5
Descontrol total en la feria ambulante
En esta segunda entrega sí que aparecen los Ghoulies en pantalla, y en todo su esplendor, brindando un espectáculo delirante donde los absurdos y las exageraciones cautivan por su simpatía y por su sórdido toque de mala leche.
Esta segunda parte es más entretenida, más vertiginosa y con mucho despliegue de situaciones que mantienen acaparada la atención. Que no queden dudas de que las alternativas son cutres a más no poder, y que el delirio es absoluto dado que la historia se desmadra en ese circo ambulante donde los Ghoulies harán de las suyas a todo aquel que quiera entrar a disfrutar del espectáculo.
Seguimos con el escaso presupuesto, con mucha goma para dar vida a los bichos, con situaciones absurdas a más no poder y con un irreverente derroche de horror y humor malintencionado.
Me gustó más que la primera, porque no tiene pretensiones altas y porque busca ser un entretenimiento berreta donde lo licencioso y descontrolado domina la pantalla.
[Leer más +]
6 de 6 usuarios han encontrado esta crítica útil