arrow

Noche de angustia (1959)

6,3
90
Votar
Plugin no soportado
Añadir a listas
Sinopsis
A principios de 1945, cuando el ejército ruso invadió el este de Alemania, se inició un éxodo de millones de personas. Centenares de miles lo hicieron por barco, y uno de ellos fue el Wilhelm Gustloff, un crucero de placer que el 30 de enero de 1945 zarpó con más de 10.000 refugiados, entre ellos 5.000 niños. Poco antes de medianoche, tres torpedos soviéticos alcanzaron al barco, que se hundió en las aguas heladas del mar Báltico en menos de 55 minutos. (FILMAFFINITY)
Dirección
Reparto
  Ver reparto completo
Año / País:
/ Alemania del Oeste (RFA) Alemania del Oeste (RFA)
Título original:
Nacht fiel über Gotenhafen
Duración
99 min.
Guion
Frank Wisbar, Victor Schüller
Música
Hans-Martin Majewski
Fotografía
Elio Carniel, Willy Winterstein (B&W)
Productora
Deutsche Film Hansa
Género
Bélico Aventuras Drama II Guerra Mundial Catástrofes
7
Muy interesante y hasta diría valiente documento histórico, además de un buen drama (cuasi melodrama) en tiempos de guerra.
Arranca con una escena en la que vemos a un grupo de náufragos en alta mar con salvavidas y ateridos de frio (que bien pudiera pertenecer al naufragio del Titanic), en la que una voz en off nos explica que se tratan de los pocos que no fueron tragados por las aguas tras ser torpedeado el “Wilhelm Gustloff”, barco en el que viajaban huyendo de los rusos que venían por la parte oriental de Alemania arrasando todo lo que encontraban a su paso.
Tras la breve introducción, retrocedemos a las navidades de 1943 en Alemania, para a partir de aquí y hasta los 10 últimos minutos de metraje donde vemos recreados las ultimas horas antes de ser alcanzados por los torpedos, seguir el devenir de una serie de personajes (principalmente un trio amoroso entre Marie, su marido y un oficial de la marina que la pretende) mediante el cual vamos viendo las diferentes reacciones y el día a día del pueblo alemán ante los sucesos que estaban teniendo lugar.
Teniendo en cuenta que estamos hablando de una producción alemana rodada tan solo 14 años después del final de la WW II, que cuenta con unas reflexiones en absoluto complacientes (hasta diría valientes para la época y nacionalidad de la película) la dejadez y laxitud del pueblo llano ante lo que evidentemente eran unos claros atentados contra la humanidad (bien es cierto que a modo de leves pinceladas en el tema judío), la narración mezcla de expresionismo (primeros planos de las mujeres mostrando su congoja por la pérdida de sus maridos e hijos en la guerra) y folletín decimonónico (la relación a través del tiempo entre Marie, el marido, el a estas alturas ya amante y un hijo ilegitimo de por medio), estamos (a mi juicio) ante un muy interesante documento histórico (vemos intercaladas imágenes reales de la época, entre las que destacaría las de la defensa antiaérea), al que aunque en un principio te sientes defraudado si como es mi caso esperabas ver la detallada historia de la mayor catástrofe naval de la historia (en cuanto a número de muertos en un naufragio de un solo barco), en un momento dado del metraje te sientes atrapado por los personajes de ese medio folletín salpicado de realismo social, por lo que cuando llega el inevitable final (dignamente recreado, pese a que la evidente falta de presupuesto se sugiere, más que mostrar) logra que realmente te sientas involucrado con estos y te deje la sensación de que has visto una buena película.
[Leer más +]
6 de 6 usuarios han encontrado esta crítica útil
6
"Los alemanes también lloran"
Centrada en las vicisitudes de María, una chica corriente alemana, esboza el sufrimiento del pueblo alemán, durante la II Guerra Mundial, tomando como símbolo el Wilhelm Gustloff, un tremendo crucero, aunque dentro de una narración a trompicones y bastante irregular.
En realidad, toda la película es una preparación para sus escenas finales, magníficamente filmadas, con gran profusión de medios y tremendamente realistas. Esto sí que merece la pena. Lo malo es que el resto deja bastante que desear y hay que esperar demasiado. No obstante, como documento histórico, es muy interesante.

Todo comienza con el bautizo del Wilhelm Gustloff, el auténtico protagonista, con imágenes reales (que abundan en el film), un barco de lujo, en el que se vive un ambiente festivo, pero por desgracia, estalla la guerra y todo cambia.
María, una chica joven, esbelta y atractiva, muy solicitada entre los hombres, es la protagonista, el principal hilo argumental. Su pareja es llamada al frente y ella tendrá que esperar pacientemente su regreso en casa de su suegra hostil.

La narración es bastante directa y cortante, como si estuviera formada por bloques que se van incrustando rocosamente. Al final, casi más que un film bélico, resulta ser un drama, aunque toda guerra en sí misma es un drama.

Comienza bien, pero luego entra en estado de letargo, merced a la rigidez de su narración, la poca expresividad de sus actores y la falta de tacto en las transiciones. Y ya en los instantes finales llega lo mejor. Lástima tanta irregularidad.
[Leer más +]
5 de 5 usuarios han encontrado esta crítica útil