arrow

Yo anduve con un zombie (1943)

Yo anduve con un zombie
Trailer
7,1
4.360
Votar
Plugin no soportado
Añadir a listas
Sinopsis
Vudú, zombies y magia negra se combinan en una isla misteriosa en este clásico de terror de serie B dirigido por Jacques Tourneur ("La mujer pantera"). Una producción de Val Lewton para uno de los títulos míticos del género. (FILMAFFINITY)
Dirección
Reparto
  Ver reparto completo
Año / País:
/ Estados Unidos Estados Unidos
Título original:
I Walked with a Zombie
Duración
69 min.
Guion
Curt Siodmak, Ardel Wray (Historia: Inez Wallace)
Música
Roy Webb
Fotografía
J. Roy Hunt (B&W)
Productora
RKO Radio Pictures
Género
Terror Zombis Vudú Serie B Película de culto
9
Lección de humildad
Mucho se ha escrito sobre las legendarias producciones del mítico Val Lewton y en particular de las que dirigió ese maestro que fue Jacques Tourneur. Resaltar que ante la escasez de medios materiales el talento suplía cualquier carencia resulta ya un tópico, del que esta película es un muy buen ejemplo.
La sugerencia frente a la evidencia se convierte en un elemento de estilo, creando una atmósfera onírica y fantasmagórica que si bien no alcanza las cotas de maestría de "La mujer pantera" si llega a unos límites sobresalientes que convierten la historia en verosimil y la dotan de una magia especial y un carisma único que la eleva a la categoría de mítica dentro del cine de terror de los años 40.
Una prueba palpable de como puede funcionar el sentido del horror apoyado en el lenguaje cinematográfico, sin grandes alardes técnicos, solamente sabiendo tocar en la mente del espectador esos resortes subconscientes capaces de atemorizarle no necesitando recurrir a trucos baratos o grandes efectos. Una buena historia, unos actores adecuados, una producción escasa pero impecable,una excelente fotografía y un maestro dirigiendolo todo son más que suficientes. Tan sencilla combinación sigue funcionando a la perfección más de 60 años después.
Cuando parece que en cine de terror ya se ha visto de todo, echar un vistazo a películas como esta nos demuestra como la excepcionalidad en el género hace ya muchos años que se alcanzó y que el nivel en los años posteriores, salvo contadas excepciones siempre ha estado por debajo.
[Leer más +]
59 de 73 usuarios han encontrado esta crítica útil
8
Pionera
Tristeza, no tiene fin... que cantaba Jobim. Una mirada melancólica a los muertos enterrados en vida, a todas aquellas personas aquejadas de extraños e irremediables males. Una historia imbuida en una neblina oscura y tétrica, salpicada con misticismo aborígen en las maravillosas antillas holandesas. Portentosa fotografía marca de la casa Lewton e interpretaciones intimistas, lejos de estridencias y muecas imbéciles con los que posteriores directores identificarían a los zombies, destrozando la esencia del género para siempre.

Una enfermera de blanco nuclear es enviada al paraíso perdido de una isla de esclavos, donde tiempo ha una fiebre tropical transformó a una bella mujer en un organismo inerte. Ni el vudú ni los cuidados de la gentil servidumbre sirven para revertir su estado catatónico. Para ello, la enfermera tratará de llegar a la raíz del problema, descubriendo la miseria familiar: la agresividad del marido, el alcoholismo del hermano y el influjo de sus antepasados. El final posee fotogramas de una fuerza impresionante, y es un guiño al lugar del que todos provenimos.

Película pionera en sugerir la eutanasia como derecho a decidir si la vida, en condiciones infrahumanas, merece ser vivida o no. Serie B que da mil vueltas a muchas Series A.
[Leer más +]
38 de 43 usuarios han encontrado esta crítica útil