arrow

Mary y la flor de la bruja (2017)

Mary y la flor de la bruja
Trailer
6,4
1.365
Votar
Plugin no soportado
Añadir a listas
Sinopsis
Mary es una niña que vive con su tía abuela Charlotte en el campo, donde no pasa casi nada. Un día sigue a un misterioso gato hasta el bosque y descubre un viejo palo de escoba y una extraña flor que sólo florece cada siete años en ese mismo bosque. El palo de escoba y la flor llevarán a Mary por encima de las nubes hasta Endor College, una escuela de magia dirigida por Madam Mumblechook y el brillante Doctor Dee. Pero allí suceden cosas extrañas y Mary tendrá que arriesgar su vida para que todo vaya bien. (FILMAFFINITY)
Dirección
Reparto
Año / País:
/ Japón Japón
Título original:
Meari to majo no hana
Duración
103 min.
Estreno
7 de septiembre de 2018
Guion
Riko Sakaguchi (Historia: Mary Stewart)
Música
Takatsugu Muramatsu
Fotografía
Animation
Productora
Studio Ponoc / Tamborine Sound Studios
Género
Animación Fantástico Magia Brujería
Grupos  Novedad
Adaptaciones de Mary Stewart
7
Flores azules sin riesgo
No es fácil tirar del carro cuando los Studios Ghibli cierran y tienes que abrir otros con gran parte de los trabajadores de Ghibli, como le ha sucedido a los Studios Ponoc, y mucho menos desprenderse de la alargada sombra de Hayao Miyazaki y del recientemente fallecido Isao Takahata. Por ello Hiromasa Yonebayasi firma ya su tercera película, primera ya fuera de Ghibli, pero que bebe de Ghibli en casi todo momento. Una chica joven descubirendo un mundo mágico, simpáticos animales secundarios, animación inmejorable bella y cuidadísima fotograma a fotograma, además de una banda sonora agradable y sensible, en fin, que a uno no se le puede quitar la sensación de Dejà Vu durante toda la película, pareciendo que toma elementos de El Viaje de Chihiro, La Princesa Mononoke, El Castillo Ambulante o de Nicky, La Aprendiz de Bruja, pero ello no la hace menos disfrutable. Adaptación de una novela infantil, Mary and Witch's Flower funciona en todo momento, no se hace aburrida, visualmente es espectacular, tiene encanto, y no se hace demasiado infantil. Pero a pesar de todo lo bueno, no sorprende, la trama es predecible hasta decir basta, o no intenta superar o ser diferente de lo hecho anteriormente por Ghibli. La ves, es bonita, pero no llega a tener momentos memorables como otras películas de Ghibli. Y es que las 2 películas que previamente Yonebayashi había realizado para Ghibli no eran nada desdeñables, Arriety y el Mundo de los Diminutos y El Recuerdo de Marnie, 2 buenas y bonitas películas que dejan un buen recuerdo, pero que son menores dentro de lo que fueron los Estudios Ghibli. Y Mary and The Witch's Flower se siente igual. Esta por encima de muchas películas de animación que se estrenan a lo largo del año, y la animación es maravillosa, pero a Yonebayashi se le puede pedir más. La película me ha gustado mucho, pero la sensación omnipresente de estar hecha con el piloto automático es molesta. Esto es sólo el comienzo de los Studios Ponoc y será bonito verles luchando amistosamente contra Mamoru Hosoda y Makotho Shinkai por ser los nuevos reyes de la animación japonesa.
[Leer más +]
22 de 24 usuarios han encontrado esta crítica útil
7
Studio Ponoc
“Meari to majo no hana” (Mary y la flor de la bruja, 2017) es el tercer largometraje de Hiromasa Yonebayashi, un director que, hasta su anterior trabajo, “Omoide no Mânî” (El recuerdo de Marnie, 2014), aparecía relacionado con el estudio Ghibli. Es en este estudio donde debuta como director con la notable “Karigurashi no Arietti” (Arrieti y el mundo de los diminutos, 2010), habiendo trabajado anteriormente como “Key Animator” (es decir, asumiendo responsabilidad en la animación de las escenas en las que interviene) en algunas de las principales películas del estudio, empezando con Mononoke Hime en 1997.

El 3 de agosto de 2014, Toshio Suzuki, productor y uno de los fundadores del estudio Ghibli, anunció que pausaban la producción de largometrajes ante la necesidad de reestructuración del estudio. El resultado, hasta ahora, es que el último largometraje realizado en Ghibli es, precisamente, “El recuerdo de Marnie”. En el año 2015 el productor jefe del estudio Ghibli, Yoshiaki Nishimura y otros miembros del estudio, entre ellos Yonebayashi, fundan el estudio Ponoc, del que “Mary y la flor de la bruja” es el primer largometraje. Parece que la silueta de la protagonista, Mary, formará parte del logotipo del estudio, con un estilo similar al Totoro de Ghibli. Es también, quizás, una declaración de intenciones, de dejar claro que la esencia de las películas del estudio Ghibli, películas de las que ellos han formado parte, va a continuar de un modo u otro. Desde luego así me lo parece una vez vista y disfrutada “Mary y la flor de la bruja”.

Mientras vas contemplando la película de Hiromasa Yonebayashi es imposible no estar continuamente recordando escenas de muchas películas Ghibli. Aquí hay mucho, muchísimo de “El viaje de Chihiro”, pero aún lo hay más de “El castillo ambulante”. Visualmente son las referencias principales pero no las únicas porque también tenemos las islas volantes de “El castillo en el cielo”, los bosques de “La princesa Mononoke”, las peripecias de “Nicky, la aprendiz de bruja”, o, si me apuran, las rebeldías capilares de Fujimoto en “Ponyo en el acantilado”. Todas estas influencias no hacen sino favorecer una película que, visualmente, resulta ser una joya. No hay nada que se pueda reprochar, desde la animación perfecta a la exquisitez de los fondos de interiores o a los paisajes rurales, desde la magnificencia del bosque al detallismo de los rincones y la simpleza de la valla en la vereda como “puerta” de entrada al mundo mágico. Siempre hay una puerta. Un dibujo extremadamente cuidado y esmerado que es marca de la nueva casa y fruto de la experiencia de años de trabajo.

Adolece la película, no obstante, de cierta profundidad en la historia, bastante más sencilla (infantil no es la palabra) y predecible. Se echa de menos la superación, el viaje introspectivo de la protagonista, conocer sus miedos o preocupaciones. No parece que existan conflictos internos en Mary, o no se ha querido complicar la historia con ellos. Y no puede ser el motivo la falta de capacidad para hacerlo, porque en este sentido su película anterior, “El recuerdo de Marnie”, sí que lo hace, lo consigue y el resultado es, en mi opinión, bastante superior. En cualquier caso, “Mary y la flor de la bruja” resulta ser una película muy, muy, recomendable.

Un par de curiosidades/datos para terminar:
La actriz que da voz (seiyū) a Mary es Hana Sugisaki, que también interpreta, por si alguien quiere ponerle cara, a Rin Asano en la adaptación de Takashi Miike de “La espada del inmortal”. Anteriormente Hana Sugisaki ya había sido la seiyū del personaje de Sayaka en “El recuerdo de Marnie”
Por su parte la voz de Peter es de Ryûnosuke Kamiki, que también aparece en la última de Miike, “JoJo’s Bizarre Adventure”, película a la que no pienso ni acercarme. Mejor recordar a Ryûnosuke Kamiki por ser la voz de Taki en “Your Name”, de Makoto Shinkai.
[Leer más +]
11 de 12 usuarios han encontrado esta crítica útil