arrow

Gentleman Jim (1942)

Gentleman Jim
Trailer
7,6
1.348
Votar
Plugin no soportado
Añadir a listas
Sinopsis
Biografía del campeón de boxeo James J. Corbett. Conocido como 'Gentleman Jim', Corbett se convirtió en el primer campeón del mundo de los pesos pesados en 1892, cuando derrotó a John L. Sullivan, tras la entrada en vigor de las llamadas reglas de Queensberry, que exigían la utilización de unos guantes hinchados para proteger los nudillos, un cuadrilátero con unas medidas determinadas y establecían la duración del combate... En Estados Unidos obtuvo excelentes críticas. (FILMAFFINITY)
Dirección
Reparto
  Ver reparto completo
Año / País:
/ Estados Unidos Estados Unidos
Título original:
Gentleman Jim
Duración
104 min.
Guion
Vincent Lawrence, Horace McCoy (Autobiografía: James J. Corbett)
Música
Heinz Roemheld
Fotografía
Sidney Hickox (B&W)
Productora
Warner Bros.
Género
Drama Comedia Deporte Boxeo Biográfico Siglo XIX
"Mi película favorita de Errol Flynn, una maravillosa comedia"
[Diario El País]
9
Cine y vida
Hay una tendencia en el cine en el que para contar algo, se recurre a lo fácil: dramatizarlo todo. La coartada es que el cine ha de reflejar la vida, y la visión mayoritaria de la vida actualmente es ésa: un drama. Una falacia sustentada en un error.

Esta película está basada en la autobiografía de James J. Corbett, un boxeador del siglo XIX. Seguramente los hechos contados en el filme están tergiversados, pero no son falsos. Los hechos, repito.

Bien, pues a grandes rasgos éste es el ambiente en el que creció Corbett: orígenes pobres, padre borrachuzo, peleas familiares y conflictos conyugales. Los ingredientes perfectos para hacer un dramón moderno de tomo y lomo. Porque en esa época no existía aún Auschwitz, porque si no el guionista actual gasea a Corbett como fin de fiesta, para mayor regocijo lacrimoso del espectador.

Sin embargo "Gentleman Jim", de la tragicomedia de la vida, obvia la visión dramática y narra lo mismo pero en versión festiva. ¿Somos pobres? Mejor, así nos colamos en las fiestas de los ricachones, y juerga. ¿El padre llega borracho? Juerga. ¿Los hermanos están todo el día atizándose? Juerga. ¿Los novios se putean? Juerga.

Hacer bien esto lo encuentro dificilísimo. Narrar con desenfado es un don. O lo haces muy bien o quedas en el más espantoso de los ridículos. No suele haber término medio.

La mayor objeción que suele haber a este tipo de películas es "que no reflejan la realidad". Pero, ¿desde cuándo el arte ha de reflejar la realidad? Bueno, aquí yerro yo, porque el cine sí ha de reflejar la realidad, pero la realidad del cine, no de la vida. La tentación del cinéfilo es no saber separarlos.

Realmente no es nada fácil hacer una película feliz. No señor, no es nada fácil.
[Leer más +]
43 de 48 usuarios han encontrado esta crítica útil
8
El boxeador
Uno de los films más logrados de los 7 realizados por Raoul Walsh y protagonizados por Errol Flynn. El guión, de Vincent Lawrence y Horace McCoy, adapta la autobiografía “The Roar of the Croad” (1925), de James J. Corbett (1866-1933). Se rueda en escenarios naturales de Santa Ana (CA), L.A. county Arboretum and Botanic Garden (Arcadia, CA) y en los platós de Warner Studios (Burbank, CA). Producido por Robert Buckner para la Warner, se estrena el 25-XI-1942 (EEUU).

La acción dramática tiene lugar en San Francisco, New Orleans y otras localidades de los EEUU, a lo largo del período 1887-1892. James “Jim” Corbett (Flynn), apodado “Gentleman Jim” por su porte elegante y distinguido, es un modesto cajero de una oficina bancaria de San Francisco. Pertenece a una humilde familia de inmigrantes irlandeses. Aficionado al boxeo cuando todavía era una actividad ilegal, participa en su dignificación y legalización como deporte gracias a la aplicación al mismo de las normas del marqués de Queensberry.

El film suma biopic, comedia, drama, romance, acción y deporte (boxeo). Estrenado en plena IIGM, en momentos de gran incertidumbre por la evolución incierta del conflicto y de un extraordinario esfuerzo de guerra, ofrece una historia de lucha, superación, triunfos y comicidad, que satisface las necesidades del público del momento. Obtiene un notable éxito de taquilla y crítica. Visto con ojos actuales, destaca por el vigor dramático, el dinamismo de la acción, el verismo de las escenas de boxeo y la modernidad del contenido.

Más que en otros films, Walsh impone un ritmo sostenido que corta ocasionalmente para marcar pausas que le permiten pasar de la tensión dramática a la distensión de la comedia, de la preocupación al humor franco. En este sentido resulta emblemática la escena de la visita del púgil John L. Sullivan (Bond) a la fiesta de celebración de la victoria de Jim. Supone un tránsito rápido y eficaz de la alegría festiva y superficial a unos momentos de gran emotividad.

Como sabe hacer Walsh con precisión y acierto, el relato se presenta impregnado de un oportuno y rico sentido de la farsa, que evidencia sus habilidades singulares de gran maestro del cine. En ocasiones transforma acciones formalmente dramáticas en lances de humor, como sucede en las repetidas y ruidosas peleas a puñetazos de los hermanos Corbett.

Construye con eficacia los caracteres principales y maneja con autoridad a los secundarios. El protagonista compendia y ejemplifica los principales rasgos de los héroes de Walsh: es ambicioso, idealista y generoso con la familia. No puede ocultar su individualismo y la conciencia de sus limitaciones personales, extremo que le lleva a comportarse de modo vanidoso y altivo. Siente afición por el riesgo, por lo que toma decisiones precipitadas en algunas ocasiones y temerarias en otras.
[Leer más +]
24 de 24 usuarios han encontrado esta crítica útil