arrow

Black Mirror (Serie de TV) (2011)

Sinopsis
Serie de TV (2011-2017). 4 temporadas. 19 episodios. Serie antológica creada por Charlie Brooker ("Dead Set") que muestra el lado oscuro de la tecnología y cómo esta afecta y puede alterar nuestra vida, a veces con consecuencias tan impredecibles como aterradoras. "Black Mirror" comenzó su emisión en 2011 en el canal británico Channel 4 con dos temporadas de tres episodios cada una, y tras producirse un especial de Navidad la serie fue comprada y renovada por Netflix, con doce episodios extra emitidos entre 2016 y 2017. (FILMAFFINITY)
Director
  Ver todos los directores
Reparto
  Ver reparto completo
Año / País:
/ Reino Unido Reino Unido
Título original:
Black Mirror (TV Series)
Duración
60 min.
Guion
Charlie Brooker, Jesse Armstrong, Konnie Huq, Christopher Morris, William Bridges, Rashida Jones, Michael Schur
Fotografía
Zac Nicholson, Gustav Danielsson, Damian Bromley, Jake Polonsky, Mike Spragg, George Steel, Ruben Impens, Tim Maurice-Jones, Seamus McGarvey (: Aaron Morton)
Género
Serie de TV Ciencia ficción Thriller Terror Drama Internet / Informática Sátira
Grupos  Novedad
Black Mirror
9
Su gran acierto
Hay una cualidad de Black Mirror que es necesario destacar por encima de todas las demás. No se trata de lo imaginativo (o más bien predictivo) de sus capítulos. No se trata de esa magistral manera de poner en escena una historia completamente nueva y cerrarla perfectamente en tan solo una hora. Ni tampoco es su capacidad de enganchar al espectador a cada capítulo y entre temporadas esperando a ver qué se ofrece.
El mayor acierto de esta serie es el momento en que ha hecho aparición.

Hay muchas series en el mundo, varias incluso puede que sean mejores que ésta, pero lo que ninguna puede afirmar con más seguridad que Black Mirror es que ha llegado en la perfecta época. Ni antes ni después. Black Mirror es la serie de la década de los 2010. La década plenamente sumida en la era de la tecnología (y de la información, hola "1x01, El himno nacional"), esta era en la que ya hemos acabado de asumir nuestra dependencia de Internet, en la que se nos hace raro salir de casa sin un smartphone en el bolsillo y en la era en que tener menos de tres de estos "espejos negros" (móvil, TV y PC como mínimo) en nuestras vidas está fuera de lugar para cualquier ciudadano medio.
Estas son las circunstancias de su llegada, y la serie lo sabe. Sabe que cada capítulo nos perturbará con sus problemas porque ya estamos de camino, y los espectadores somos conscientes de ello. Estemos al principio de esa larga travesía ("1x02, 15 millones de méritos") o ya con el sendero prácticamente recorrido ("3x03, Cállate y baila"), vamos de camino, y eso nos aterra.

Sin embargo, no todo es miedo al ver esta serie. Sus capítulos nos pueden dejar también una cierta esperanza, implícita en el argumento (todos sabemos a qué capítulo me refiero, a día de hoy) o en forma de reflexión. El camino de la ciencia-ficción es un itinerario que vamos a recorrer, somos seres humanos y debemos satisfacer nuestra curiosidad y saciar nuestra sed de superioridad, pero quizá esta serie nos ayude a ver de qué formas mejor no hacer las cosas.

Quizá esta serie nunca ha pretendido ser entretenida, un divertimento. Quizá su objetivo es poner la voz de alarma. O quizá solo pretende ser una muestra de la buena televisión que se está haciendo precisamente ahora, en esta época. Quizá es simplemente una mezcla de las tres cosas lo que hace que Black Mirror sea

la perfecta serie, en el momento perfecto.
[Leer más +]
12 de 13 usuarios han encontrado esta crítica útil