arrow

El libro de la selva (2016)

Sinopsis
Mowgli (Neel Sethi), un niño criado en la selva por una manada de lobos, emprende un fascinante viaje de autodescubrimiento cuando se ve obligado a abandonar el único hogar que ha conocido en toda su vida. Nueva adaptación de la novela de Rudyard Kipling. (FILMAFFINITY)
Director
Reparto
  Ver reparto completo
Año / País:
/ Estados Unidos Estados Unidos
Título original:
The Jungle Book
Duración
105 min.
Estreno
15 de abril de 2016
Guion
Justin Marks (Novela: Rudyard Kipling)
Música
John Debney
Fotografía
Bill Pope
Productora
Walt Disney Pictures / Fairview Entertainment / Moving Picture Company (MPC)
Género
Aventuras Fantástico Animación Cine familiar Naturaleza Animales 3-D Remake
Grupos  Novedad
Adaptaciones de Rudyard Kipling El Libro de la Selva (Disney) Remakes de Clásicos de Disney
Categorías 1
9
Crítica - El Libro De La Selva
La película “El libro de la selva“ es especial por muchas razones, en primer lugar está basada en el excelente libro de Rudyard Kipling, ganador del premio nobel de literatura. Es también la primera película estrenada luego del fallecimiento de Walt Disney (su primera versión claro), lamentablemente el creador del ratón más famoso del mundo, no pudo ver la dimensión y el clamor del público que esta historia generaría.

A casi 50 años de su estreno, Disney nos regala una versión dirigida por Jon Favreau (el director de Iron Man), quien combina de manera soberbia una historia que ya todos conocemos con el uso de tecnologías nunca antes vistas, logrando un resultado en pantalla, donde cuesta trabajo discernir que es real y que no, o mejor dicho quien es real y quien no.

Suma mucho el fanatismo del director por Walt Disney, y una manera de pensar y trabajar en similitud, donde el aspecto técnico de la película es importante y cuidado, pero siempre lo más importante a tener en cuenta es la historia (nos habríamos ahorrado el bodrio de Batman vs Superman, si se hubiese seguido esa línea).

Retomando esta bellísima historia, nos situamos en la selva, claro está, donde el niño Mowgli es criado desde pequeño por una manada de lobos. Tiempo atrás el tigre de Bengala Shere Khan, había tenido una disputa con el padre de la criatura, quedando el pequeño abandonado, y rescatado por la pantera Bagheera, quien será su fiel amiga y guardiana.

El relato continua con la búsqueda de venganza por parte de Shere Khan, razón por la cual Mowgli abandonará la manada, y vivirá distintas aventuras que la selva le ofrecerá, conocerá a un gran amigo, el oso Balooo, correrá peligro bajo la atrapante seducción de una víbora pitón y será capturado por monos desquiciados, llevándolo ante la presencia del Rey Louie, un orangután Gigantopithecus, quien desea que el niño le revele el secreto de “La flor roja", aquello a lo que los humanos llaman “fuego“.

El muestrario de animales en la selva es colorido y surtido, cada personaje está logrado con una verosimilitud perfecta, sólo el hecho que hablen, nos recuerda que están hechos por computadora, pero toda la estética de la película, el trabajo de arte, de ambientación se impone dando un disfrute visual tanto para chicos como para grandes.

Acompañada por una banda de sonido de tono preciso, incluye dos de las canciones más pegadizas y conocidas de la versión anterior, lo que completa por donde se lo mire un festín cinematográfico.

En cuanto a los actores, muchos famosos prestaron sus voces para dar vida a los animales (Bill Murray, Ben Kingsley, Lupita Nyong'o, Scarlett Johansson, Cristopher Walkem, entre otros); la única actuación humana en la película corresponde al niño con poca trayectoria actoral Neel Stehi, quien fue seleccionado entre un casting de 2.000 chicos, realmente su actuación conjuga humor y emoción y con sus breves 11 años carga con la película en sus hombros, y sale completamente airoso, convirtiéndose en una futura estrella actoral.

El libro de la selva le hace justicia a su sucesora, y al libro que inspiró ambas versiones, una opción que hay que ver en cine, en pantalla grande, dejándose envolver por una selva que sabemos es digital pero nos atrapa desde la escena inicial.
[Leer más +]
80 de 106 usuarios han encontrado esta crítica útil
9
El octavo pecado capital: no disfrutarla en el cine
Casi medio siglo ha pasado desde la irrepetible ‘El libro de la selva’, una joya del cine de animación que aún hoy perdura como una cinta de culto del género. ¿He dicho irrepetible? Cierto, las aventuras de Mowgli, Baloo y Baguira fueron producto de un todo que para los que amamos el séptimo arte por suerte nunca volverá a ocurrir como tal, y digo por suerte porque es precisamente eso lo que convierte al título de Dinsey en un producto único.

Partiendo de esa premisa, la nueva adaptación del cuento de Rudyard Kipling dirigida por Jon Favreau (Iron Man, Cowboys & Aliens) es una inmensa película, sin más, conoces el argumento así que sin reproches en ese aspecto si eres capaz de entender que se trata de una adaptación. A partir de ahí todo es simplemente maravilloso, un espectáculo visual en toda regla. Si como yo pensabais que en pleno siglo XXI ya poco nos podía sorprender el cine en el apartado gráfico estáis muy equivocados, ‘El libro de la selva’ es sublime en ese aspecto, un espectacular trabajo que por mucho que pese a los aduladores de lo tradicional nos ratifica que la evolución tecnológica aún tiene muchísimo que aportar a este mundillo. El realismo logrado es tal que no cabe más que rendirse ante tan colosal evidencia, razón más que de peso para que cualquiera que disfrute viendo largometrajes cometa el craso error de no gozarla en la gran pantalla.

La adaptación de Favreau es mucho más oscura que la original cuyo humor simpaticón rebosa por doquier, aun siendo bastante fiel a su predecesora la historia disiente en algunos aspectos pero ello no afecta en absoluto al resultado final. Todos los personajes rozan la excelencia, puede que les falte esa chispa tan característica de los protagonistas de la cinta de animación pero lo cierto es que el conjunto en sí desprende un aire más formal sin llegar a renunciar a algunos sutiles toques de humor. ¿Es la película perfecta? No, esa seriedad añadida en esta nueva versión puede despertar cierta melancolía en los devotos de la cinta original. Otro pero puede recaer en la elección de Neel Sethi como Mowgli, no desentona, pero aun teniendo en cuenta un factor tan relevante como su corta edad cierto es que otro podría haber encajado mejor en el papel, después de ver la increíble actuación de Jacob Tremblay (un año menor que Sethi) en ‘Room’, el listón de los actores más precoces está cada vez más alto.

Aunque seguro podréis encontrar una pega u otra a esta nueva versión de ‘El libro de la selva’ haceros un favor, dejar los prejuicios en casa, compraros la entrada y dejaros llevar durante apenas dos horas por toda una obra de arte al menos en lo que al apartado visual se refiere, la historia funcionó en su momento y sigue funcionando ahora. Un título para los amantes del clásico de Dinsey, para aquellos que por su corta edad no la disfrutaron, para el fanático de las películas de aventuras, para el escéptico del cine comercial, para cualquiera que de una manera u otra disfrute viendo películas, sin duda alguna esta nueva versión de ‘El libro de la selva’ es para todos, no os la perdáis.

Lo mejor: un apartado técnico a la altura de pocos y salvo matices una muy fiel adaptación al argumento de la cinta original.

Lo peor: muy poco, una elección más acertada del protagonista podría haber ensalzado el largometraje aún más. Algunos podrán echar en falta el carisma de los personajes de la cinta original.

Más en www.estovacine.blogspot.com.es y www.magazinema.es
[Leer más +]
33 de 41 usuarios han encontrado esta crítica útil
Relaciones 1