arrow

Magic Mike (2012)

Magic Mike
Trailer
5,1
7.707
Votar
Plugin no soportado
Añadir a listas
Sinopsis
Mike (Channing Tatum), un joven que persigue el sueño americano, tiene varios trabajos, pero el que más dinero y satisfacción le proporciona es el de stripper en el Xquisite, un club de Tampa para mujeres regentado por Dallas (Matthew McConaughey). En ese mundo Mike introduce a El Niño (Alex Pettyfer), un joven al que acaba de conocer. Allí El Niño descubrirá un trabajo donde todo es alcohol, mujeres guapas, sexo fácil y dinero rápido; en suma, un mundo adictivo pero peligroso. (FILMAFFINITY)
Dirección
Reparto
  Ver reparto completo
Año / País:
/ Estados Unidos Estados Unidos
Título original:
Magic Mike
Duración
110 min.
Estreno
5 de octubre de 2012
Guion
Reid Carolin
Música
Varios
Fotografía
Steven Soderbergh
Productora
Warner Bros.
Género
Comedia Drama Basado en hechos reales Baile
5
El Bar Poyote
“Magic Mike” revela el gran drama… ¿qué viven a diario los participantes de “Mujeres y Hombres y Viceversa”?

“El bar Coyote” se hizo indie por obra y gracia de Steven Soderbergh y surgió “El Bar Poyote”. Sí, en realidad es lo mismo pero como estamos ante el director outsider que se ríe del cine comercial realmente nos encontramos ante un ejercicio extra-metaficcional: “Magic Mike” convierte el cine en un bailarín que mueve el culo y muta a los espectadores en un grupo de histéricas salidas que pagan su entrada por ver los cuerpos y culos de sus estrellas favoritas. El cine se prostituye y se transfigura en un frío y egoísta negocio, pero reniega interiormente de tal condición: quiere avanzar y cambiar. Pero, al mismo, transforma a Soderbergh en un proxeneta que ha vuelto a convertir al star-system en un burdel para financiar nuevos proyectos como filmar tuberías o hacer un biopic de alguien que no está ni en la wikipedia…

No obstante, aquí hay poesía: las secuencias en la que Joe Mangianello se desloma al voltear a una muchacha con sobrepeso o en la que Channing Tatum refriega su paquete en la cara de una universitaria poseen una profundidad que ya quisiera el mejor poema de Virgilio. “Magic Mike”, en definitiva, es un filme interesante porque esconde un voraz y consumista producto comercial dentro de una película indie de bajo presupuesto, siendo consciente en todo momento de tal condición sin engañar a nadie. Pese a su rating ha recaudado más en EEUU que “Flashdance” o “Fiebre del sábado noche”: el experimento sociólogo establece que glúteos con gusto no pican. Al menos para sentar el nuestro en la butaca y disfrutar con esta obra que nos hará reflexionar sobre la vida y lo ¿afortunados? que somos por no tener los cuerpos, el dinero y popularidad de los actores que aparecen en pantalla.
[Leer más +]
42 de 61 usuarios han encontrado esta crítica útil
2
¿Pero ésto qué es...?
No, en serio... ¿de verdad? ¿Es una broma esta película o en realidad es así de mala?

Es inevitable compararla con el Bar Coyote, aunque en versión masculina y con algún baile algo más currado. Pero coño, hasta el Bar Coyote tenía más historia y más guión a comparación.

La película no tiene base ni historia que la cobije, ninguna, se limita a mostrar bastantes y cansinos bailes de strippers treintañeros (algunos más cerca de la cuarentena, y en el caso de Kevin Nash en la cincuentena larga), que "adoptan" a un chico más joven para que haga las delícias de un par de universitarias. Y ya está, señores, no hay más que contar.

La película intenta, a ratos, mostrarnos la vida de Mike y Adam fuera del escenario, pero apenas emborrona unos pocos aspectos, los intentos del protagonista por crear un negocio que es su sueño, un romance que sí que no que sí, y algún problemilla con las drogas, pero nada que sobresalga y desde luego nada especialmente interesante.

Me ha sorprendido leer por ahí que la película es más bien para disfrute de las mujeres. Vale, pues soy mujer y no me ha gustado nada. ¿Por qué habría de hacerlo? Si la película es mala, es mala y punto. Eso dejando de lado que los chicos que aparecen no son gran cosa, mucho cuerpo metrosexual que parece de cera, pero prácticamente nada de atractivo y menos de magnetismo.
Menciono especialmente a Manganiello, del que me encanta su personaje en True Blood, y que sin embargo aquí me parece bastante ridículo.

Los personajes están demasiado desdibujados, sin perfilar, sin carisma. Como si los actores solo se hubiesen preocupado de quedar bien en la pantalla en paños menores mientras dan cuatro pasos de baile, pero en absoluto de hacer creíbles sus personajes.

No hay nada en la película que sobresalga, no hay ninguna excusa, nada para que podamos decir: "vale, es mala, pero tiene..." No, en este caso no.
La clasifican como comedia y drama. Pues ni drama ni comedia. No hay ni un momento que lleve a la risa, ni siquiera a una pobre sonrisa. Y aún menos hay ningún punto dramático.
La película se ve, si es que somo capaces de aguantar sus casi dos horas (a mí me costó un par de refrescos de cafeína mantenerme despierta), con el deseo de que termine cuanto antes, preguntándonos para qué leches hemos ido a ver semejante bódrio infumable.

Del guión ni hablemos, y la dirección pues... eso, no sé en qué pensaba Soderbergh al hacer esta película, que además es totalmente prescindible.

En resumen, una pérdida de tiempo y de dinero.
[Leer más +]
33 de 46 usuarios han encontrado esta crítica útil
Relaciones 1