arrow

Toro salvaje (1980)

Toro salvaje
Trailer
8,1
49.157
Votar
Plugin no soportado
Añadir a listas
Sinopsis
Jake la Motta es un joven boxeador que se entrena duramente con la ayuda de su hermano y mánager Joey. Su sueño es convertirse en el campeón de los pesos medios. Pero Jake es un paranoico muy violento que descarga su agresividad tanto dentro como fuera del ring. Incluso su hermano es víctima de su enfermizo carácter. Cuando, por fin, alcanza el éxito, su vida se convierte en una pesadilla. Por un lado, su matrimonio marcha cada vez peor debido a sus contantes salidas nocturnas con otras mujeres; por otro, la mafia lo presiona para que amañe combates. (FILMAFFINITY)
Dirección
Reparto
  Ver reparto completo
Año / País:
/ Estados Unidos Estados Unidos
Título original:
Raging Bull
Duración
124 min.
Guion
Paul Schrader, Mardik Martin
Música
Varios
Fotografía
Michael Chapman (B&W)
Productora
United Artists
Género
Drama Biográfico Deporte Boxeo
"Soberbio guión. Scorsese radiografía el gesto más violento de la derrota (...) Una de las obras más lúcidas y enérgicas del cine moderno
[Diario El País]
"Brutal"
[Cinemanía]
10
Toro furioso
El mundo del boxeo a dado un buen puñado de películas, pero sin duda “Toro Salvaje” las derrota a todas por un indiscutible “ko” técnico y se erige con el título del campeón pues es una de las mejores películas de todos los tiempos. La película narra la historia de J. La Motta (R. de Niro) hasta convertirse en campeón de los pesos medios y su posterior caída a los infiernos víctima de sus propias paranoias. La historia, como no, responde a toda la mítica de este género, presente en obras como “Más dura será la caída”, “Cuerpo y alma” y otras (“Rocky” y todas sus secuelas serían para toda esta mitología como un grano molesto en el culo). Sin embargo, siendo una película sobre el boxeo, la hondura y el poder de su mirada hacen que vaya más allá.
Es el modo de narrar lo que hace de esta película un ejercicio único, fascinante, llena de la misma energía violenta que un combate de boxeo. En el aspecto técnico es impecable. La dirección de Scorsese es precisa e inspirada. Contamos con una sobria y acerada fotografía de M. Chapman, que ya había colaborado con él en “Taxi Driver” y el magnífico documental “The Last Valz”, y que logra un b/n soberbio. El guión es de P. Schrader, el guionista que mejor entiende el universo de Scorsese. Por último, la colaboradora más fiel del director y sin cuya presencia no se puede entender su obra: T. Schoonmaker. Será su primera colaboración juntos, y desde aquella el matrimonio seguirá pariendo obras incontestables. El montaje es espectacular, (le darían su primer Oscar) de esos que te guían a un mar de emociones, subrayando cada uno de los momentos. Prueba de ello, son las elipsis que realiza de los combates, con un uso de la cámara lenta hermoso e impactante; o los recuerdos desvaídos de ese tiempo de felicidad que muestran las películas familiares y que se escurre por el desagüe de la locura.
Las actuaciones son soberbias. ¿Qué decir de R. de Niro? ¿Qué adjetivos pueden definir con justicia la actuación que realiza? Compone con tal precisión y entrega que su actuación se ha erigido en el tótem al que todos miran cuando quieren citar el olimpo de las actuaciones; sin duda, podemos decir que es la mejor actuación de todos los tiempos. A su lado, una espléndida C. Moriarty en su primera película. Su papel es fascinante, parece salida de un cómic, llena de curvas, con un erotismo increíble, añejo pero fresco; a la vez, el sufrimiento que padece, te desgarra. Por último subrayar a Joe Pesci, un actor desaforado, pero que en las manos de Scorsese está siempre genial y que aquí interpreta al hermano de La Motta.
Incomprensiblemente, sólo gano dos Oscar (Fue el año de “Gente corriente”, una gran película, pero que de todas formas empequeñece al lado de este titán). El tiempo obro con justicia y “Toro Salvaje” está en el olimpo de las grandes películas, como esa obra única, irrepetible, de una maestría absoluta, tan desgarradora y hechizante como la vida, pues de eso trata.
[Leer más +]
152 de 199 usuarios han encontrado esta crítica útil
9
"Den un escenario a este toro donde pueda demostrar su bravura, pues aunque lo mío es pelear, más me gustaría saber recitar. ¡¡Esto es espectáculo!!"
Una de las mayores obras maestras del señor Scorsese donde el director se afianzaría con su primera nominación al oscar, Robert de Niro también se afianzaba como uno de los grandes ganando su segundo oscar, habría que tener en cuenta al inigualable, enorme (y desaprovechado) Joe Pesci y daría una efimera fama a Cathy Moriarty que la actriz no supo aprovechar. "Toro salvaje" lo tiene todo en una película de boxeo. Guión enorme, fotografía cojonuda en blanco y negro, banda sonora memorable pero sobre todo tiene a ese trío inolvidable que formaban Scorsese, De Niro y Joe Pesci y que tantas alegrias nos dieron después en las también fantásticas "Uno de los nuestros" y "Casino".

Pese a que su direcotr no era precisamente fan del boxeo, "Toro salvaje" también tiene cosas que Scorsese sabe manejar como la mafia siempre importante en sus películas y en como quieren amañar los combates de LaMotta. Y por supuesto tenemos el retrato típico de un perdedor que encima del ring era un auténtico ganador (el combate contra Sugar Ray forma parte de la historia del cine) pero que lejos de él era un cabrón destinado al fracaso. Desde la paliza a su hermano, a su mujer, hasta acabar de comentarista de segunda y con sobrepeso. Y por algo el guionista es Paul Schrader ("Aflicción") genio en retratar temas brutales con personajes como el que interpreta De Niro y cuyo trabajo en el guión es igualmente memorable.

Todo un recital el de Robert de Niro que consigue plasmar la dureza del personaje con una naturalidad enorme y también otra lección de interpretación la del siempre genial Joe Pesci que borda también su interpretación de hermano y manager de LaMotta (memorable la paliza tanto que da como la que recibe). Y Scorsese rodó unos combates insuperables que aún hoy en día me siguen pareciendo de lo mejor dentro de su género que ya es decir.

Obra maestra, una de las mejores películas de los años 80 (en mi opinión solo superada en esa decada por otra película en la que intervienen tanto De Niro como Pesci: "Érase una vez en América") con la que Scorsese haría una de sus más logradas películas y que dentro de las películas de boxeo es difícilmente superable. Sencillamente una película prodigiosa.
[Leer más +]
98 de 115 usuarios han encontrado esta crítica útil
Relaciones 1