arrow

High Flying Bird (2019)

High Flying Bird
Trailer
5,4
401
Votar
Plugin no soportado
Añadir a listas
Sinopsis
Dean (André Holland) es un agente deportivo que, durante un cierre patronal, ve la oportunidad de hacer negocio con una joven promesa del baloncesto (Melvin Gregg), uno de los clientes a los que representa. (FILMAFFINITY)
Dirección
Reparto
  Ver reparto completo
Año / País:
/ Estados Unidos Estados Unidos
Título original:
High Flying Bird
Duración
90 min.
Guion
Tarell Alvin McCraney
Fotografía
Steven Soderbergh
Productora
Extension 765 / Harper Road Films. Distribuida por Netflix
Género
Drama Deporte Baloncesto
5
'Suits' camuflada de 'Titanes, hicieron historia'.
Una película de deportes. Una película de baloncesto. Una película sin juego.

Todos son negocios en High Flying Bird, grabada con un Iphone, -bien Steven, toma tu palmadita en la espalda- lo que al principio se presenta interesante se convierte en monótono, repetitivo y completamente olvidable.
No me ocurre nada malo ni nada bueno por ver la nueva película de Soderbergh.

90 minutos que pueden ser mejor invertidos.
[Leer más +]
10 de 16 usuarios han encontrado esta crítica útil
7
El milagro de Steven Soderbergh
Cuando una película tiene más virtudes que defectos, uno no puede por más que rendirse a ella. Steven Soderbergh puede ser muchas cosas, puede aburrirnos incluso, pero nunca nos decepcionara porque cualquier mala película de Steven Soderbergh es mejor que las demás, y si tenemos en cuenta que es una película producida por Netflix, entonces resulta sorprendente la calidad de este producto rodado con un iPhone en apenas dos semanas.

La historia del parón de la NBA se enmarca en esos dramas deportivos que tanto le gusta al público norteamericano. Pero resulta que este drama deportivo es tan atípico que huye de toda épica y no muestra ni una sola imagen de un partido. La historia está narrada desde dentro, explicando poco a poco al espectador como funciona ese particular mundo deportivo, además del mundo de los representantes. La historia no es demasiado compleja, pero discurre explicando todo cuanto puede, sin muchos personajes, aunque todos necesarios. Es como simplificar lo complejo para volverlo a complicar desde la sencillez. Es decir: dale la vuelta a la tortilla y ofrecernos una película atípica, basada en diálogos que parecen escritos para ser disparados (en vez de recitados), con una formalidad visual impresionante, unos actores magníficos (André Holland está impresionante) y un empaquetado impecable (¡grabado con un iPhone!).

¿Algún “pero”? Por supuesto, quizás la historia no os interese, quizás incluso os aburra. Es lógico, pero más allá de nuestros gustos, hay que reconocer que lo que ha conseguido Steven Soderbergh con los mimbres que tenía, es casi un milagro.
[Leer más +]
3 de 9 usuarios han encontrado esta crítica útil