arrow

La bella durmiente (1959)

La bella durmiente
Trailer
6,6
25.274
Votar
Plugin no soportado
Añadir a listas
Sinopsis
Había una vez dos reyes que esperaban con alegría el nacimiento de su primera hija, a la que llamarían Aurora. Para celebrarlo, organizaron una fiesta a la que invitaron a todos los habitantes del reino. Pero olvidaron invitar a la malvada bruja Maléfica que, enfurecida, lanzó un terrible hechizo sobre la princesa: el día de su décimosexto cumpleaños, se pincharía con el uso de una rueca y moriría. Pero sus tres divertidas hadas madrinas descubren una forma de romper el maleficio: no morirá, permanecerá dormida hasta que un valiente príncipe la bese... (FILMAFFINITY)
Dirección
Reparto
Año / País:
/ Estados Unidos Estados Unidos
Título original:
Disney's Sleeping Beauty
Duración
75 min.
Guion
Erdman Penner (Cuento: Charles Perrault)
Música
Peter Tchaikovsky, George Bruns
Fotografía
Animation
Productora
Walt Disney Productions
Género
Animación Fantástico Romance Infantil Fantasía medieval Cuentos
Grupos  Novedad
Clásicos de Walt Disney Adaptaciones de Charles Perrault Princesas Disney
10
INJUSTAMENTE TRATADA
Continuar Editando
"La bella durmiente" es sin duda una de las obras cinematográficas que más injustamente han sido tratadas o lo que es peor, ninguneadas, no solo en la filmografia de Disney si no en la historia de el cine.
No es solo , a mi parecer, de las mejores (o la mejor) creación de dibujos animados en dicho campo.Tambien es, una verdadera maravilla del cine y de su lenguaje.

Empezando por que esta basado en uno de los más bellos, simbólicos y románticos cuentos de hadas de la literatura universal. Pasando en que la partitura musical es, a su vez, otra interpretación de dicho cuento (la obra de ballet de el siglo XIX de Tchaikovsky), siguiendo que el diseño de producción estuvo inspirado en pinturas medievales, con un trabajo de escenarios, bosques, castillos góticos al más puro detalle donde cada fotograma es una pintura...
Todo podía resultar muy pretencioso, o excesivamente artístico y snob, pero no, "La bella durmiente" tiene un guión perfectamente engranado, delicioso con todos los ingredientes para hacer disfrutar: romanticismo, humor, aventura, suspense, intriga y hasta terror. Todo deliciosamente "light" o "naiif" y a veces hasta encantadoramente cursi pero siempre al nivel de imágenes visuales sugestivas que forman parte de historia del cine.


No se la pierdan. Como leí en una crítica : "No se trata de la historia típica disneyana si no la representación de un verdadero cuento de terror y romanticismo gótico".
[Leer más +]
80 de 85 usuarios han encontrado esta crítica útil
6
El Disney de antes
Si no fuese porque en una escena los animalillos del bosque se muestran racionales interactuando con la princesa en plan musical, se podría decir que La bella durmiente es una de las cintas más serias de la factoría. Todo en ella rezuma formalidad. Como muestra, sólo hay que mirar el carnet de identidad de la muchacha; ni Cenicienta, ni Bella, ni Blancanieves ni algún otro extraño nombre que sorprendiera en una ceremonia bautismal. Se llama Aurora; Seriedad ante todo.

Pero lo del apelativo tan sólo es la punta del iceberg. Si se le presta atención, en la película encuentras cantidad de detalles con los que te darás cuenta que en los primeros pasos de la industria se ponía más empeño en contar simplemente un cuento, que en seducir tan descaradamente al menor (cómo sí se ha venido haciendo en las últimas décadas). No quiero decir que sea ni mejor ni peor, simplemente distinto.

Otro detalle sería la no aparición de la tradicional mascota parlante pegada en las faldas de la estrella principal; con lo cual nos ahorramos el estrés que da la naturaleza hiperactiva de éstas, además de salvarnos de algún chiste recomendable sólo para menores de siete años.

A los chiquillos, en sus primeros años de vida, los colores llamativos son fuente de curioseo y factor que capta su atención. Con este plus también cuenta el Disney más reciente; aluvión de coloridos vistosos unido a canciones alegres y pegadizas. La bella durmiente, nuevamente, prescinde de todo esto. La razón debe de ser por lo que comencé diciendo; antes Disney pretendía contar un cuento y ahora busca principalmente seducir a las masas microscópicas.

Por eso mismo La bella durmiente no huele a cine; huele a ese tierno cuento en la voz de la madre con el que te ibas a la cama.
[Leer más +]
45 de 47 usuarios han encontrado esta crítica útil