arrow

Ciegas de amor (TV) (2002)

5,4
379
Votar
Plugin no soportado
Añadir a listas
Sinopsis
Historia ambientada en los años ochenta sobre tres mujeres que buscan darle un sentido a sus vidas. Dos chicas de Nueva Jersey, solteras y trabajadoras, amigas desde la época del instituto, vagan por los bares de solteros. Mientras buscan una relación duradera, Debby (que no ha tenido mucha suerte con los hombres) y Beth empiezan a entender que el amor es más difícil de encontrar de lo que esperaban. Y los hombres que conocen sólo están interesados en compromisos a corto plazo. (FILMAFFINITY)
Dirección
Reparto
Año / País:
/ Estados Unidos Estados Unidos
Título original:
Hysterical Blindness (TV)
Duración
96 min.
Guion
Laura Cahill
Música
Lesley Barber
Fotografía
Declan Quinn
Productora
HBO Films
Género
Drama Romance Telefilm
"Intenso drama sobre mujeres (...) agridulce e intimista historia"
[Diario El País]
9
Uma Thurman, como nunca: en estado de gracia
No cabe duda que un film dirigido por una mujer adquiere una dimensión psicológica diferente. Mira Nair crea un ambiente de frustración sentimental femenina que sobrecoge. Y lo hace porque refleja, como pocas veces se ha hecho en el cine, el sentimiento de incomunicación que, generalmente, vivimos en la actualidad, cuando un hombre y una mujer se encuentran. Mientras el genero masculino, no se sabe porqué condicionantes --biológicos, psicológicos o sociales --, sólo piensa en una relación sexual, rápida y sin compromiso, y “si te he visto no me acuerdo”; no ocurre lo mismo con el sexo contrario, para el que las palabras representan el fundamento de la entrega y del amor (espero que esta última frase no sea interpretada, ñoñamente, como una sensiblería).

Así que esta crisis emocional de inseguridad psicológica, tan perturbadora como habitual en nuestra sociedad actual, pocas veces -- lo reitero nuevamente -- se ha expresado en el lenguaje cinematográfico, con la sobriedad y transparencia, necesarias, como lo ha hecho Mira Nair en "Ciegas de amor".

Hay que resaltar que, en mi opinión, Uma Thurman hace el mejor papel de su carrera. La realizadora de este film ha sabido sacar lo mejor de la actriz: todo su ser emana la desesperación y el vacío existencial, que se apropia de las mujeres treintañeras cuando tienen la sensación de que su futuro sentimental se cierra, definitivamente para siempre, al decepcionarles, una vez más, el último hombre de sus sueños, con el que acaban de mantener una efímera relación sexual.

Es lamentable que esta conmovedora película sólo haya sido exhibida en los circuitos televisivos.
[Leer más +]
9 de 10 usuarios han encontrado esta crítica útil
10
El amor era un campo de batalla en los 80... ¿y ahora?
El cine independiente y la TV parecen ser, actualmente, la mejor vía para contar historias sobre mujeres dado que los estudios, dentro de su esquema tradicional de producción, generalmente las degrada convirtiéndolas en melodramas estúpidos o comedias románticas de cajón, por lo tanto no es raro que “Ciegas de Amor”, una formidable realización en la que predominan las mujeres delante y tras cámaras, sea una combinación de ambas cosas, es decir, una película independiente transmitida por TV (mejor dicho… por HBO).

En el New Jersey de 1987, Debby (Uma Thurman); mujer de clase trabajadora, neurótica y algo extravagante; busca desesperadamente al hombre perfecto en un bar de mala muerte acompañada por su leal amiga Beth (Juliette Lewis), una mamá soltera muy animada, mientras simultáneamente Virginia (Gena Rowlands), su abnegada madre, una mesera sacrificada, al fin, luego de incontables decepciones amorosas a lo largo de su vida, parece haber hallado en Nick (Ben Gazzara), hombre sencillo y bondadoso, el afecto que se merece.

Mira Nair; la directora india con renombre internacional gracias a “Salaam Bombay”, “Missisipi Massala” y la fastuosa “Boda en el Monzón”; es la responsable, en gran medida, de que, a partir de una historia sobria y bastante sencilla, “Ciegas de Amor” sea un genuino estudio de personajes que, no pudiendo ser más real, nos muestra a tres mujeres excepcionales lidiando con sus vidas ordinarias y la tortuosa búsqueda del hombre ideal. No hay manipulación de las emociones aquí, la realizadora se limita a mostrar con objetividad el magnífico desarrollo de los personajes y las pequeñas revelaciones de la vida que pueden resultar duras, hilarantes, tiernas o conmovedoras. La nostalgia de los 80 no deja de estar presente a través de los peinados a base de abundante fijador en aerosol, la ropa casi “kitsch” de la época y la retumbante banda sonora (desde Led Zeppelín, pasando por Cindy Lauper hasta Pat Benatar), lo cual en conjunto es otro acierto más del film.

Sin embargo, amén de todos los méritos detallados en líneas anteriores, considero que el elemento más conspicuo de la película consiste en las sublimes actuaciones de sus principales intérpretes. Uma Thurman agonizando desesperadamente por amor realiza una interpretación increíblemente honesta, explosiva, divertida y conmovedora, su rol es uno particularmente difícil y ella lo ejecuta sin reservas; Juliette Lewis es incandescente en un papel que le queda como anillo al dedo, encarnando la quintaesencia del “sidekick” y la sensualidad e ingenuidad de su parte; Gena Rowlands, quien siempre es una maravilla, es sutil, natural, profunda y provoca algunos de los momentos más enternecedores mientras Ben Gazzara representa con dignidad y dulzura una imagen positiva de los hombres.
[Leer más +]
4 de 4 usuarios han encontrado esta crítica útil