arrow

La torre de los ambiciosos (1954)

6,7
450
Votar
Plugin no soportado
Añadir a listas
Sinopsis
Cuando el presidente de una importante empresa de muebles muere de repente, se desencadena una lucha implacable por la sucesión. La lucha por el poder llevará a los candidatos a utilizar todos los medios a su alcance, sin excluir los golpes bajos. (FILMAFFINITY)
Dirección
Reparto
  Ver reparto completo
Año / País:
/ Estados Unidos Estados Unidos
Título original:
Executive Suite
Duración
104 min.
Guion
Ernest Lehman (Novela: Cameron Hawley)
Música
Cole Porter
Fotografía
George J. Folsey
Productora
MGM
Género
Drama Bolsa & Negocios
7
Buena, me gustó
Buenos actores, buen ritmo, atrayente, y con escenas para recordar. Las votaciones son una delicia de tensión, bien interpretadas por los actores. Me gustó Nina Foch, sugestiva en su papel. El film se deja ver, y las ambiciones personales que afloran a la superficie son reales, del dia de hoy. Buena interpretación de Holden - aunque a algunos críticos no les guste- , algo fuera de sitio el papel de Bárbara (no tiene mucho sentido su excesiva pena) y bueno el relato y la cadencia. Sobre 10 le doy un 7. Pelayo.
[Leer más +]
12 de 16 usuarios han encontrado esta crítica útil
6
HAY QUE PEDIRLE MAS
Película llena de reclamos que no ha llegado a satisfacerme plenamente. Antes de verla, todas las informaciones de que disponía sobre ella eran prometedoras. Una solvente producción dirigida por Robert Wise, director que si desde la mitad de su carrera se había especializado en grandes producciones, hasta llegar a ella había conseguido algunas películas excelentes ( The Set Up, Ultimátum a la tierra, por ejemplo) y otras de rango inferior pero apreciables; una producción del prestigioso John Houseman para la Metro, y un gran despliegue de estrellas y secundarios de lujo.
Además, la historia tenía posibilidades para lograr uno de los grandes dramas de los años 50. Trata sobre las luchas entre los directivos de una gran compañía para alzarse con el cargo de presidente de la misma. Me esperaba una trama áspera, nerviosa, casi negra, y el inicio de la película, francamente bueno, así parecía confirmarlo. Ha muerto el gran jefe y se desata la guerra entre los candidatos a sucederle. A partir de aquí, nos son presentados los distintos personajes que optan al puesto y se nos muestran los sacrificios que sufren en sus vidas personales por su codicia. Posteriormente será el momento de la guerra entre ellos.
El problema a mi juicio es que todos los elementos de tensión en la película están esbozados, pero no llegan a ser verdaderamente dramáticos. Asoma los dientes, pero no da verdaderas dentelladas. Además, el hecho de que sean varios los personajes hace que se disperse la acción y haya menos posibilidades de desarrollo dramático. El resultado es que se nos cuentan las desventuras de los personajes y el espectador las toma como tales, pero no sufre con ellas.
Por otra parte, cada uno de los personajes tiene un tratamiento un tanto aséptico por parte del realizador. Se genera un conflicto en que uno no se siente plenamente partidario de nadie. Esto no sería grave en otra clase de película, pero estamos ante uno producción de la Metro en la que suelen ganar los buenos. Y ha de sumar al espectador a la batalla.
Cuando uno termina de verla no queda perturbado por ella.
Tiene buenos momentos- en especial al final- pero no consigue una obra redonda. Y por supuesto, es una buena producción de la época con todas sus ventajas. Puede verse, pero prefiero otras obras del mismo realizador, aparte las citadas, como “ Born to Kill”, un buen cine negro de la época de aprendizaje en la RKO, o también “ Odds against tomorrow”, un policíaco del año 1960. Más afiladas.
[Leer más +]
9 de 10 usuarios han encontrado esta crítica útil