arrow

La furia del oro negro (1937)

Añadir a listas
Sinopsis
Pennsylvania, 1859. Sally Waterson y su padre han dejado la ciudad con su espectáculo de medicina de viaje, pero cuando su carro se prende fuego, se encuentran varados. Son acogidos por la señora Cortlandt y su nieto, Peter, que está tratando de establecer un gasoducto que suministrara petróleo por todo el estado. Sally y Peter pronto se enamoraran. (FILMAFFINITY)
Dirección
Reparto
  Ver reparto completo
Año / País:
/ Estados Unidos Estados Unidos
Título original:
High, Wide, and Handsome
Duración
110 min.
Guion
Oscar Hammerstein II, George O'Neil
Música
Robert Russell Bennett
Fotografía
Victor Milner, Theodor Sparkhul (B&W)
Productora
Paramount Pictures
Género
Musical Western
8
El trabajo mancomunado es el que hace grande a una nación
En 1870, EEUU apenas empezaba a superar la crisis heredada de La Guerra de Secesión, y la gente del pueblo luchaba por sacar adelante empresas fructíferas que les permitiera recuperar su maltrecha economía y de paso devolver la prosperidad a la nación. El petróleo era una gran promesa para muchísimas personas y entonces se dedicaron a explorar al interior de sus tierras con la ilusión de hallar un yacimiento que les devolviera la esperanza.

“LA FURIA DEL ORO NEGRO” es una de las películas más objetivas y bien logradas que, sobre este período histórico, se hayan realizado en el cine hollywoodense. Decantado profundamente para lograr autenticidad, impacto y majestuosidad en sus acciones, el filme significó uno de los más difíciles y extenuantes trabajos para el director Rouben Mamoulian, quien se sentía muy a gusto con este ejercicio de recrear un aspecto de la historia más representativa de los EEUU de Norteamérica (la Americana que llaman ellos).

Peter Cortlandt (Randolph Scott) es el hombre de buena voluntad quien no duda en acoger, en la casa que habita con su abuela, a Sally Watterson (una vivaracha y encantadora Irene Dunne) y a su padre, cuando a estos se les incendia su medio de transporte y de trabajo, durante su paso por Titusville vendiendo medicinas.

Lo que veremos en esta mezcla de drama, comedia y musical (con mucho más de lo primero, puesto que Mamoulian tiene la sensatez de reducir el número de canciones y las que quedan las abrevia cuanto puede), es una muy grata exaltación del trabajo en equipo, donde queda demostrado cuanto nos necesitamos los unos a los otros para poder superar las dificultades de la vida.

La sinergia bien pensada, la creatividad, la defensa aguerrida y la recursividad necesaria para poder seguir adelante sin perjudicar a otros, son cosas que quedan muy bien plasmadas con una esplendorosa fotografía y una impactante puesta en escena que hace que, el filme, resulte visualmente muy atractivo.

La Paramount se muestra presupuestalmente muy generosa con el consolidado Mamoulian y extraña que, tan amplio acierto en un filme que ofrece diversión, sociología bien plantada e historia rigurosa, no haya obtenido el reconocimiento de la mayor parte de la crítica. Algunas de las canciones de Jerome Kern y Oscar Hammerstein II, suenan bastante bien, y el reparto colmado de grandes nombres: Charles Bickford, Elizabeth Patterson, Ben Blue, Akim Tamiroff, Dorothy Lamour… resulta inolvidable.

Título para Latinoamérica: “ALEGRE Y FELIZ”
[Leer más +]
1 de 1 usuarios han encontrado esta crítica útil