arrow

La gran apuesta (2015)

La gran apuesta
Trailer
6,7
26.001
Votar
Plugin no soportado
Añadir a listas
Sinopsis
Tres años antes de la crisis mundial del 2008 originada por las hipotecas subprime que hundió prácticamente el sistema financiero global, cuatro tipos fuera del sistema fueron los únicos que vislumbraron que todo el mercado hipotecario iba a quebrar. Decidieron entonces hacer algo insólito: apostar contra el mercado de la vivienda a la baja, en contra de cualquier criterio lógico en aquella época... Adaptación del libro “La gran apuesta” de Michael Lewis, que reflexiona sobre la quiebra del sector inmobiliario norteamericano que originó la crisis económica mundial en 2008. (FILMAFFINITY)
Dirección
Reparto
  Ver reparto completo
Año / País:
/ Estados Unidos Estados Unidos
Título original:
The Big Short
Duración
123 min.
Estreno
22 de enero de 2016
Guion
Adam McKay, Charles Randolph (Libro: Michael Lewis)
Música
Nicholas Britell
Fotografía
Barry Ackroyd
Productora
Plan B Entertainment / Regency Enterprises
Género
Drama Comedia dramática Crisis económica 2008 Bolsa & Negocios Historias cruzadas Basado en hechos reales
8
SOBRE LADRONAZOS A LOS QUE NO PERSIGUEN LOS POLICÍAS ESTATALES
La película se resume en estas pocas palabras que Ryan Gosling, uno de los actores que la protagoniza, ha declarado a raíz del éxito del filme y que valen más que mil otras que yo pueda colocar aquí. Dice así Ryan Gosling refiriéndose a la enjundia esencial o meollo del filme: «Mucha gente escucha la jerga financiera y desconecta racionalmente ante la terminología dizque ”económica“, una terminología creada con la idea de hacer sentir estúpido a quien la escucha y no preguntar nada para que ellos hagan lo que les dé la gana con nuestro dinero.»

Esa jerga económica y financiera es la que emplean los banqueros y bancarios, los profesores de la pseudo ciencia llamada economía, los altos funcionarios estatales de Hacienda o del Estado, los periodistas conchabados con todos ellos, etc., y siempre es igual, la emplean para engañar, para tergiversar, para estafar, para dar gato por liebre, para vivir como casta derrochadora a costa de lo que sustraen a las clases medias y gente que le da su confianza. Ya lo dice el refrán: «No es el asesor financiero el que expone el dinero». El dinero quien lo expone es usted y todo quien confía en ellos para que maniobren con sus ahorros.

Pero descuiden, que los policías al servicio de los órdenes estatales y de los mandamases no perseguirán al presidente del Banco de España que diera su visto bueno para que a usted le robaran con la citada jerga, ni perseguirán a los directores de bancos como ocurre actualmente en España, por cobrarle en lugar de pagarle intereses una vez usted les confía sus ahorros o, lo que es más canallesco aún, por domiciliar o tener su sueldo a través del banco, cosa que encima no nos dejan recibir de otro modo que no sea irremediablemente a través de una entidad financiera; no, ellos no persiguen a los grandes ladronazos, ellos prefieren perseguir, como actualmente están haciendo los funcionarios de Hacienda en España, a una simple maestra jubilada por haber dado y cobrado unas clases magistrales una vez pensionada, unas clases extras por las que ganó poco más de mil euros, y por las que la han multado abusadoramente con más de treinta mil euros. Contra los débiles de la clase media es contra los únicos que se atreven (salvo poquísimas y ocasionales excepciones bien dispuestas para hipnotizarnos) ésos que ocupan jefaturas y dicen ser servidores nuestros y de la justicia social.

Para frenar y asfixiar a los pobres mileuristas son la más de valientes los responsables del «Orden y la Civilización», pero verán ustedes como a la presidenta del Banco Santander, entre otros, no la frenan en su insaciable codicia; todo lo contrario, ha sido nombrada asesora por políticos o gobernantes de la «Gran Bretaña y la madre que la parió» precisamente por eso. En consecuencia: ojo con ellos y sus ladronazas tarjetas bancarias, atentos al simple ritmo de 1,2,3, pues le atracan o le quitan su dinero a la vez que le envuelven con una jerga según la cual usted va ha salir ganando.

Fej Delvahe
[Leer más +]
106 de 142 usuarios han encontrado esta crítica útil
5
Demasiados conceptos incomprensibles por minuto.
Es una película densa e intensa. Los diálogos apenas cesan en las más de 2 horas de metraje. La temática es interesante en cuanto de una forma u otra la crisis económica mundial de 2008, ha afectado a casi cualquier persona en los últimos años. El estilo narrativo de Adam McKay es dinámico y divertido, de alguna forma alivia la cantidad de conceptos que no entendemos sobre economía. Pero ni esto sumado al buen hacer del sensacional reparto consiguen compactar una sucesión de acontecimientos en momentos confusos que dejan al espectador con un sabor agridulce. Alguno no podrá terminar de verla.

http://cine100palabras.blogspot.com.es/
[Leer más +]
111 de 159 usuarios han encontrado esta crítica útil