arrow

Colmillo blanco (2018)

Colmillo blanco
Trailer
6,4
95
Votar
Plugin no soportado
Añadir a listas
Sinopsis
Croc-Blanc es un orgulloso y valiente perro lobo. Después de crecer en los espacios nevados y hostiles del extremo norte, es recogido por Castor Gris y su tribu india. Pero la maldad de los hombres obliga a Castor Gris a dejar al animal con un hombre cruel. Salvado por una buena pareja, Croc-Blanc aprenderá a dominar su instinto salvaje y convertirse en su amigo. Adaptación en formato animado de la novela "Colmillo blanco", de Jack London. (FILMAFFINITY)
Dirección
Reparto
Año / País:
/ Francia Francia
Título original:
Croc Blanc (White Fang)
Duración
85 min.
Estreno
15 de junio de 2018
Guion
Novela: Jack London
Música
Bruno Coulais
Fotografía
Animation
Productora
Coproducción Francia-Luxemburgo-Estados Unidos; Superprod / Bidibul Productions / Big Beach. Distribuida por Wild Bunch
Género
Animación Animales Perros/Lobos Siglo XIX
Grupos  Novedad
Adaptaciones de Jack London
8
Muy bonita en cuanto a forma y fondo
Para cualquier amante de los perros-lobos esta historia de Jack London es una gozada (siempre que esté bien contada, como es el caso). Nos encontramos con una película de animación “a la europea”, es decir, alejada de los cánones Disney, pero con un alto nivel de animación, sobre todo en el preciosismo y realismo con que se detallan los paisajes de las montañas del centro de Norteamérica y la época de la colonización del oeste americano. El diseño de las personas y los animales también alcanza altas cotas de expresividad pero de manera más tosca pero más artística. A los niños les gustará igualmente. Lo importante es que cojamos cariño al perro-lobo protagonista Colmillo Blanco, lo que conseguimos inmediatamente desde sus primeras escenas como cachorro, para que sigamos con interés sus aventuras conforme va creciendo y encontrándose con los sucesivos humanos con los que cruzará su destino, para bien y para mal. Pese a conocer la historia (la película con Ethan Hawke es un clásico de los 90's), a mí consiguió llegarme al corazón y emocionarme, pero reconozco que las historias con perros son mi debilidad. Muy bonita en cuanto a forma pero sobre todo en cuanto a fondo, una oda a la naturaleza, a la lealtad, la libertad y la fidelidad, a los buenos sentimientos, y en definitiva, a esos maravillosos animales que son los perros (y sus parientes los lobos). Y si la ves abrazado a tu perro, mejor que mejor. En cuanto a las voces originales, destacar la de Paul Giamatti en el personaje del villano.
[Leer más +]
1 de 1 usuarios han encontrado esta crítica útil
8
ASOCIACIÓN DESIGUAL
Espigares y Laurent Witz o viceversa ganaron en 2013 con “Mr. Hublot” el Oscar al mejor corto de animación. No se lo pierdan, es una joya. Ahora Espigares debuta en el largo de animación nada más y nada menos que con todo un clásico de la literatura “juvenil”: “Colmillo blanco” de Jack London, publicado en 1906 aunque había aparecido antes por entregas en la revista “Outing”. El mundo despiadado, contradictorio e incomprensible de los humanos visto desde la perspectiva de un animal, un lobo de los bosques canadienses del territorio del Yukon en tiempos de la Fiebre del Oro a finales del siglo XIX. La novela fue un éxito desde el primer momento y ha sido traducida a 89 idiomas. Disney la adaptó a la pantalla grande con personajes y animales reales en 1991 dirigida con desigual acierto por un Randal Kleiser que nunca llegó a repetir su éxito del 78 con “Grease”. La dureza de la novela original fue atemperada al igual que esta nueva versión, siempre buscando el tono familiar y limando los aspectos más crudos de la misma.

Coproducción entre Francia, Luxemburgo y USA apuesta con eficacia por una animación próxima a algunos videojuegos sobre todo en el tratamiento de los humanos, y unas texturas pictóricas sobre los fondos y los animales que le dan encanto personal acompañadas de un tratamiento de la luz y el color sobresalientes. La adaptación de la novela en palabras de su director la construyó no sobre el texto mismo sino sobre los recuerdos y las sensaciones que ese texto le produjo. Espigares, sintetiza, corta aquí y allá escenas, oculta la violencia e impregna todo el conjunto de una filosofía animalista no buscada, según el mismo testimonio, que sin embargo la hace moderna, actual, oportuna y necesaria aunque difiera en parte en lo que London tenía en mente cuando lo escribió: una autorreferencia de si mismo y de su transición de joven aventurero a escritor burgués acomodado. Colmillo acaba en la novela siendo un perro “burgués” en una mansión californiana, Todo ello mezclado con “la supervivencia del más fuerte”, influenciado por Herbert Spencer y Nietzsche. “Colmillo Blanco” no deja de ser el contrapunto a su novela más famosa “La llamada de lo salvaje” (1903), donde es un perro domestico el que tiene que recorrer el sentido inverso al de Colmillo, subsistiendo con sus instintos primarios en los bosques de Alaska.

Colmillo, como cualquier animal se merece esta variación del original, se merece el respeto como un igual, un compañero libre que siente y padece como cualquier ser vivo y con los que solo deberíamos convivir si estamos dispuestos a compartir y no a ejercer de amos o dueños. La cinta conserva la atmósfera y el tono del original y es imposible no empatizar con las aventuras y desventuras de este hermoso lobo.

P.D. Dedicado a Zan y Lupo, perros con los que comparto mi vida.

cineziete
[Leer más +]
Sé el primero en valorar esta crítica