arrow

El silencio de los corderos (1991)

Sinopsis
El FBI busca a "Buffalo Bill", un asesino en serie que mata a sus víctimas, todas adolescentes, después de prepararlas minuciosamente y arrancarles la piel. Para poder atraparlo recurren a Clarice Starling, una brillante licenciada universitaria, experta en conductas psicópatas, que aspira a formar parte del FBI. Siguiendo las instrucciones de su jefe, Jack Crawford, Clarice visita la cárcel de alta seguridad donde el gobierno mantiene encerrado al Dr. Hannibal Lecter, antiguo psicoanalista y asesino, dotado de una inteligencia superior a la normal. Su misión será intentar sacarle información sobre los patrones de conducta del asesino que están buscando. (FILMAFFINITY)
Director
Reparto
  Ver reparto completo
Año / País:
/ Estados Unidos Estados Unidos
Título original:
The Silence of the Lambs
Duración
115 min.
Guion
Ted Tally (Novela: Thomas Harris)
Música
Howard Shore
Fotografía
Tak Fujimoto
Productora
Orion Pictures
Género
Thriller Intriga Crimen Thriller psicológico Policíaco Película de culto Asesinos en serie Secuestros / Desapariciones
Grupos  Novedad
Hannibal Lecter
7
El silencio de Clarice Starling
¿Hay algo que se pueda añadir a uno de los mejores thrillers de los noventa?
¿Se puede mejorar algo el magnífico guión de Ted Tally?

La justa recompensa y también sorpresa en la ceremonia de los oscars la catapultaron a formar parte de la historia del cine, pero también a convertirse en un producto de consumo. A formar parte de la habitual parrilla televisiva. A estar colocada en un videoclub junto con "Gladiator" o "Braveheart". A desprenderla de esa etiqueta de "cult movie" que tendría si los pronósticos se hubiesen cumplido.

¿Pero hay alguien que no la haya visto todavía?

Simplemente Jonatham Demme y Ted Tally desde sus títulos de crédito nos adelantan lo que vamos a ver: una mujer brillantísima que consigue todo a base de sacrificio, arrojo y esfuerzo. La soledad que le rodea y que le hace sentirse "diminuta" en un mundo de hombres. La ropa que luce en todo el filme, dos tallas más grande, así lo demuestra.

Lista como un demonio. Capaz de mimetizarse y lidiar con su jefe a modo de trepa, con un baboso con mucha pluma que intenta ligársela (no conozco a nadie que le caiga bien) y sobre todo con el asesino más sádico y caballero de la historia en un quid pro quo que ha creado escuela.
Sale por la puerta grande.
¡Con las dos orejas y el rabo!

Porque Clarise guarda un as en la manga. Un golpe de efecto que da título al filme y posiblemente la razón por la que una mujer tan fría y sádica como ella no se convirtió en lo que hay al otro lado del cristal o encerrado un sarcófago. La elección de los tres personajes principales: Clarice Starling, Hanibal Lecter y Buffalo Bill. Los tres con ojos azules, no es una mera coincidencia.

Cuentan que mucha gente abandonó la sala de cine en EEUU en la secuencia de la autopsia. Que fue uno de los filmes estrenados en salas comerciales más provocadores en su momento. Que ningún "final cut" o censor a golpe de tijeras evitó que la versión inicial no prevaleciese.

Por otro lado el tiempo pasa factura. Y en estos momentos resulta para nada repulsiva y mucho menos provocadora. Su estética ochentera tampoco ayuda mucho.
De ahí tal vez que no me parezca un filme con sabor a clásico. Con suficiente fuerza para perdurar dentro de cincuenta años. De conseguir las mismas y controvertidas emociones desde su estreno.

"El silencio de los corderos" se convirtió en todo un referente para numerosos filmes que intentaron repetir la fórmula sin asomarse de lejos al mismo resultado. Pero aunque en mi opinión envejezca mal, queda el esqueleto de un guión brillantísimo resuelto con elegancia por Demme y con dos pedazos de actores dispuestos a “comerse” el mundo.
Y los cuatro acertaron el 30 de marzo de 1992.
La favorita de ese año, "J.F.K.: caso abierto", pagó los platos rotos y fue devorada vivita y coleando. Como le gusta a Lecter.
[Leer más +]
148 de 215 usuarios han encontrado esta crítica útil
10
EL MEJOR PAPEL DE HOPKINS
El magnífico actor Anthony Hopkins siempre tendrá mucho que agradecerle a esta película, pues sin duda gracias a ella, se ha ganado la inmortalidad en la historia del cine.
Y es que "El silencio de los corderos", que ya de por si es una gran obra, siempre será recordada por la magistral interpretación de su actor masculino protagonista.
Pero hay mucho más en esta trama, la cual es una maravillosa adaptación del famoso libro de Thomas Harris. Jodie Foster tampoco se queda atrás en sus registros interpretativos y esa colosal contienda entre ambos personajes, es lo que hace principalmente elevar tanto las cotas de este trabajo de Jonathan Demme.
En "El silencio de los corderos" se pueden encontrar grandes dosis de intriga, de suspense, de misterio y por encima de cualquier cosa, unos diálogos geniales y una historia perfectamente llevada desde su principio hasta su fin.
Si además el final no desmerece en absoluto, pues nos encontramos ante una grandísima película en todos los sentidos, ante la cual, lo mejor que se puede hacer es disfrutar.
Para mí forma parte ya de la historia del cine, con escenas y pasajes inolvidables, así que si piensan como yo, no duden en tenerla entre sus favoritas y recomendarla.
[Leer más +]
89 de 100 usuarios han encontrado esta crítica útil