arrow

Jonás, que cumplirá los 25 en el año 2000 (1976)

6,8
387
Votar
Plugin no soportado
Añadir a listas
Sinopsis
Mathieu, un desempleado, consigue trabajo en una pequeña granja llevada por Marcel y su mujer Marguerite. Su mujer Mathilde está embarazada, y quieren llamar a su hijo Jonás. La pareja además se hace amiga de Max, un desilusionado activista político tras mayo del 68, y de Marco, un profesor de historia de métodos de estudio de lo más singulares. (FILMAFFINITY)
Dirección
Reparto
  Ver reparto completo
Año / País:
/ Suiza Suiza
Título original:
Jonas qui aura 25 ans en l'an 2000
Duración
115 min.
Guion
Alain Tanner, John Berger
Música
Jean-Marie Sénia
Fotografía
Renato Berta
Productora
Coproducción Suiza-Francia;
Género
Drama
6
A CONTRACORRIENTE
Es la segunda película que veo de este cineasta de culto, tras "La Salamandra", y me reafirmo en lo que ya pensaba entonces; el cine de Tanner no puede desligarse del desencanto intelectual que en él generó la perversión o el fracaso de los ideales del 68. Así, películas como ésta y la anteriormente referida, vienen a poner de manifiesto la desazón de un creador que no se identifica con la sociedad en la que vive, hacia la que siente un profundo rechazo.

La plasmación de esta postura se traslada a los personajes, pues todos ellos parecen vivir a contracorriente de la marcha del mundo, de la sociedad. Son, por tanto, derrotados, gentes cuyos sueños e ideales no triunfarán, y cuyo único consuelo es tratar de vivir conforme a sus convicciones, en la medida en que ello es posible. De ahí que veamos a un parado que abandona la ciudad para trabajar en el campo, y que acaba intentando convertirse en "maestro alternativo"; unos agricultores que rechazan hacer negocio con sus terrenos, y en los que late una verdadera conciencia ecologista; un profesor de historia que reniega de la enseñanza tradicional; una cajera de supermercado que "regala" productos a los clientes más necesitados; por último, un periodista, desencantado del 68, que hace lo posible por mantener su activismo anticapitalista.

El filme posee un guión plagado de citas y referencias intelectuales (Rousseau, Piaget, etc), en virtud del cual los personajes desarrollan unos discursos y opiniones de profundidad más bien discutible, y de intelección más que dudosa para el común de los mortales. Esta es una de las razones que me alejan más de este tipo de cine; no discuto la necesidad o la posibilidad de un cine intelectual, difícil y alternativo, pero opino que su mensaje e intención sería harto más eficaz -e incluso artísticamente adecuado- si optase por intentar llegar a un mayor número de personas. En los aspectos formales también puede aplicarse esta impresión; como en "La Salamandra", Tanner fragmenta la narración, intercala breves planos o fotografías en blanco y negro, en ocasiones en alusión a la situación previamente mostrada, pero no siempre, lo que puede confundir al espectador. Siguiendo las fórmulas del Free Cinema, encontramos nuevamente la luz poco tratada, los escenarios naturales y el sonido directo.

Por todo lo dicho, una película recomendable, aunque con ciertos reparos; en cuanto a Jonás, dudo mucho que a los veinticinco años entendiera de qué va el filme, al que, pese a sus aspectos de interés, los años le pesan mucho.
[Leer más +]
14 de 16 usuarios han encontrado esta crítica útil
4
Alarde de pedantería
Mientras otros autores se dedican a contar historias llenándolas de inteligentes diálogos, usando lenguaje no verbal mediante imágenes poderosas, salpicándolas con toques de humor (ya sea grueso o irónico) o recurriendo a impresionantes efectos especiales, tenemos aquí a Alain Tanner regalándonos una historia plagada de diálogos pseudointelectuales/pseudofilosóficos.
No digo que un film cuyo pilar principal sean los diálogos incluso por encima de la trama sea necesariamente aburrida, pero en éste si me lo parece. Quizás sea porque parece que el director quisiera adoctrinarnos, lo que me parece gravísimo dado que, aunque en parte esté de acuerdo con las ideas expuestas, no me parece el medio más adecuado para expresarlo.
En fin, es lo que tiene el cine de autor, en ocasiones te llevas decepciones por las pretensiones y la pedantería de algunos.
Concluir diciendo que me ha recordado al cine de Jean Luc Godard aunque tampoco es una opinión muy fundada porque todavía no he visto demasiado de él.
[Leer más +]
1 de 8 usuarios han encontrado esta crítica útil