arrow

Mensajero de la muerte (1988)

Mensajero de la muerte
Trailer
4,5
432
Votar
Plugin no soportado
Añadir a listas
Sinopsis
Garret Smith es un periodista que investiga un caso de asesinato múltiple en un pueblo de Colorado: las víctimas son los miembros de una familia de mormones. La policía sospecha que el móvil es de carácter religioso, pero Smith va descubriendo poco a poco la verdad y también las oscuras razones que han llevado al asesino a proceder así. (FILMAFFINITY)
Dirección
Reparto
  Ver reparto completo
Año / País:
/ Estados Unidos Estados Unidos
Título original:
Messenger of Death
Duración
91 min.
Guion
Paul Jarrico (Novela: Rex Burns)
Música
Robert O. Ragland
Fotografía
Gideon Porath
Productora
Golan-Globus Productions / The Cannon Group
Género
Intriga Thriller
5
Charles Bronson a los 67 años
En el interior de los EEUU existen muchas comunas religiosas fundamentalistas, basadas en las creencias de sus líderes, la que permiten la bigamia y el matrimonio de adultos con niñas adolecentes entre otras cosas.

Al no presentar una defensa lógica y razonable de sus actos de fe, sus miembros optan por no compartir con gente del exterior. En ocasiones hasta la policía local los protege, por estar algunos de sus líderes emparentados con algún alto oficial y estos desconocer en detalle su conducta.

Garret Smith ( Charles Bronson ) es un reportero de “The Denver Tribune” en Colorado que investiga la masacre de nueve miembros de una familia en una de estas comunas. Por riñas pasadas hay dos familias encontradas que son sospechosas de este crimen, pero hay un tercero que se aprovecha de la situación para adelantar su agenda oculta.

Para este film Charles Bronson contaba con 67 años, en las escenas de acción se movía y actuaba como en sus mejores tiempos. La película generó por venta de taquillas la cantidad de $3 millones en EEUU solamente.
[Leer más +]
14 de 14 usuarios han encontrado esta crítica útil
3
Película tediosa y sin pulso
Un periodista, Garret Smith (Charles Bronson) investiga un asesinato múltiple que involucra a los miembros de una familia de mormones en un pueblo de Colorado. Mientras que la policía cree que los crímenes tienen un móvil religioso, Smith va descubre la auténtica razón del mismo, que es más de tipo económico.

Una de tantas películas de los ochenta en la que Bronson soporta el peso de una irregular y mediocre película dirigida con profesionalidad por el conocido J. Lee Thompson, con guión simplón y atonal de Paul Jarrico basado en novela de Rex Burns. La fotografía de Gideon Porath no está mal y la música de Robert O. Ragland hace lo que puede para sostener con dificultad la trama.

En cuanto al reparto, Charles Bronson (con 67 años) es el principal actor del film en su papel de reportero de “The Denver Tribune”, en Colorado, que lo interpreta como siempre hace Bronson, con hieratismo y llenando pantalla. El resto de actores hacen un coro actoral mediocre como Trish Van Devere, Daniel Benzali, Marilyn Hassett o Charles Dierkop por mencionar algunos nombres.

La peli habla del periodismo y sus riesgos, de las sectas religiosas en EE.UU., y poco más. El guión deja mucho que desear, la historia parece de Marcial Lafuente Estefanía, las escenas de acción son casi ridículas en ocasiones, película pesada, sin pulso y sin mayor mérito cinematográficamente hablando. No la veo ni para la sobremesa, si acaso para dormir la siesta.
[Leer más +]
4 de 6 usuarios han encontrado esta crítica útil