arrow

Las dos vidas de Audrey Rose (1977)

6,0
1.203
Votar
Plugin no soportado
Añadir a listas
Sinopsis
Bill y Janet Templeton tienen una hija de once años llamada Ivy que sufre terribles pesadillas. Elliot Hoover (A. Hopkins) trata, en vano, de convencerlos de que el alma de su hija Audrey Rose, muerta con su madre en un accidente de tráfico, se ha adueñado de Ivy. (FILMAFFINITY)
Dirección
Reparto
  Ver reparto completo
Año / País:
/ Estados Unidos Estados Unidos
Título original:
Audrey Rose
Duración
113 min.
Guion
Frank De Felitta (Novela: Frank De Felitta)
Música
Michael Small
Fotografía
Victor J. Kemper
Productora
NBC / Sterobcar Productions
Género
Terror Drama Thriller Posesiones/Exorcismos
Grupos  Novedad
Adaptaciones de Frank De Felitta
7
¿Vive Audrey Rose?
Aunque no creo en la reencarnación, me pareció un filme inquietante y contundente. Si bien es un tema escabroso, si uno adopta la postura de respetar esta creencia del alma inmortal, la cinta proporciona buenos momentos de estremecimiento y dramatismo.
Esta película me hizo recordar en muchos pasajes a la excepcional "The exorcist" y estoy absolutamente convencido que este filme bebe de esa fuente. Salvando las distancias entre una y otra, creo que "Audrey Rose" tiene un buen ritmo narrativo, muchas situaciones donde la ciencia se debate con la fe a través de incisivos diálogos, la transición de la incredulidad a la aceptación y resignación está muy bien trabajada, también he de destacar las circunstancias intensas donde la atmósfera se torna opresiva y densa (tal como son los ataques que sufría la niña ante la mirada atónita de sus padres biológicos) y gracias a ello tenemos momentos de sobresaltos sin sangre ni monstruos ni violencia explícita.
La cinta cuenta con una convincente interpretación de un joven Anthony Hopkins, cuyo personaje afirma que su hija vive en el cuerpo de otra niña. También es digno lo de Susan Swift (con tan solo 12 años) como la niña acomplejada por extraños fenómenos y por último, Marsha Mason cierra este interesante triángulo interpretativo como la acongojada madre quien ve que su hija ya no es la de antes.
En definitiva, un filme que impresiona, una saludable propuesta donde lo que se sugiere atemoriza y prevalece sobre lo meramente explícito, manteniendo el suspense y el interés durante el desarrollo completo de la cinta.
[Leer más +]
22 de 25 usuarios han encontrado esta crítica útil
7
No decepciona
Pese a saber de qué va la película, pese a ser capaz de anticiparme a cada acción, la película no decepciona y te mantiene pegado a la butaca. Y no decepciona por que Robert Wise construye muy bien cada situación. Porque Hopkins, jovencísimo, realiza un magnífico trabajo. Porque la niña, Susan Swift, pese a su juventud, sabe interpretar lo que en cada momento se espera de ella.
Y, sobre todo, no decepciona porque nos plantea una cuestión, la reencarnación, que, creyendo o no creyendo en ella, siempre tendrá interés. Película muy correcta que, como ya digo, hace que no te distraigas ni un minuto. Lo peor es la ambientación en los tiempos que corrían, 1977, los malditos setenta, con su caspa, sus pantalones campana, su música disco..... Pero se perdona porque el resultado merece la pena.
[Leer más +]
15 de 18 usuarios han encontrado esta crítica útil