arrow

La carrera de Suzanne (1963)

6,8
596
Votar
Plugin no soportado
Añadir a listas
Sinopsis
Bertrand y Guillaume, dos universitarios que mantienen una ambigua amistad, entablan relación con Suzanne, una joven empleada que representa para Bertrand el prototipo de la chica fácil y superficial. Cuando Guillaume consigue seducirla, en Bertrand, enamorado platónicamente de Sophie, surge un sentimiento contradictorio que oscila entre la atracción y el rechazo hacia Suzanne. Ese sentimiento oculta el temor a no ser aceptado en el caso de que intentase abordarla, ya que su orgullo no podría tolerar ese rechazo. Segundo cuento "moral" de Rohmer. (FILMAFFINITY)
Dirección
Reparto
  Ver reparto completo
Año / País:
/ Francia Francia
Título original:
La Carrière de Suzanne
Duración
55 min.
Guion
Éric Rohmer
Fotografía
Daniel Lacambre (B&W)
Productora
Les Films du Losange
Género
Romance Drama Nouvelle vague Mediometraje
Grupos  Novedad
Cuentos morales de Eric Rohmer
7
QUIEN RÍE EL ÚLTIMO...
1. Esquema de los ‘Cuentos Morales’ de Rohmer: un hombre y dos mujeres; mientras el hombre busca a la primera, conoce a la segunda, relación que llena el argumento. Al final, vuelve a la primera, y tal es la moral o enseñanza.

A Bertrand, amigo de Guillaume, le gusta Sophie, que no le hace caso. Le altera la vida la aparición de Suzanne, una conquista de Guillaume.

Este segundo cuento moral es un mediometraje largo, bastante más extenso que el primero, mediometraje breve. Permite más desarrollo y matices.


2. Parisino boulevard Saint-Michel. Mientras fuman Gitanes y hojean apuntes, en las terrazas de los cafés los universitarios estudian, charlan y ligan.

Huele más a denso perfume existencialista, en B&N, que a revueltas de mayo y psicodelia, aún por venir.

*Bertrand, el narrador en primera, estudia Farmacia y sus padres le pagan residencia en un hotel. Sentimentalmente torpe, por tímido, apenas tiene iniciativa y se ve involucrado en las escaramuzas de alrededor, como un subalterno… pero es capaz de posturas comprensivas y caballerosas.
*Guillaume, de Políticas, es conquistador incansable, acostumbrado a aprovechar sus dotes donjuanescas y rodearse de corte en la mansión familiar de las afueras… pero consumada la seducción su trato se vuelve tiránico, utilización burda y desleal. Para casi todas sus conquistas es un hijo de papá que se finge golfo, por esnobismo. El toque canalla tiene éxito.
*Suzanne, que estudia italiano en el nocturno, parece conforme con ser valorada en poco, sumisa e incapaz de enfadarse… pero alberga sobrada resolución para dirigirse a sus objetivos.
*Sophie, atractiva irlandesa, parece limitada a dejarse cortejar y a recibir admiración, vanidosamente… pero puede reaccionar ante muestras de calidad humana.

-Jugando a espiritismo, una entidad mueve la mesa y se identifica como Don Juan, entre carcajadas estrepitosas de Guillaume.
-Reposados guateques: clásica, bandejas de canapés, lectura en butacas, baile agarrado, álbumes de fotos, ajedrez de bolsillo, vino de solera subido de la bodega…
-Si la invitada pide con qué coserse la falda, se crea intimidad, sea o no deliberado.
-Si Guillaume sabe que una amiga trabaja, procura vaciar su cartera haciéndose invitar durante semanas: chuleándola. Bertrand se apunta.
-Cena en Maître Paul, copas en el Tilbury, estreno de Lawrence de Arabia. Cavas, jazz, velas.
-Un libro con las hojas sin cortar es buen escondite para los billetes de banco. En teoría.


3. Al caber matices, la psicología sentimental cobra complejidad. La forma, en cambio, es depurada y austera. El argumento se ciñe al texto base, esqueleto revestido con la fibrosa musculatura de las imágenes, concisas y funcionales.


4. Que la vida de una persona mejore de tal forma que nadie pueda ya compadecerla, constituye por sí solo un genuino desquite.
[Leer más +]
35 de 41 usuarios han encontrado esta crítica útil