arrow

Hotel Rwanda (2004)

Hotel Rwanda
Trailer
7,6
39.768
Votar
Plugin no soportado
Añadir a listas
Sinopsis
1994, guerra civil de Ruanda. Los odios ancestrales entre los hutu (la etnia dominante) y los tutsi provocan el asesinato del presidente del país, disturbios en las calles y, finalmente, una terrible matanza de los tutsi. Paul, que es hutu, trabaja como gerente de un hotel de lujo de Kigali y, cuando empiezan los disturbios, decide que el mejor refugio es precisamente el hotel. Y hacia allí organiza una huida desesperada acompañado no sólo de su familia, sino también de sus vecinos tutsi. Basada en hechos reales. (FILMAFFINITY)
Dirección
Reparto
  Ver reparto completo
Año / País:
/ Reino Unido Reino Unido
Título original:
Hotel Rwanda
Duración
110 min.
Guion
Terry George, Keir Pearson
Música
Rupert Gregson-Williams, Andrea Guerra, Afro Celt Sound System
Fotografía
Robert Fraisse
Productora
Coproducción Reino Unido-Canadá-Sudáfrica-Italia; Lions Gate Films / United Artists
Género
Drama África Basado en hechos reales Años 90
"Retrato sólido, emocionante y veraz"
[Diario El Mundo]
"Una historia que, mostrada de otra forma, probablemente sería insoportable. (...) también tiene sus peajes: a pesar de lo poco que hemos visto sobre Ruanda y sus matanzas, todo nos suena un poco a ya conocido. (...) un suspense constante que ayuda a concretar la inequívoca adhesión del público."
[Diario El País]
9
Cuando da vergüenza ser humano.
Después de ver esta película resulta de mal gusto hablar de aspectos técnicos, de planos, de encuadre, de puesta en escena o de cualquier otra cosa que no haga alusión al contenido. La base del buen cine es tener una buena historia que contar, y después ya trataremos la forma, y el cómo lo contamos. La historia de esta película es sobrecogedora, una de las más impactantes que se hayan filmado, y se cuenta con un ritmo creciente que te deja sin aliento, que te deja hecho polvo haciéndote mil reflexiones sobre el porque de las cosas.

Una película afecta a cada persona de manera diferente. A mí me cuesta recordar una que me haya dejado tan tocado como me ha dejado ésta. Después de verla, todos esos problemas y situaciones que afectan a nuestro estado de ánimo configurando lo que llamamos buenos/malos días o buenos/malos momentos, parecen insignificantes. Parece obsceno hacer mala hostia por aquél que no te ha cedido el paso en la incorporación a la autopista o por los tres días de retraso con que te ha llegado un paquete por correo. Es increíble lo relativo que resulta todo dependiendo del mundo en el que te toca vivir. Sí, la vida es dura para todos, pero lo vivido por esta gente en Ruanda en 1994 es mucho peor que el infierno.

No recuerdo una cinta que te haga sentir una tragedia tan intensamente y tan de cerca, y que además te haga sentir vergüenza. Resulta inevitable decirte a ti mismo ¡vaya mierda de raza! ¡Como podemos ser así! Realmente da asco ver el lado más repugnante del hombre. Y da asco ver como necesitamos ignorar lo que ocurre por el mundo para poder seguir viviendo como vivimos. Y peor es saber que no hay solución a corto plazo, ni a medio, y quien sabe si a largo.

Varios premios en el año 2004. Los actores están sobresalientes, dos nominaciones más que justas. El guión…, sin palabras. Otra nominación más. La intensidad con la que se narra es verdaderamente impresionante, especialmente en el intrigante final, que no da lugar para un momento de respiro. Supongo que la dirección ha sido notable y todo lo relativo al apartado técnico también. Realmente no sé cual ha sido su grado de aportación para que la película sea tan conmovedora. Sólo sé que películas así se hacen dos o tres cada diez años. Todo el mundo debería verla. Todos deberíamos de ser conscientes aunque sea por unos minutos de algunas de las verdades de nuestra raza, de lo que somos capaces de hacer a causa del miedo, del odio o de la locura. Una vez vista no eres el mismo, pero solamente por un breve espacio de tiempo. En unos pocos minutos o en unas pocas horas esa sensación desaparece, igual que desaparece rápidamente el horror que sentimos tras ver la noticia de un genocidio en el telediario. Dura exactamente lo que tarda en llegar los deportes, el tiempo, o el espacio para prensa rosa. Entonces vuelves a ser el mismo de siempre. Es inevitable. No se sabe porque, pero parece que los seres humanos necesitamos mirar para otro lado para seguir viviendo.
[Leer más +]
74 de 84 usuarios han encontrado esta crítica útil
9
UNA VERDAD A MEDIAS.
Película que el personaje real ha considerado que narra los hechos en un 85% de la realidad que pasó. Pero una advertencia a todo el mundo, narra el genocido de solo 1994. El genocidio de Ruanda duró del 1990 al 2002.

Por lo que mucho cuidado en cuando termine quedarse con la idea de BUENOS Y MALOS. Ya que después de 1994 los vencedores de la peli cometieron un genocidio mucho peor de la población cosa que EEUU siempre ha querido ocultar com también han querido ocultarlo los vencedores de la peli que en la actualidad gobiernan Ruanda en una sucia y vil dictadura. Dicha dictadura se sostiene gracias a EEUU, la qual ha producido la peli, y la qual permite que empresas multinacionales de EEUU se enriquezcan explotando las minas de diamantes y oro que hay en Ruanda, con el permiso del dictador actual.

La peli es real, pero le falta la segunda parte.
[Leer más +]
70 de 89 usuarios han encontrado esta crítica útil