arrow

Vive y deja morir (1973)

Vive y deja morir
Trailer
Añadir a listas
Sinopsis
En tan sólo veinticuatro horas, tres agentes del servicio secreto británico que investigaban una red de tráfico de drogas aparecen asesinados en extrañas circunstancias. Todas las pistas conducen a Mister Big y a un diplomático llamado Katanga. El agente 007, James Bond, es enviado a Nueva York para investigar al enigmático personaje. (FILMAFFINITY)
Dirección
Reparto
  Ver reparto completo
Año / País:
/ Reino Unido Reino Unido
Título original:
Live and Let Die
Duración
121 min.
Guion
Tom Mankiewicz (Personaje: Ian Fleming)
Música
George Martin
Fotografía
Ted Moore
Productora
United Artists
Género
Aventuras Acción James Bond Espionaje
Grupos  Novedad
James Bond
"Una de la mejores entregas de la serie de James Bond"
[Diario El Mundo]
"La primera ocasión en la que Roger Moore interpretaba al agente con licencia para matar. (...) entretenida."
[Diario El País]
8
A agente muerto, agente puesto.
Cesado en su puesto de 007, Sean Connery, Moore aceptó la vacante y debido a que por entonces estaba en plena forma haciendo de Simon Templar y mucho mejor en el papel de Lord Brett Sinclair en Los persuasores junto a Danny Wilde (Tony Curtis), no tuvo problemas en seguir con las aventuras del famoso agente secreto del MI 6.
Si en Los persuasores la música de la cabecera compuesta por John Barry fue un éxito al igual que la serie, en Vive y deja morir, Paul McCartney nos deja una de las mejores canciones de la serie, sino la mejor. Al menos no pasa de moda con los años.
Moore, sin complejos ante la profesionalidad de Connery, nos dejó un agente más humorístico, simpático y elegante, en donde las comparaciones ni valen ni son necesarias.
Elegante sin duda, hay que verle pasear por un "Harlem" de ciudad caribeña con su abrigo cruzado.
La presentación del sheriff americano, personaje más de comedias americanas de persecuciones en coche tipo Sheriff Lobo y Burt Reynolds en su etapa cómica, es la prueba que por momentos la película parece de risa.
Se incrusta una lancha sobre el coche del Sheriff y este es el comentario de uno de los polis:
"Debe ser el nuevo modelo de autolancha".
Luego le explican al Sheriff que no debe detener a JB porque es un agente secreto y estalla:
"¿Agente secreto? ¿Pero a favor de quién?"
Pero no nos despistemos, sigue siendo una película de James Bond. La persecución con lanchas motoras por el río lo atestigua, y cuando Moore sale haciendo parapente y se está fumando un cohiba tan tranquilo, queda certificado: es James Bond.
En contra: Algo que tiene que superar el cine son a los mancos con un artefacto mecánico que nunca logra dar la sensación de ortopedia metálica, sino de una herramienta de gancho sujeta con la mano oculta, aunque el aparato llegue como después se ve hasta el hombro.
A favor, la aparición de Jane Seymour.
[Leer más +]
23 de 26 usuarios han encontrado esta crítica útil
4
Mediocre debut de Moore.
Esta peli marcó una nueva época debido al tono de interpretación de Roger Moore alias "El santo": más irónico y desenfadado que su antecesor Connery, pero también mas logrado que Lazenby (todo hay que decirlo). El nuevo enfoque distanciador de Moore hizo que nuevas generaciones comenzasen a "disfrutar" como enanos con sus chorradas.

En "Vive y deja morir" se planificaron escenas de acción con pequeños chistes finales, desgraciadamente eso dio a la cinta un carácter de producto apto para todos los públicos. A esta peli le faltaba seriedad, la cuál abundaba en las películas de Connery.

Al personaje de 007 les siguen otros, como Kananga, un megalómano camaleónico cuyo objetivo es llenar de droga gratuita las calles de todo Estados Unidos. Está interpretado de forma mediocre por Yaphet Kotto (el negro de "Alien, el 8ª pasajero").

Jane Seymour, más conocida como la doctora Quinn, interpreta a una especie de pitonisa Lola a la americana cuyos poderes desaparecen si pierde su virginidad (ya ven, demasiado ficticio).

El orondo Clifton James interpreta al Sheriff Pepper, el cuál sirvió de clara fuente de inspiración para el personaje de Jackie Gleason en "Los caraduras".

La escena de la persecución de lanchas es un poquito demasiado larga, se vuelve pesada, y a veces incluso aburrida.

Claramente "Vive y deja morir" no es lo mejor de la etapa Moore.
[Leer más +]
23 de 30 usuarios han encontrado esta crítica útil