arrow

Ready Player One (2018)

Ready Player One
Trailer
6,8
25.411
Votar
Plugin no soportado
Añadir a listas
Sinopsis
Año 2045. Wade Watts es un adolescente al que le gusta evadirse del cada vez más sombrío mundo real a través de una popular utopía virtual a escala global llamada "Oasis". Un día, su excéntrico y multimillonario creador muere, pero antes ofrece su fortuna y el destino de su empresa al ganador de una elaborada búsqueda del tesoro a través de los rincones más inhóspitos de su creación. Será el punto de partida para que Wade se enfrente a jugadores, poderosos enemigos corporativos y otros competidores despiadados, dispuestos a hacer lo que sea, tanto dentro de "Oasis" como del mundo real, para hacerse con el premio. (FILMAFFINITY)

Dirección
Reparto
  Ver reparto completo
Año / País:
/ Estados Unidos Estados Unidos
Título original:
Ready Player One
Duración
140 min.
Estreno
28 de marzo de 2018
Guion
Ernest Cline, Zak Penn (Novela: Ernest Cline)
Música
Alan Silvestri
Fotografía
Janusz Kaminski
Productora
Warner Bros. / Amblin Entertainment / De Line Pictures / Village Roadshow / Reliance Entertainment
Género
Ciencia ficción Aventuras Acción Distopía Internet / Informática Videojuego
6
Referencias que valen más que el producto que las hace
Si quieres ver esta película es porque las referencias a los 80s- 90s y la cultura gamer del tráiler te enamoraron. Y eso es precisamente lo que hace la película: lanza cual metralleta referencia tras referencia para generar nostalgia en el espectador pero carece de la sustancia necesaria para que vayan más allá de cinemáticas de videojuego vistas al azar en youtube.

Cuando las referencias a los ochenta toman el protagonismo, la película brilla. Hay una recreación de cierto escenario clásico que genera un chute de nostalgia fantástico… pero es eso, un chute que se acaba evaporando. La historia y los personajes no tienen la fuerza necesaria por sí mismos para generar interés. Incluso resultan molestos cuando lo que dicen o hacen te intenta distraer del torrente casi interminable de guiños y personajes que se pueden encontrar en los fondos. Es lo opuesto a lo que pasa en “Stranger Things” y “¡Rompe Ralph!”, donde la historia se sirve de la nostalgia para potenciarse y conectar más con unos personajes bien definidos.

La historia de amor es insultantemente simple. Y eso que las relaciones entre avatares-humanos y expectativas/realidad sugieren miles de cosas más interesantes que las migajas que da la película.

Pasa lo mismo con el marco de la historia. Un gran principio para una historia que conecta mucho con nuestro mundo actual pero que se queda ahí, al principio. Poco más se explora esa realidad donde el entretenimiento escapista es la única consolación de una humanidad conformista. Pero se nos dice que importa más que la virtual… aunque todo lo interesante pasa en la vida virtual comparado con las escenas del mundo real. Incluso parece que lo que se experimenta ahí llena más física y mentalmente a los protagonistas.

Spielberg nos trae una película visualmente vistosa pero que carece del corazón que hizo del material referenciado algo memorable para empezar. Una verdadera pena porque el escenario de la película sugiere más y podría haber dado para un verdadero clásico del cine.
[Leer más +]
216 de 277 usuarios han encontrado esta crítica útil
5
Buscando los huevos del creador de Oasis
¿De qué va Ready Player One? Os diré de qué va Ready Player One. Va de un genio de la informática o algo así, muy friki de la cultura pop y megalómano, que crea algo como una plataforma de videojuegos tipo Steam pero más tocha que llama Oasis con realidad virtual a tope.

Y el mundo se ha ido a la mierda, porque ahora la gente lo único que hace es jugar en ella. Por lo visto no hace falta trabajar ni nada. La comida llega volando con drones pero nadie sabe cómo la pagan. Seguramente con anillos de Sonic.

El caso es que el genio la palma, pero se crea un avatar tipo Dumbledore (porque él es el creador y debe parecer anciano y sabio, claro) para anunciar que con motivo de tan extraordinario suceso, ha escondido sus huevos...de pascua… Unas llaves …Tres para ser concretos…En su super tocho mundo virtual, y el que las encuentre todas heredará su imperio lúdico-virtual. Vamos, como Charlie y la Fábrica de Chocolate, pero más guay y actual. Y a cambio sólo pide que toda la Humanidad se empolle su vida y lo idolatre para encontrar las p**as pistas. Lo que viene a ser, hacedme casito porfa.

Y ahí entra nuestro protagonista. Como la dirige Spielberg es imposible anticipar que es…Oh, un adolescente…Oh, es huérfano…Oh, su vida real es muy desgraciada…Oh, pero tiene amigos.
Y nada, su afición es tener sueños húmedos con el creador de Oasis y encontrar su p**os huevos. Así que se enfunda en un avatar que parece sacado de un cursi Final Fantasy o la portada de una caja de tarjetas gráficas y juega y juega y juega, y un día conoce a una chica, de aparente género femenino, con un avatar tan cursi como el suyo que resulta que es super buena jugando y tal. Y se enamora de ella, pero ella pasa. Pero cuando el prota encuentra la primera llave, entonces la cosa cambia y ya le empieza a molar un poco y trabajan en equipo y tal.

Con ella y más colegas, y además de varias razas, para que todos se sientan representados. Bueno no, falto el hispano. Pero bueno, al menos había dos asiáticos y una chica negra muy simpática. Hurra por todos.

Pero sabéis una cosa, no debéis enamoraros nunca del avatar de nadie, porque la persona real podría ser una chica mona con una mancha nada antiestética en el rostro extrañamente acomplejada. Pero tranquilos que ella no tiene tiempo para tonterías porque sabéis… ¡Tiene que vengar a su padre! Porque lo mató una malvada corporación ¡Sí, sí, en serio! ¡Y está montando una rebelión! Toma ya.

Porque sabéis, se me ha olvidado deciros que hay malos en esta peli. De una megacorporación rival de Oasis que quiere apoderarse de él para destruirlo y así quedarse con todo el mercado videojueguil y ganar mucha pasta (Vamos, los de EA o algo así). Y lo dirige el George Bush de los videojuegos, que además es un tío que no le gustan y encima fue un p**o becario resentido que trabajaba con el genio ese que os he mencionado más arriba.

Y además sale una abogada o algo así, que sabe artes marciales, que hace y dice poco relevante pero está muy buena. Pero es mala…Lástima.

Y no os cuento más no vaya a ser que deduzcáis astutamente quién se queda con Oasis.

El caso es que hay mogollón de referencias a la cultura pop, o popular, como queráis llamarla. Naturalmente tantas como licencias hayan podido pagar, claro. Así que a buscarlas, como si fuera una sopa de letras, ¡HASTA QUE OS EXPLOTE EL COCO!

Bueno, perdón por esta crítica, es que estaba liado peleando con un tiburón con pajarita, y a lo mejor os estáis preguntando, ¿quién lleva la pajarita, el tiburón o tú? Y la respuesta es SIIII.

P.D.: EXPLOSIONES!!!!!
[Leer más +]
107 de 141 usuarios han encontrado esta crítica útil