arrow

El aprendiz de brujo (Krabat) (1977)

6,7
106
Votar
Plugin no soportado
Añadir a listas
Sinopsis
Krabat, un chico huérfano y sin recursos, transcurre la vida mendigando de pueblo en pueblo. El destino lo conduce a un viejo molino, en el que consigue empleo como aprendiz. Pero su maestro resulta ser algo más que un simple molinero... (FILMAFFINITY)
Dirección
Reparto
Año / País:
/ Checoslovaquia Checoslovaquia
Título original:
Carodejuv ucen (Krabat)
Duración
72 min.
Guion
Karel Zeman (Libro: Otfried Preußler)
Música
Frantisek Belfín
Fotografía
Animation
Productora
Bavaria Atelier / Ceskoslovenský Filmexport / Filmové Studio Gottwaldov / Krátký Film Praha / Süddeutscher Rundfunk (SDR)
Género
Animación Fantástico Stop Motion Brujería
5
Poco Zeman
Podría definir “El aprendiz de brujo” como un Zeman menor, como un ejemplo de animación de simple alcurnia. Aunque con historia que huele a cuento de revisión burtoniana en tiempos de aprendices de mago del tres al cuarto. No estamos hablando de los innumerables traumas de Harry Potter, ni de una historia blanda y de escasa transcendencia, pero tampoco aporta nada más. Únicamente destaca la superposición de efectos reales de agua, nieve y humo sobre la animación aunque eso en Zeman es poco, muy poco, demasiado poco.

La adaptación, por la animación, de la novela Otfried Preußler podría resucitar la leyenda de Krabat y conjugar la magia oscura con las tentaciones terrenales. Que, como siempre, el amor triunfe sobre el mal. Pero la historia, por las notas en filmaffinity del reciente remake con actores reales, "Krabat y el molino del diablo”, hacen pensar que el principal error es la historia en sí.
[Leer más +]
2 de 2 usuarios han encontrado esta crítica útil
7
Interesante
Karel Zeman es uno de los grandes nombres del excelente cine de animación checo, bien provisto de figuras de primera fila, de Trnka a Svankmajer. La obra de Zeman se caracteriza por mezclar animación e imagen real, algo que no ocurre sin embargo aquí (a excepción de algunas tomas de humo y agua hábilmente empleadas): el cineasta ha preferido emplear en este filme la denominada «cutout animation», consistente en utilizar figuras planas recortadas, de madera en este caso, y animarlas mediante la técnica de «stop -motion». Gracias a este procedimiento, Zeman consigue con «El aprendiz de brujo» una obra de una extraordinaria belleza visual, que evoca las xilografías medievales, confiere a los personajes un hieratismo muy acorde con la atmósfera y resulta particularmente apropiada para las numerosas metamorfosis mágicas que salpican el relato.

El argumento procede de «Krabat y el molino del diablo», una novela del escritor alemán de origen checo Ottfried Preussler, célebre entre los lectores infantiles y juveniles españoles (al menos de anteriores generaciones) por su serie de relatos dedicados al bandido Saltodemata. Trata de un joven aprendiz de brujo, remoto antecesor de Harry Potter, que se enfrenta a un poderoso y maligno hechicero. La historia en sí resulta un tanto insípida, pero se sostiene gracias a la prodigiosa inventiva visual de Zeman.

En resumen, una película recomendable para niños y adultos, y un feliz recordatorio de que en la historia del cine de animación ha habido muchas cosas interesantes aparte de los productos que comercializan regularmente las industrias norteamericanas del ramo.
[Leer más +]
1 de 1 usuarios han encontrado esta crítica útil