arrow

Sex Education (Serie de TV) (2019)

Sex Education (Serie de TV)
Trailer
7,4
4.884
Votar
Plugin no soportado
Añadir a listas
Sinopsis
Como el inseguro de Otis (Asa Butterfield) tiene respuesta para cualquier duda sobre sexo gracias a que su madre (Gillian Anderson) es sexóloga, una compañera le anima a abrir una "clínica" en el instituto. (FILMAFFINITY)
Dirección
Reparto
  Ver reparto completo
Año / País:
/ Reino Unido Reino Unido
Título original:
Sex Education (TV Series)
Duración
45 min.
Guion
Bisha K. Ali, Sophie Goodhart, Laura Hunter, Laura Neal, Laurie Nunn, Freddy Syborn
Música
Matt Biffa, Ciara Elwis, Jake Bourton, Joss Colin, Neil Collymore, Simon Gershon, Jon Salmon-Joyce, Robert Searl, Doug Sinclair, Gareth Rhys Jones, Jonathan Smith
Fotografía
Steve Ackroyd, Calum Ross, David Webb, David Key, Ilana Garrard, Tom Walden, Cai Thompson, Will Cook, Annabelle Bevan, Axi Butterworth, Charlie Ruth Chadwick, Sophie Louise Cowdrey
Productora
Coproducción Reino Unido-Estados Unidos; Eleven Film. Distribuida por Netflix
Género
Serie de TV Comedia Adolescencia Colegios & Universidad
9
No le tenía mucha fe, y aquí estoy, con la boca cerrada.
Tarde de Viernes, aburrido, esperando que algo interesante me venga a la mente. Entro a Twitter, porque eso es lo que hago cuando me estoy aburriendo como nunca, y... ¡Baam! Sex education en tendencias. No sabía que se estrenaba hoy, no tenía ni idea de que iba a terminar viendo el primer capítulo aún cuando la premisa no era mi tipo, y no esperaba que esta fuera, específicamente, la primera serie que me iba a ver en menos de 24 horas.

Estoy en shock.

No me malinterpreten. Me encantan otras series, pero ninguna se me había consumido en menos de 3 días.

Y yo no soy de dar maratón a una serie. Resulta que ahora estoy aquí, a las 4 de la mañana en Chile, escribiendo mi opinión.

¡Me encantó esta serie! La premisa que seguía logró engancharme contra toda expectativa, los personajes resultaron ser el doble de interesantes de lo que pensaba, aún siguiendo ciertas fórmulas que no son de mi agrado.

Otis me parece un personaje súper interesante, tiene una química con Maeve que es súper fuerte, y que fue capaz de terminar siendo a la perfección desarrollado. Además, la historia permite que conozcas al resto de los personajes, no solo sigue la línea de estos personajes principales, sino que también podemos ver al mejor amigo de Otis en su paralelo propio, al hijo del director, a una chica que quiere tener con ansias relaciones sexuales, en fin, personajes sumamente interesantes con un humor refrescante y que pueden ser agradables, cada uno en su propia medida. Era sorprendente como desde el molde cliché que imponen a cada personaje, van desarrollando de a poco sus personalidades; en un principio no le tenía mucha fe a algunos, por ejemplo el mismo Eric (mejor amigo de Otis), al que no le tenía mucha fe y lo sentía como el clásico comodín de relleno y chiste forzado en un inicio, y al final terminé gratamente sorprendido con este.

El guión y la estructura de la serie nos presenta cosas clásicas y cansinas como la clásica historia de una "high school" (enseñanza media en mi país y secundaria en la mayoría) con personajes que buscan su identidad y encajar. Pero, en esta ocasión se hiló a mayor profundidad en la psicología de los personajes, sacando en cada parlamento un estilo único para cada uno.

La escritura y la historia de la serie tiene ese gusto ácido e irreverente que te envuelve de inmediato, con personajes llamativos, una premisa que involucra un tema que aún está en medio camino de dejar de ser tabú, y lo mejor de todo, es que no te dispara una crítica dura o una reflexión forzosa. No intenta meterse en tu cabeza y romperla con pensamientos de la índole sexual, sino que lo hace de una forma simpática al público, mostrando historias risibles y en extremo absurdas en el buen sentido, para llegar al público de una manera mucho más sencilla y más sutil.

A veces la sutileza hace una buena serie.

Además, la serie no tiene pelos en la lengua para hablar de aborto, homosexualidad, y otros temas que se encuentran en la palestra mundial. Y lo hace siempre con una sutileza que le da su propio estilo a esta maravillosa serie que logró quedarse en mi corazón. Recién estrenó y va a ser una tortura esperar siglos para que a los desgraciados de Netflix anuncien una temporada y más siglos para que la lancen, pero valdrá la pena la espera.

Una serie que me dejó muy feliz, satisfecho, que me hizo reflexionar sin presionarme a ello y que me llevo a una historia con personajes amenos, además de buenos actores, y una chica muy, pero muy parecida a Margot Robbie.

No le doy un 10, por el final. Ah, maldito final.

Exijo más.

Hasta aquí mi reporte, vean la serie, es buenísima.
[Leer más +]
37 de 45 usuarios han encontrado esta crítica útil
8
El sexo del corazón
Sex Education es una estupenda noticia para la televisión (¡Gracias, Netflix! Una vez más).
Es fresca, es divertida, es atrevida, es irreverente, es original y sobre todo es entretenida. Resulta un soplo de aire fresco y además está muy bien escrita y tiene unos personajes muy bien perfilados y desarrollados (con una excepción, que comentaremos después). Es admirable el retrato que se hace de los adolescentes, siempre obsesionados con el sexo por efectos cómicos, pero tratados con mucho respeto también por la cabeza pensante tras la serie, Laurie Nunn. Especialmente impresionantes son Maeve y Eric, interpretados a la perfección por unos soberbios Emma Mackey y Ncuti Gatwa (atención al capítulo de su cumpleaños), dos personajes ya para la historia de la comedia televisiva británica, o por supuesto el timorato Otis Milburn que compone un fantástico Asa Butterfield (¿alguna vez se le pondrá cara de adulto? Tiene 21 años y aparenta 14 o 15, lo cual es perfecto para este personaje). Tiene momentos, además, realmente divertidos y en general se trata de una serie que se devora muy rápidamente y que engancha desde el primer episodio.
¿Problemas? Algunos. Gillian Anderson es una gran actriz, pero aquí no está aprovechada. Parece mentira tener que decir esto, pero el personaje de Jean no tiene realmente demasiada importancia. Se acaba la temporada y apenas sabemos quién es esta mujer, qué siente, qué piensa, que oculta tras esa máscara pública. Apenas sabemos nada más aparte de que es la madre de Otis, tiene muchos amantes y se dedica a la terapia sexual y de pareja. Es un personaje claramente desaprovechado, extrañamente. Además, va de más a menos, con 5 primeros episodios francamente buenos y los tres últimos claramente inferiores, al querer introducir más drama, cuando lo que funciona en esta ficción es la comedia pura y dura.
Con todo, una más que notable serie de necesaria irreverencia y atrevimiento en los tiempos que corren.

Lo mejor: Su frescura y originalidad, y la interpretación de Butterfield, Mackey y Gatwa.
Lo peor: El personaje de Jean está desaprovechado, y va de más a menos.
[Leer más +]
19 de 23 usuarios han encontrado esta crítica útil