arrow

Ana Karenina (1935)

Ana Karenina
Trailer
7,1
1.618
Votar
Plugin no soportado
Añadir a listas
Sinopsis
Siglo XIX, Rusia zarista. Adaptación de la novela homónima del escritor ruso Leon Tolstoi. El conde Vronsky, un joven y apuesto oficial, se enamora perdidamente de Anna Karenina, esposa de un alto funcionario de San Petersburgo. Cuando se conocieron en una estación de tren, un guardavías murió arrollado por un tren, y Anna interpretó este hecho como un mal augurio. Como el marido de Anna se niega concederle el divorcio, deciden vivir juntos, pero, a partir de ese momento, se verán marginados por la sociedad a la que pertenecen. (FILMAFFINITY)
Dirección
Reparto
  Ver reparto completo
Año / País:
/ Estados Unidos Estados Unidos
Título original:
Anna Karenina
Duración
95 min.
Guion
Salka Viertel, Clemence Dane (Novela: Leo Tolstoy)
Música
Herbert Stothart
Fotografía
William H. Daniels (B&W)
Productora
Metro-Goldwyn-Mayer (MGM)
Género
Romance Drama Drama romántico Siglo XIX
Grupos  Novedad
Adaptaciones de León Tolstói Ana Karenina
8
Un torbellino de pasiones
Segunda adaptación al cine de la novela homónima de Leo Tolstoy. Dirigida por Clarence Brown y producida por David O. Selznick, obtuvo el premio a la mejor actriz del New York Critics Circle y el premio a la mejor película extranjera del Festival de Venecia.

La acción tiene lugar en Rusia (San Petesburgo y Moscú) en tiempos del zar Nicolás I (1825-1855). Narra la historia de Anna (Greta Garbo), casada en matrimonio de conveniencia con Alexei Karenin (Basil Rathbone), aristócrata y funcionario de alto rango. Tras conocer al conde Vronsky (Frederich March), se enamora de él. La película explica la conmoción que produce en el ánimo de Anna el súbito descubrimiento del amor y la pasión, ausentes hasta entonces de su vida. Por fidelidad a este amor sacrifica posición social, nivel económico, la compañía del hijo, el honor personal y el reconocimiento público. Asume una vida de marginación, cargada de grandes riesgos. El marido, encarnación de la crueldad, reacciona con ira incontenida: le niega el divorcio, las visitas al hijo y la humilla duramente. El torbellino de pasiones incluye la ingratitud del amante, el egoismo del hermano, la fría compasión de la cuñada, la añoranza del hijo, la coquetería de Kitty, etc. La película condena la doble moral y la hipocresía de la alta sociedad, el culto a las apariencias, el amor convenido por intereses ajenos a la pareja, la represión del amor sincero, la sujeción de la mujer al capricho del marido en la tramitación del divorcio. En suma, exalta el amor puro, sincero, desinteresado y dispuesto a los mayores sacrificios, pese a sus riesgos para la mujer. Son escenas destacadas la de la escalinata de la casa del marido, los ruegos a la cuñada para que perdone las debilidades del marido, la imagen del baile vista a través del arco del harpa.

La música combina melodías rusas tradicionales, mazurcas, canciones populares y acompañamientos de fondo de las escenas más emotivas. La fotografía aprovecha la extraordinaria fotogenia de la actriz para mostrar su belleza y atractivo personal. William Daniels, el fotógrafo habitual de Garbo, aportó una contribución decisiva para la exaltación de la actriz a mito del cine. Se sirve de una iluminación imaginativa y eficaz, de un vestuario espléndido y de una composición del dibujo de gran fuerza plástica. El guión contiene unos diálogos fluídos y equilibrados, elaborados por S.N. Behrman. La narración se desarrolla en un crescendo de inquietud, melancolía y tristeza, construído con gran sentido del ritmo. La interpretación de la protagonista destaca por la naturalidad, serenidad, aire distante y la mirada fría propia de las mujeres fuertes y atormentadas que encarnó en sus grandes papeles. Le acompaña un elenco brillante de secundarios de lujo. La dirección teje, con hilos de pasión y desventura, un relato emocionante e intensamente dramático.

La película obtuvo un gran éxito y confirmó el estrellado de Greta Garbo.
[Leer más +]
16 de 19 usuarios han encontrado esta crítica útil
9
La caída en desgracia de una mujer enamorada
Esta magnífica película retrata la inevitable caída en desgracia de una mujer que llevaba una vida respetable: casada con un alto funcionario de San Petersburgo, con una elevada posición y un gran prestigio social, un hijo al que adora, un hermano que vive en Moscú y al que visita de vez en cuando para reconciliar los problemas matrimoniales y familiares de éste... Pero en una de las ocasiones en las que va a visitar a su hermano, conoce a Vronski, un oficial del regimiento ruso. En seguida salta la atracción entre Anna y Vronski y ambos se ven arrastrados hacia una relación ilícita y adúltera que significará para ambos (sobre todo para Anna) la condena y la marginación social. Separada de su hijo por su intransigente marido (hombre frío que sólo cuida las apariencias y se niega a concenderle el divorcio para no ver salpicada su impoluta vida), Anna se sumergirá en el engañoso olvido de la pasión y tratará de vivir su amor al máximo, pero pronto el mar de fondo la arrastra y la conduce hacia la infelicidad, porque tiene el alma desgarrada debido a su separación de su hijo y por el ostracismo y el rechazo social a que está sometida.
Con unas excelentes interpretaciones (sobre todo de la bellísima y seductora Greta Garbo, cuya aura engrandece la película), una fotografía muy estudiada y que cuida mucho los detalles simbólicos (fíjense, por ejemplo, en el accidente de la estación que ocurre en el comienzo, o en el momento en que Anna se ve claramente dividida entre las exigencias de su hijo y las de Vronski, que la reclaman cada uno por su lado, o ese detalle curioso de la forma de encender los candelabros en la casa de Vronski), y con una banda sonora que acompaña con acierto y ofrece los toques adecuados de dramatismo.
Es un trágico drama que toca el alma, que transmite en toda su intensidad la tragedia de una buena mujer que descubre que tiene que pagar el precio más alto por sentir y consentir el verdadero amor de un hombre que no es su marido y experimentar la pasión aún conociendo de antemano las tremendas y desoladoras consecuencias de sus actos. No podemos condenarla; sólo podemos sentir compasión y vivir su desgarro interior.
Por cierto, muy bien adaptada la magistral novela de Tolstoi. Sólo le pondré una pega: me habría gustado que se desarrollara y se mostrara más la relación entre Kitty (la pariente de Anna que estuvo enamorada de Vronski y se desengañó cuando él la desdeñó por Anna) y Levin. Habría sido bonito ver la evolución de los sentimientos de Kitty para superar el desengaño y acabar enamorándose de Levin. Creo que, por lo bello de esta relación en el libro, podían haberle hecho más honor en la película, pero bueno, lo hecho hecho está y de todos modos la película es maravillosa.
[Leer más +]
8 de 11 usuarios han encontrado esta crítica útil