arrow

El infierno (1994)

6,9
1.018
Votar
Plugin no soportado
Añadir a listas
Sinopsis
Nelly y Paul son una pareja feliz. Mientras él dirige el bonito hotel que acaba de comprar en el campo, a orillas de un lago, ella cuida del hijo de ambos. Pero, como Nelly es muy guapa y atrae a todos los clientes del hotel, Paul, dominado por unos celos incontrolados y obsesivos, llega a creer que su mujer se acuesta con todo el mundo. (FILMAFFINITY)
Dirección
Reparto
  Ver reparto completo
Año / País:
/ Francia Francia
Título original:
L'enfer
Duración
101 min.
Guion
Claude Chabrol (Guión original: Henri-Georges Clouzot)
Música
Matthieu Chabrol
Fotografía
Bernard Zitzermann
Productora
MK2 Productions / France 3 Cinema / CED Productions / Cinemanuel
Género
Drama Celos Drama psicológico
7
La pirámide de Chabrol
“Una película es como una pirámide. Al principio, puedes ir despacio pero, a medida que avanza, no es posible mantener el mismo nivel de lentitud.” (Lynch on Lynch, de Chris Rodley).

Lo que Lynch viene a decirnos es que la estructura rítmica de una película, ha de ser piramidal. Pausada en su base y más acelerada cuanto más se acerca el fin del recorrido. Este sencillo símil, que evoca el ritmo (tiempo) mediante un edificio (espacio), me ha de servir para expresar cuál considero que es el principal –y casi único– defecto de ‘El infierno’ de Chabrol.

El planteamiento rítmico es, desde el inicio, apresurado. Chabrol despacha el encuentro, la boda y la paternidad de Nelly y Paul Prieur con una serie frenética de breves pinceladas; se muestra ansioso por llegar al quid de la cuestión. Genera una tensión malsana e inquietante. Emmanuelle Béart está maravillosa: carnal, ingenua y explosiva. François Cluzet actúa con solvencia. La historia no da tregua y, sin embargo, la pirámide no acaba de afinarse.

Noto un desfase entre el desarrollo argumental y el ritmo cinematográfico del viaje desquiciado de Prieur. O, por decirlo de otro modo, mientras el personaje se hunde más y más en las arenas movedizas de sus celos, no siento un mismo impacto visual y de montaje; no siento ese crescendo plenamente. El problema de empezar con un 'prestissimo' es que resulta complicado sostener (y percibir) aumentos de velocidad. Por ahí, en su último tercio, la cinta descarrila.

Cluzet acaba menos poseído que sobreactuado. Nos deja de importar el devenir de la pareja. Lo vemos todo con humor (una de las bazas recurrentes de Chabrol es la sonrisa juguetona que advertimos, para bien, en su manera de hacer cine), pero sin pánico.

El espíritu de lo bufo siempre ronda el alma del celoso; aunque a Chabrol, en este caso, le pediría yo una dosis extra de veneno.
[Leer más +]
19 de 20 usuarios han encontrado esta crítica útil
7
Nelly
Thriller psicológico realizado por Claude Chabrol (1930-2010), según guión que elabora a partir del que escribió (1964) Henri-Georges Clouzot (1964), con diálogos adicionales de José-André Lacourt. Se rueda en las localidades francesas de Revel (Mediodía-Pirineos), Castelnaudary (Languedoc-Rosselló) y Saint Ferréol (Langedoc-Rosselló) y en los platós de los Estudios Billancourt. Producido por Marin Karmitz para MK2 Productions y France 3, se estrena el 16-II-1994. La acción dramática principal tiene lugar en el Hostal del Lago, situado en una zona boscosa próxima a un gran lago artificial (Lac du Saint Ferréol) que se usa para el baño, la navegación a vela y la práctica de deportes acuáticos.

Los protagonistas son Paul Prieur (Cluzet), que ha adquirido recientemente la propiedad del hotel gracias a lo que heredó de su madre, sus ahorros y un préstamo bancario. Lleva trabajando en el establecimiento 15 años, conoce el oficio, el negocio va bien y se casa con la muchacha más guapa de la comarca. Nelly (Béart), de unos 20 años y de espíritu libre, es cariñosa, trabajadora, simpática, lista y atractiva. Está enamorada del marido y cuida bien al hijo, Vincent, de unos 18 meses. El médico del lugar es el doctor Arnoux (Wilms), Martineau (Lavoine) es el hijo del dueño del taller mecánico y Marilyn (Cardone) es la mejor amiga de Nelly.

Chabrol compra (1992) a la viuda de Clouzot el guión que éste había escrito para la película “El infierno”, que comenzó a rodar en 1964, pero que tuvo que interrumpir a causa de un ataque al corazón. A partir de este escrito, Chabrol elabora un nuevo guión con nuevos diálogos. La película resultante forma parte del conjunto de sus trabajos más apreciados. Describe con precisión las etapas sucesivas que llevan a un joven matrimonio a caer en una situación de tensión y conflicto que convierte la convivencia de la pareja en un infierno. El análisis que establece explica los hechos con coherencia y verosimilitud. La exploración que desarrolla de la mente humana y de las reacciones de los dos miembros de la pareja es brillante y convincente. Disecciona cada uno de los pasos del proceso con fluidez y detalle. Enumera las causas, las estudia y las explica. Habla de dudas, desconfianza, celos, violencia verbal, emocional y física. La obra construye una atmósfera de tensión y angustia, que transporta al espectador a un mundo opresivo y claustrofóbico, de excelente factura y notable belleza.

La fuerza de las situaciones se ve incrementada poderosamente mediante el uso que se hace de la ambigüedad, la elipsis y la indefinición. Aspectos importantes del relato no se explican o se explican de modo insuficiente, de modo que el ánimo del espectador se ve inundado de interrogantes y dudas, que amplían la intriga y ahondan los sentimientos de desorientación, temor y peligro. Las interpretaciones son convincentes, especialmente la de Emmanuelle Béart, que trabaja con naturalidad y luce encanto personal.

…/
[Leer más +]
14 de 15 usuarios han encontrado esta crítica útil