arrow

El político (1949)

El político
Trailer
7,4
2.433
Votar
Plugin no soportado
Añadir a listas
Sinopsis
Willie Stark (Broderick Crawford), un hombre honrado y valiente, sufre una transformación el día que decide entrar en política y descubre que todo es juego sucio. Tras ser elegido gobernador, olvidando sus principios, lo primero que hace es apoderarse de la prensa y la radio. Convertido en un ser corrupto hará cuanto esté en su mano para permanecer en el poder. (FILMAFFINITY)
Dirección
Reparto
Año / País:
/ Estados Unidos Estados Unidos
Título original:
All the King's Men
Duración
109 min.
Guion
Robert Rossen (Novela: Robert Penn Warren)
Música
Louis Gruenberg
Fotografía
Burnett Guffey (B&W)
Productora
Columbia Pictures
Género
Drama Política
8
Universo faulkneriano
Mientras de los vicios privados sigan saliendo virtudes públicas, mientras el fin justifique los medios y mientras del bien salga el mal, este sistema seguirá siendo el mejor, a excepción de todos los demás.
"All The King´s Men" es una película actual, no por el remake de Steven Zaillian (2006). Quizás sea uno de los precursores del cine independiente (Rossen es productor, director y guionista). Es una película auténtica, política, pero también entretenida. Se disfraza de falso documental. Junto con "Citizen Kane" (1941) "Elmer Gantry" (1960) y "All the President's Men" (1976) forma un poker de ases imprescindible sobre el tema de la psicopatologia del poder, la fascinación por la persuasión dialectica y la difusa frontera entre lo que dices para convencer y lo que realmente sientes.
Tal y como esta descrito en la película, el político profesional actúa continuamente, necesita de la gente. El hacer es una forma de derrotar al tiempo. El que le queda para rendir todo tipo de cuentas. Entonces aparece la ambición. No desean nada en particular, pero necesitan estar en movimiento. No tienen necesidad de la introspección personal, no se miran a sí mismos. Al final, solo les queda la melancolía, pero les faltó encontrar al otro.
El guión es magnífico, de una perfección clásica. Los personajes, tal cual el eslogan de Willi en la intimidad de la novela de Robert Penn Warren, son concebidos en pecado, nacen en medio de la corrupción y pasan del pestazo de los pañales al hedor del sudario. Sólo Quevedo lo podría describir mejor.
Aunque parezca que no hay redención posible, y volveremos a citar a Robert Penn Warren casi literalmente, "todo depende de lo que se haga con la Tierra. Un diamante es un puñado de tierra que se calentó mucho".
[Leer más +]
40 de 43 usuarios han encontrado esta crítica útil
7
Desde que murió Jesús Gil, la liga es un coñazo.
Me surge la duda de si los elementos esperpénticos en esta película surgen de forma desinteresada o están situados estratégicamente.
Tras cada discurso, el esfuerzo del espectador por escucharlo + comprenderlo, es supremo y acaba uno con las neuronas reventadas, de modo que si la siguiente escena no tiene mucho gancho se te cae la cabeza y duermes como cualquier diputado el día que no hace pellas. Es por ello que parece que Robert Rossen, en el momento preciso, te muestra a John Derek, ese actor de perfil griego, rostro simétrico, mirada montgomery y labios eróticos, en pañales. Y tu yo etéreo, que en esos momentos se disponía a alzar el vuelo, cancela el despegue sobresaltado al ver al tronchamozas con dodotis. Y de nuevo te sumerges en la trama. Grande Rossen.

Si esto ocurriese en una película de Ben Stiller, el hecho pasaría inadvertido para el espectador, pero en estas pelis viejas resultan sorpredentes, por inesperados, y le dan un toque muy sabroso. Recuerdo una peli en blanco y negro del Kurosawa, muy clásica y tradicional, muy seria, de esas que no dicen tacos y todo el mundo habla respetuosamente y tal, en la que aparecía paseando un pibe con un ovni incrustado en la cabeza.

Total, que mientras en “Lo que el viento se llevó” pasan tres cosas en cuatro horas y media, en ésta pasan quince a toda hostia y con enganches de este estilo friki-cómico. Además, hay mucho secundario relevante, protagonistas que evolucionan, muchos montajes de esos que aparecen mezcladas imágenes de periódicos con imágenes de la plebe, que molan un web, interpretaciones bien definidas y frases lapidarias que molan dos webs. Muy, muy bien.
[Leer más +]
36 de 45 usuarios han encontrado esta crítica útil