arrow

Mi tío Jacinto (1956)

Mi tío Jacinto
Trailer
7,5
1.301
Votar
Plugin no soportado
Añadir a listas
Sinopsis
Jacinto, un torero retirado que vive miserablemente con su sobrinito Pepote, recibe una carta en la que se le comunica que, según lo acordado, debe participar en una charlotada que se celebrará ese mismo día en Las Ventas. A Jacinto la carta le parece una broma de mal gusto, puesto que no ha firmado ningún contrato; pero, cuando está recogiendo colillas en los alrededores de la plaza, comprueba que su nombre figura en el cartel. (FILMAFFINITY)
Dirección
Reparto
  Ver reparto completo
Año / País:
/ España España
Título original:
Mi tío Jacinto
Duración
90 min.
Guion
Andrés Laszlo, José Santugini, Max Korner, Gian Luigi Rondi, Ladislao Vajda (Historia: Andrés Laszlo)
Música
Román Vlad
Fotografía
Enrique Guerner (B&W)
Productora
Coproducción España-Italia
Género
Drama Pobreza Infancia
9
Neo-realismo español
Obra maestra del cine español injustamente desconocida, debida a un director de gran talento como es Vajda. Tierna pero nunca blanda, de estremecedora sensibilidad sin recurrir al sentimentalismo facilón. Retrato veraz de la triste España de la época,a la vez lúcido y compasivo. Con un genial reparto de característicos, que componen una rica tipología popular tan auténtica como entrañable. Pablito Calvo supera su "Marcelino" y Antonio Vico regala una interpretación que es pura verdad aunando dignidad y derrota. Un verdadero clásico oculto de regusto "Capra" que roba con limpieza y honestidad las lágrimas del espectador superando en su terreno a títulos italianos de mayor fama.
[Leer más +]
39 de 41 usuarios han encontrado esta crítica útil
9
Sin ningún lugar a dudas, una obra maestra indiscutible.
Arranca la película al amanecer, con un niño saliendo en busca de leche, de una chabola donde malvive con su tio Jacinto, a la sazón un fracasado ex torero alcohólico y acaba de noche cerrada con ambos saliendo de plano felices y correteando.
Lo que se nos cuenta en esas horas, en las que tio y sobrino intentan a toda costa conseguir las 300 pts que le cuesta el alquiler del traje de torero, para así poder embolsarse las 1500 pts. toreando una charlotada en Las Ventas (oportunidad que se le presenta debido a un error de Correos), y recorriendo de cabo a rabo el Rastro madrileño y aledaños (prácticamente esta toda rodada en magníficamente fotografiados exteriores), mostrándonos las costumbres y miserias de la época a la manera del mejor neorrealismo (en cierto modo las andanzas de tio y sobrino recuerdan a las de padre e hijo en El ladrón de bicicletas), es una obra maestra indiscutible, realizada por un director que cuenta al menos con otras dos en su haber (El cebo y Un ángel paso por Brooklyn) y que a mi juicio junto con Edgar Neville son los dos mejores y mas personales, a la par que injustamente olvidados, directores del cine patrio.
Pablito Calvo y Antonio Vico, como sobrino y tio están, excepcionales, logrando que en más de una ocasión se te encoja el corazón por muy bregado que seas y destacar como curiosidad a un joven Luis Sánchez Polack “Tip”, como el encargado de vigilar la integridad del traje y a un entrañable José Isbert, como el desgraciado vendedor de Omegas falsos.
Obra maestra, absolutamente recomendable y cita ineludible para todo el que le guste el buen cine.
[Leer más +]
32 de 34 usuarios han encontrado esta crítica útil