arrow

La cabalgada de los malditos (1967)

5,1
177
Votar
Plugin no soportado
Añadir a listas
Sinopsis
Terminada la guerra de Secesión norteamericana (1861-1865), un grupo de soldados sureños, prisioneros en el fuerte Haukes, logra escapar. De su captura se encargará el mayor Wolcott, que obedece la orden a regañadientes, puesto que, finalizada la contienda, le parece inútil la masacre que se verá obligado a ejecutar. (FILMAFFINITY)
Dirección
Reparto
  Ver reparto completo
Año / País:
/ Estados Unidos Estados Unidos
Título original:
A Time for Killing
Duración
88 min.
Guion
Halsted Welles (Novela: Nelson Wolford, Shirley Wolford)
Música
Mundell Lowe
Fotografía
Kenneth Peach
Productora
Columbia Pictures Corporation
Género
Western
5
Otra visión del western y de la Guerra de Secesión
Película que promete en sus comienzos, y que pronto nos recuerda por su temática a "Fort Bravo" de Sturges, aunque en aquella el nivel general es mucho más alto. "La cabalgada de los malditos" es una peli de serie B de un director también B, Phil Karlson, que en mi opinión no es capaz de sacarle partido al presupuesto que tenía, y en especial, a un poco lucido Glen Ford. Tiene varias escenas de violencia que rozan el sadismo, propias de los 60 y 70 pero no del western más clásico de los 50. Los personajes se nos muestran agotados de la guerra, pero que reaccionan de muy distinto modo ante los acontecimientos narrados en el film, siendo ese aspecto psicológico el más atrayente del mismo. (ver spoiler)
Los indios son mencionados pero no aparecen en ningún momento. ¿Para no distraer la atención de lo principal o por el bajo presupuesto? Pero traspasar la frontera de Méjico como "Pedro por su casa" eso sí se filma, ¡faltaría más no defender la Doctrina Monroe!
[Leer más +]
3 de 3 usuarios han encontrado esta crítica útil
4
Triste cabalgada
Película que emula la genial "Fort Bravo" de John Sturgess. Desgraciadamente dista mucho de estar a la altura de ésta. Es claramente una cinta de seri B tanto en la dirección como los medios, los decorados e incluso las actuaciones dónde los "pesos pesados" dejan un tanto que desear en sus papeles: Glenn Ford se le ve fuera de lugar, como si su rol le hubiera sido impuesto con calzador. Inger Stevens muestra a lo largo de toda la película un rostro más pétreo que las numerosas rocas que aparecen durante los exteriores filmados y por último George Hamilton se limita a lucir palmito.

Lo mejor, los papeles secundarios. Bordados. Por los demás la cinta daba para más pero tras un comienzo prometedor poco a poco va decayendo hacia un final previsible.

Quizá sea justo rescatar el "mensaje" que la película quiere transmitir (explicado en el spoiler"). Seguramente lo verdaderamente importante de la cinta. Más que la persecución, las luchas o los enfrentamientos.
[Leer más +]
1 de 1 usuarios han encontrado esta crítica útil