arrow

El Gordo y el Flaco (Stan & Ollie) (2018)

El Gordo y el Flaco (Stan & Ollie)
Trailer
6,7
931
Votar
Plugin no soportado
Añadir a listas
Sinopsis
Stan (Steve Coogan) y Ollie (John C. Reilly), conocidos en castellano como "El gordo y el flaco", se embarcan en su gira de despedida ahora que su época dorada parece haber quedado anclada en el pasado. Con la ayuda de sus respectivas mujeres, Lucille (Shirley Henderson) e Ida (Nina Arianda), ambos logran conquistar al público de las salas de Reino Unido gracias a su peculiar manera de interpretar y de entender el mundo. Este biopic ahonda en la personalidad de ambos personajes y en las circunstancias personales que les convirtieron en figuras cómicas de leyenda. (FILMAFFINITY)
Dirección
Reparto
  Ver reparto completo
Año / País:
/ Reino Unido Reino Unido
Título original:
Stan & Ollie
Duración
97 min.
Estreno
15 de marzo de 2019
Guion
Jeff Pope
Música
Clint Mansell
Fotografía
Laurie Rose
Productora
Coproducción Reino Unido-Estados Unidos; BBC / Fable Pictures / Sonesta Films / eOne Entertainment
Género
Drama Comedia Biográfico Amistad Comedia dramática Cine dentro del cine Teatro Años 30 Años 50
9
Una delicia
Cuando ya estaba a punto de tirar la toalla y dejar de ir al cine, esta obra me ha devuelto (aunque solo sea durante un par de horas) la esperanza de que tal vez aún no esté todo perdido. Realizada en un mesurado tono menor a mí me ha parecido casi un milagro en el panorama actual de cine propagandístico y adocenado. Resulta un auténtico alivio dar con una obra que se limite a contar sin mayores pretensiones una historia de forma inteligente, sin tomar por imbécil al espectador.
Yo no le he encontrado ningún "pero" y eso me hace quizá más difícil escribir estas líneas. Puestos a destacar algo, yo diría que uno de los principales logros del director es haber acertado con el tono justo que la historia requería. Con apenas unas gotas más de sentimentalismo, es probable que la película hubiera descarrilado en un momento u otro. Jon Baird se las arregla para mantener la adecuada tonalidad vagamente nostálgica, evitando cualquier tipo de estridencias y sin desafinar en ningún momento. Otro gran acierto ha sido la elección de los actores. Ambos protagonistas, aparte de ser excelentes actores guardan un asombroso parecido físico con la mítica pareja formada por Stan Laurel y Oliver Hardy. Con una sorprendente soltura mantienen una especie de tonalidad media, entre elegíaca y humorística durante toda la proyección, y sortean con maestría la tentación de caer en el histrionismo. Y, para ser justos, también las dos actrices secundarias están maravillosas en su respectivos papeles de marimandonas y amantes esposas.
Si necesitas desintoxicarte de tanta basura como nos toca tragar últimamente, no deberías perdértela.
[Leer más +]
21 de 27 usuarios han encontrado esta crítica útil
8
Un homenaje que disfrutarán los nuevos y antiguos espectadores
Entre el Gordo y el Flaco hay algo más que peso; juntos hicieron más de 30 cortometrajes mudos, 40 cortos sonoros, 20 largometrajes y 10 cameos. Y es que, entre muchas de las parejas cómicas de la historia del cine, Stan Laurel y Oliver Hardy están considerados como unos de los mejores humoristas del séptimo arte.

La propuesta era arriesgada. Sin embargo, Jon S. Baird y su equipo la han sabido ejecutar sin escatimar en detalles ni añadir florituras innecesarias. Jon, que después de Filth, el sucio (con James McAvoy) se había estado dedicando a las series de televisión, ahora vuelve con fuerza a la gran pantalla. Pero es Jeff Pope, un gran admirador del dúo cómico y conocido productor y guionista, quien se encarga de sacar a relucir la gira teatral que realizó la pareja por el Reino Unido a principios de los 50.

Pope y Baird cuentan con dos excelentes actuaciones. Por un lado Steve Coogan, que ya había colaborado con Pope en el guion nominado al Óscar de Philomena y, por otro, el cómico John C. Reilly (Chicago, Guardianes de la galaxia). Ambos se han llevado nominaciones por estas interpretaciones en los Globos de Oro y los BAFTA.

El film sabe arrojar luz sobre un periodo concreto de este dúo y descubre mucho más que una mera biografía. El tesoro se encuentra en dos personas muy distintas a las que les une algo más que sus personajes. Así que, entre payasadas y lagrimillas, no solamente celebran la grandeza del Gordo y el Flaco sino que retratan una alabanza a la amistad.

Contraste.info
[Leer más +]
17 de 19 usuarios han encontrado esta crítica útil