arrow

Carlos (Miniserie de TV) (2010)

7,1
2.304
Votar
Plugin no soportado
Añadir a listas
Sinopsis
Miniserie de TV. 3 episodios. Ilich Ramírez Sánchez, alias Carlos, es un personaje clave de la historia del terrorismo internacional de los años 70 y 80. Considerado por algunos una figura de la extrema izquierda romántica, era, de hecho, un mercenario oportunista que trabajaba para los servicios secretos de cualquier potencia. Además, llegó a formar, al otro lado del Telón de Acero, una organización criminal que estuvo activa durante los últimos años de la Guerra Fría. (FILMAFFINITY)
Dirección
Reparto
  Ver reparto completo
Año / País:
/ Francia Francia
Título original:
Carlos
Duración
333 min.
Guion
Olivier Assayas, Dan Franck
Música
Varios
Fotografía
Yorick Le Saux, Denis Lenoir
Productora
Coproducción Francia-Alemania; Films en Stock / Egoli Tossell Film
Género
Serie de TV Drama Thriller Miniserie de TV Biográfico Terrorismo Años 70 Años 80
8
La Prima Donna de la Internacional Terrorista
Más que una miniserie esto es una película de cinco horas y media. Por lo visto hay una versión para cine acortada que no he visto porque aún no ha llegado aquí, y yo soy tan legal como el protagonista de este peliculón.

La banderita y el director son franceses, pero no hagan caso. Se habla en multitud de idiomas: español, francés, árabe, japonés, alemán, ruso, húngaro o lo que corresponda a cada personaje, que por cierto todos están interpretados por actores de la nacionalidad de su papel, hasta el prota, que es venezolano y lo interpreta un Édgar Ramírez inconmensurable. Pero el idioma que más se usa es el inglés, que es el que usan para entenderse entre ellos. O sea, que si no se ve en versión original debe perder bastante.

Es como el reverso tenebroso "Munich" de Spielberg pero más larga, más amplia, más longeva, más buena, y hasta me atrevería a decir que increíblemente más cara.

No hay que tener miedo a su larga duración, es bastante amena, y además ayuda a comparar cómo cambia el mundo en veinte años, mientras casi imperceptible un hombre pasa del terror contra el capitalismo en nombre de la revolución, a montar un terrorífico negociete capitalista en nombre de la revolución. Vamos, lo de siempre.
[Leer más +]
37 de 41 usuarios han encontrado esta crítica útil
6
Sí, es el Chacal. Y se los fuma doblaos.
Si eres de los que se indignan porque en las pelis americanas hasta los esquimales hablan inglés, con esta te lo vas a pasar pipa. Eso sí, date un paseo por la Escuela de Idiomas y ponte las pilas porque Carlos es una verdadera torre de Babel, donde se habla español, francés, inglés, árabe, ruso, alemán… hasta en hebreo les escuché. Es la primera vez que veo algo así, me parece arriesgado de cojones, y como todo lo que presuponga que el espectador es inteligente, me gusta.

Carlos pretende reconstruir la vida y milagros del Chacal de la forma más fidedigna con los hechos reales. Bruce Willis no se alquila el brazo de Terminador en esta. Es un recorrido denso por el entramado político de la década de los 70 y se me antoja necesario conocer medianamente el contexto; si no, seguramente será muy difícil no perderse. Personalmente, encuentro la historia especialmente atractiva después del secuestro de los ministros de la OLP. Eso de convertirse en un mercenario a sueldo y ver cómo le van llegando las ofertas de distintos gobiernos para trabajar para ellos, aparte de cómo los intereses políticos se van entremezclando con los de la causa hasta llegar a un punto en el que no queda más remedio que ser realista o dejarse atrapar es un puntazo. Pero, y aquí está el fallo, la historia se centra tanto en los entresijos políticos que descuida el desarrollo de los personajes principales. Al final, Carlos no acaba de llegarme. Se me queda muy descafeinado.

Me explico: no es lo mismo escribir un reportaje que una novela. En uno te tienes que ceñir a los hechos lo más posible, mientras que en la otra tienes que ceñir los hechos lo más posible al disfrute del lector. Uno no se ve la peli de Chacal para ver un reportaje dramatizado sobre los entresijos del terrorismo internacional en los 70. Eso lo sabía también Spielberg cuando hizo Munich, a la que la estética de Carlos me recuerda enormemente (salvando las distancias). Sabía que su protagonista tenía que tener motivaciones, personajes importantes a su alrededor para complementarle… A Carlos no se le pueden pedir escenas de acción de ese calibre, pero sí que se le puede pedir un Chacal con el que el espectador se sienta identificado. Para ir con él a través de las casi seis horas que dura el viaje. Pero no. Este Chacal es plano; cuesta simpatizar con él. A mí se me hizo como el personaje de Daniel Craig en Munich: de esos que son interesantes vistos desde los ojos de otro, pero que pierden su encanto al ser protagonistas.

Muy recomendable a pesar de sus defectos. Un aviso a los fumadores: si os estáis quitando, ni se os ocurra verla. Los tíos fuman en los bares, restaurantes, oficinas, autobuses… ¡y no paran! Uno detrás de otro. Se dice que al protagonista lo han hecho miembro honorífico de Tabacalera. Os reto a que contéis cuántos cigarrillos se encienden en total. Usad un ábaco, calculadora, ordenador… lo que os de la gana. Os aseguro que no vais a tener huevos.
[Leer más +]
30 de 38 usuarios han encontrado esta crítica útil
Relaciones 1