arrow

Crossing Lines (Serie de TV) (2013)

Crossing Lines (Serie de TV)
Trailer
5,5
437
Votar
Plugin no soportado
Añadir a listas
Sinopsis
Serie de TV (2013). Una unidad especial de la policía investiga delitos en serie que se producen dentro y fuera de Europa. Se trata de un cuerpo semejante al FBI. (FILMAFFINITY)
Dirección
  Ver todos los directores
Reparto
  Ver reparto completo
Año / País:
/ Alemania Alemania
Título original:
Crossing Lines (TV Series)
Duración
43 min.
Guion
Edward Allen Bernero, Oliver Hein-Macdonald, Christopher Smith, Corinne Marrinan, Rachel Anthony, Jason Bernero, Clive Bradley, Erika Harrison, James Moran, Frank Spotnitz
Música
Guillaume Roussel, Trevor Morris
Fotografía
Laurent Barès, Nicolas Massart, Sam McCurdy, James Welland
Productora
Coproducción Alemania-Francia-Estados Unidos-Bélgica; Tandem Communications / Bernero Productions / TF1 Production
Género
Serie de TV Acción Drama Crimen Policíaco
4
Sin cruzar ningún tipo de línea
Tiempo de verano y de refrigerios… Esta vez vamos a tener una “Mentes criminales” en formato europeo y aroma de coproducción. La idea —como tal y para venderla por el invento sofisticado del siglo en USA— no es mala siempre y cuando tengas buenos casos y guiones. No se puede hablar demasiado bien de lo mostrado en el capítulo doble que forma el piloto de “Crossing Lines”. Realmente pocas líneas de originalidad se cruzan en un equipo internacional encabezado por un jefe (Marc Lavoine) que da vía libre a toda clase de estereotipos y tragedias en el pasado. ¿Dios los cría y ellos se juntan? Para males un ex-policía de Nueva York, Carl Hickman, que desconozco si quiere ser una versión policial del Dr. Gregory House o el enésima herida sin cicatrizar en todos los sentidos. Sí, disponemos de una vieja lesión y una adicción medicinal y mucha mala leche pero sin frases ingeniosas.

Creo que funciona poco y todo es demasiado rutinario y aburrido para ser un entretenimiento veraniego. Debería pretenderse algo mucho más sofisticado y más imprevisible, algo que realmente dinamite no los prefijados conceptos del procedimental pero sí los resortes dramáticos por encima de líneas trilladas que, contradictoriamente a su título, nunca llegan a cruzarse correctamente. ¿Después de “Hannibal” se le exigía algo más a la NBC? Precisamente aquí falta mucha personalidad y comparaciones un tanto desatinadas. ¿De verdad que este equipo aspira a ser La Liga de la Justicia del procedimental? El primer asesino en serie caza, apuñala y desfigura a sus víctimas para que éstas no puedan ser reconocidas… Los despliegues y las exposiciones del equipo son tan anodinas como chistes de Amsterdam que desconocemos si entenderá el público norteamericano. Ya sea por demostrar que en Europa también hay asesinos en serie depravados y escurridizos y, por supuesto, detectives atormentados, tenemos nuestro propio tormento.

Algunos aquí podrán divisar algo de policiales británicos bajo estructuras de procedimentales norteamericanos pero al hibrido le falta algo distintivo por encima de viejas fórmulas. No detecto demasiado méritos salvo a nivel de venta internacional del producto visitando capitales europeas. Personalmente recuerdo una de las injustas cancelaciones del año pasado titulada “Hunted”, que será reanimada por Cinemax como miniserie-spin-off y así dar continuidad al personaje que interpretaba Melissa George. La serie que creó Frank Spotnitz le da mil vueltas a “Crossing Lines” en cualquiera de sus planteamientos pese a apuntar y disparar sobre diferentes géneros. Ya sea por recordarme Donald Sutherland a ese P-E-D-A-Z-O---B-O-D-R-I-O titulado “La bala del asesino” o porque simplemente la serie no vale ni un colín, mi colín deja de meterla aquí.
[Leer más +]
13 de 15 usuarios han encontrado esta crítica útil
6
Cruzando fronteras
Pues... ¿Qué quieren que les diga? A mí no me ha parecido mala. Al contrario, encuentro en su desbarajuste y su surrealismo soterrado de refriegas internacionales un tanto de frescura y esa dosis de imaginación cuasi infantil necesarias como para dar vidilla a una serie sin pretenciones. Tiene un reparto decente, con un, eso sí, cargante Donald Sutherland en el papel de Michel Dorn, un miembro de la Corte Penal Internacional de La Haya, pero con otros como Richard Flood, su mujer Gabriella Pession, Marc Lavoine que está a cargo del equipo y uno que sí que me parece que disminuye su capacidad a medida que se suceden los capítulos: William Fichtner, en el papel de Carl Hickman, un ex-policía de Nueva York que recorre Europa en busca de un tratante de menores que le invalidó una mano. En la tercera temporada se renueva prácticamente toda la plantilla actoral, aunque la línea sigue siendo la misma.
[Leer más +]
5 de 5 usuarios han encontrado esta crítica útil