arrow

Robin Hood (2010)

Robin Hood
Trailer
6,1
41.463
Votar
Plugin no soportado
Añadir a listas
Sinopsis
Inglaterra, siglo XIII. Robin Longstride (Russell Crowe), un magnífico arquero que ha luchado en las Cruzadas al servicio del rey Ricardo Corazón de León (Danny Huston), vuelve de Tierra Santa luchando contra los franceses y saqueando poblados. Cuando Ricardo muere alcanzado por una flecha, Robin se traslada a Nottingham para cumplir una promesa que hizo a Sir Robert Loxley (Douglas Hodge) antes de morir: llevar su espada a su padre, Sir Walter Loxley (Max Von Sydow). Allí conoce a Lady Marion (Cate Blanchett), la viuda de Loxley. Mientras tanto, en Inglaterra, reina Juan Sin Tierra (Oscar Isaac), un rey sin carácter e incapaz de hacer frente tanto a las rebeliones internas como a las amenazas externas urdidas por el pérfido Godfrey (Mark Strong). El objetivo de Robin y sus hombres será impedir una sangrienta guerra civil y devolver la gloria a su país. (FILMAFFINITY)
Dirección
Reparto
  Ver reparto completo
Año / País:
/ Estados Unidos Estados Unidos
Título original:
Robin Hood
Duración
131 min.
Estreno
14 de mayo de 2010
Guion
Brian Helgeland (Historia: Brian Helgeland, Ethan Reiff, Cyrus Voris)
Música
Marc Streitenfeld
Fotografía
John Mathieson
Productora
Universal Pictures / Scott Free Productions / Imagine Entertainment
Género
Aventuras Acción Siglo XIII Edad Media Capa y espada Cine épico
Grupos  Novedad
Robin Hood
5
Manual de cine palomitero para toda la familia (AKA "Gladiator se disfraza de Legolas Wallace y viaja al País de Nunca Jamás")
¡Buenas noches camarada! ¿Dispones de varios millones de dólares de presupuesto? ¡Genial! Entonces vamos a hacer una película. Pero una película épica y palomitera, de las que cunden. Yo tengo las claves, no dudes en seguirlas paso a paso:

1. Escoge tema atractivo para el público. Para ello no tienes que esforzarte mucho: simplemente elige alguna historia ya escrita y que despierte un mínimo de interés si la cuentas a modo de superproducción. Los superhéroes de comic son una buena idea, pero las historias épicas suelen tener mayor cabida entre el público.

2. Todo tiene que ser impactante visualmente. En plan oooOOOOH!!

3. Las escenas de acción son clave, y más aún si te llamas Ridley Scott. Pero recuerda que esta película es para toda la familia, así que no seas muy explícito y violento, no vaya a ser que perdamos al público de entre siete y trece años.

4. Por la misma razón, no te olvides de sazonar la historia con alguna que otra frase chistosa y situaciones divertidas de esas que despiertan risas en la sala de cine. Eso siempre mola.

5. Cubiertos los puntos anteriores, poca cosa más queda por hacer. El guión lo puedes escribir tomando unas cañas con los amigos. Da igual que el argumento sea inverosimil o absurdo, lo importante es lo que sigue:
5.a. No te preocupes del rigor histórico: en vez de adaptar la Leyenda a la Historia, adapta la Historia a la Leyenda.
5.b. El maniqueísmo es una opción muy respetada en este tipo de cine. Y cuanto más exagerado, mejor. Cuando los malos maten a los buenos el público llorará y cuando los buenos maten a los malos el público aplaudirá. ¡Es magnífico!
5.c. Si te ves fuerte, intenta añadir algo de profundidad al argumento. Utilizar fugaces y videocliperos flashbacks que no aportan nada a la historia suele ayudar bastante.
5.d. IMPORTANTÍSIMO meter pachocheo y romance. Hazlo aunque sea con vaselina y calzador, pero hazlo.

6. El protagonista debe pronunciar al menos un discurso yankee de estos que provocan erecciones entre el colectivo adolescente. Así como en Gladiator o en Braveheart.

7. Si consigues una banda sonora medianamente decente, mejor que mejor. Eso suele aportar emoción a cualquier cosa, por muy insignificante que sea (especialmente si está filmada a cámara superlenta).

8. Finalmente llama a algún secundario como William Hurt que intente levantar un poco el resultado final.

9. Pero, ante todo, deja todo preparado para una posible segunda parte. No vaya a ser que perdamos la oportunidad de cosechar otra fortuna con este cine palomitero que tanto entretiene a las masas.

¡Entretenimiento asegurado, éxito garantizado!
¡Hollywood, allá vamos!
[Leer más +]
250 de 308 usuarios han encontrado esta crítica útil
7
El hijo del cantero
A bote pronto yo diría que este “Robin Hood” recién salidito del horno nos induce, inevitablemente, a establecer dos grandes comparativas: la que lo vincula con las versiones anteriores de Fairbanks, Flynn, Connery, Costner o Bergin y la que lo vincula con “Gladiador”, el último gran trabajo de la dupla Scott-Crowe.

Pues bien, mientras resulta obvio que este “Robin Hood” dista mucho de la extraordinaria dimensión épica y emotiva que el bueno de Ridley consiguió imbuir en la homérica historia de Máximo Décimo Meridio lo que no me parece justo es adherirme a todas esas voces que proclaman que esta peli es una especie de petardo. Ni mucho menos. Y si bien es cierto que la peli de Scott tira de cliché y rebaja sustancialmente el perfil heroico de este legendario personaje, también es cierto que este nuevo “Robin Hood” ofrece una nueva perspectiva: la que nos aclara por qué cojones el arquero más famoso del séptimo arte decidió, un buen día, convertirse en un proscrito que robaba a los ricos para dárselo a los pobres. Una perspectiva que -exceptuando la crepuscular versión de Lester- considero mucho más sobria, realista e interesante que todas las anteriores.

Siete puntazos, por lo tanto, para un espectacular y revisionado “Robin Hood” que -sin ser un peliculón- consigue prescindir, al menos, de esas ridículas melenitas y leotardos de antaño para regalarnos más de dos horas de puro deleite visual. Y yo, con eso, me conformo.
[Leer más +]
89 de 121 usuarios han encontrado esta crítica útil